Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ESPAÑA DOMINGO, 27 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es españa ABC Un viaje anómalo que acabó en desastre 1. Un maquinista olvidadizo Francisco José Garzón, el maquinista del Alvia siniestrado en Galicia, no tiene en su expediente profesional falta alguna. Es cierto que hace años, cuando trabajaba en otras líneas, ignoró una señal de la vía férrea. Sin embargo, aquel suceso, que no tuvo consecuencias, estuvo precedido, solo un día antes, de un incidente en el que él no tuvo responsabilidad alguna pero que tuvo consecuencias trágicas. Sin embargo, a los investigadores les llama la atención que cuando declaró por primera vez ante el juez tras el siniestro de Santiago que no contara que hasta instantes antes del descarrilamiento estaba hablando por el teléfono móvil con el interventor. Es más; no compareció ante Luis Avial para admitir esa circunstancia hasta que no se conoció el hecho a través de los medios de comunicación. El episodio de su cuenta de Facebook, en la que el 8 de marzo de 2012 escribió qué gozada sería ir en paralelo con la Guardia Civil y pasarles haciendo saltar el radar. Je je menuda multa para Renfe. Jeje es también significativo para las fuentes consultadas por ABC. 2. Se activó dos 1. Una veces el hombre conversación muerto inoportuna Los expertos en seguridad ferroviaria consultados por ABC muestran su extrañeza por el hecho de que el dispositivo hombre muerto se activara dos veces a los diez minutos de salir de la estación de Orense y con un intervalo de 120 segundos. Parece claro que el maquinista no estaba centrado en lo que hacía, porque que salte una vez el tren bajó su velocidad en ese momento de 110 a 48 kilómetros por hora es posible; que lo haga dos es insólito Este dispositivo se activa si no se pulsan determinados botones de la cabina cada 10 segundos; en ese momento, durante cinco, salta una alarma con un volumen importante para dejar que el maquinista reaccione. Solo en el caso de que no lo haga el tren frena. Y en ese viaje ocurrió dos veces, lo que las fuentes consultadas consideran excepcional No solo eso; el maquinista tampoco reaccionó cuando se produjo el cambio de tensión previsto debe reaccionar acelerando para que la unidad no note una alimentación eléctrica más débil lo que podría indicar otro despiste. El juez no ha preguntado por ello. El maquinista no se acordaba, y su interlocutor, el interventor del tren Alvia, Antonio Martín Marugán, tampoco. Pero lo cierto es que el segundo llamó al primero por el teléfono móvil en un momento crítico cuando el tren debía disminuir su velocidad en su aproximación a la estación Santiago de Compostela y ninguno lo contó hasta que trascendió el dato. Las fuentes consultadas por ABC consideran que la llamada es, cuando menos, inoportuna Por su duración un minuto y 40 segundos y por su contenido, ya que en ningún caso es el maquinista quien decide qué vía va a utilizar. Sí parece que es un conversación habitual entre un maquinista y un interventor. Pero siendo eso así, son llamativas dos cosas: en primer lugar, que utilizaran el teléfono móvil, cuando disponen de un interfono, que además tiene la particularidad de que deja grabada la conversación en la caja negra; y en segundo, que nadie había comprado un billete para Pontedeume, estación por la que se interesaba el conductor porque alguno de los pasajeros había preguntado por ella. 4. Nadie cuestionó la seguridad Entre las funciones de los maquinistas está la de alertar de cualquier cosa que ponga en peligro la seguridad del tren. El maquinista comentó tras el siniestro que ya había dicho que esa curva (por la de Angrois) es inhumana Esa supuesta queja no figura en ninguna parte; ninguno de sus compañeros en todos los meses que ha estado en funcionamiento la línea ha hecho tampoco alegación alguna; nadie se había quejado de ese tramo. ¿Por qué solo tras la tragedia dijo eso el maquinista del Alvia? 5. El segundo maquinista ve el tramo seguro Javier Illanes Álvarez, de 47 años, había sido el maquinista del Alvia hasta Orense, desde su salida de Madrid. En todo ese trayecto no se produjo incidencia alguna. Estuvo con su compañero en cabina en los primeros minutos, y luego la abandonó para solucionar una incidencia del aire acondicionado. Sobre la curva donde se produjo el siniestro afirma: Es un tramo delicado porque hay que reducir mucho la velocidad del vehículo. Estás circulando a 200 kilómetros por hora y antes de llegar a un punto kilométrico determinado, que ahora mismo no podría decir cuál es, hay que ir reduciendo para pasar por ese punto a 80. Esto aparece indicado en el Libro Horario, que es un libro que hay que llevar en la cabina por normativa y que hay que estar viendo continuamente. Al ser un recorrido que hago con habitualidad, cuando veo que me acerco a ese punto, ya reduzco la velocidad de una forma más o menos mecánica e intuitiva No tengo ni idea de por qué descarriló el tren. No me lo explico Como se ve, en ningún momento dice que se trate de un tramo inseguro o peligroso. Secuencias de un trayecto sin destino km h km h km h 20.05 El tren sale de la estación de Orense 20.08 54- 20.12 04 2 maquinista también en cabina. Hablan sobre una avería del aire acondicionado 20.15 19 Se activa el dispositivo hombre- muerto en el kilómetro 8,889. La velocidad baja de 110 a 48 km h 20.17 04 Vuelve a saltar el hombre- muerto. La velocidad baja de 109 a 86 km h 20.29 02 Suena la alarma del sistema ASFA por superar la velocidad de 201,25 km h 20.29 49 Se apaga la alarma al reducir el tren la velocidad a 197 km h 20.30 49 Vuelve a sonar la alarma 20.32 01 Se apaga la alarma Llamada del interventor