Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA Golpe a la Justicia Los partidos DOMINGO, 27 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es españa ABC ¿Te vienes? ANÁLISIS ESTEBAN GONZÁLEZ PONS 829 razones nos de un año de condena por cada uno de sus muertos. Porque defiendo el celo profesional de los magistrados españoles que, aplicando buena doctrina jurídica, ganaron siempre al terrorismo. Porque me preocupa que violadores, aún peligrosos, sean excarcelados sin más. Yo voy. Porque creo que las víctimas del terrorismo nunca deben estar solas. Yo voy. ¿Vamos juntos? VICESECRETARIO GENERAL DE ESTUDIOS Y PROGRAMAS DEL PP ANÁLISIS CARLOS FLORIANO Y o voy. Porque creo que la sentencia del Tribunal de Estrasburgo ha sido injusta con las víctimas del terrorismo. Porque pienso que los jueces europeos resultan más compasivos con los verdugos que con sus víctimas. Porque es indecente que un criminal pague me- razones para estar junto a las víctimas, los 829 asesinatos que cometió ETA desde 1960 hasta 2010, desde Begoña Urroz, un bebé de 22 meses, hasta Jean Serge Nerín, un brigadier francés. Pienso en los 532 días de tortura de Ortega Lara, en los angustiosos días ante- 829 riores al asesinato de Miguel Ángel Blanco, en mi compañero Manuel Giménez Abad y en tantos otros, conocidos o no, hijos, madres y padres. Pienso en tanto sufrimiento. Sólo desde la frialdad más alejada de una interpretación justa del Derecho se puede dictar una sentencia como esta. Aquí hay vencedores y vencidos, asesinos y víctimas, aunque no lo entiendan los magistrados del TEDH. VICESECRETARIO GENERAL DE ORGANIZACIÓN DEL PP El PP instó al PSOE a cambiar el Código Penal hasta seis veces entre 1986 y 1993 El Ejecutivo de Felipe González rechazó las propuestas por reaccionarias ANA I. SÁNCHEZ MADRID Protagonistas parlamentarios Advierte el dicho popular que hablar a toro pasado es sencillo. En el caso del final de la doctrina Parot más bien puede resultar doloroso. Y es que el destino de muchos etarras que ahora pueden quedar libres podría ser otro si los gobiernos de Felipe González hubieran admitido la batería de iniciativas presentadas por el Grupo Popular entre 1986 y 1993 para endurecer las penas o modificar el Código Penal. La primera propuesta del PP, en 1986, cobró forma como proposición de ley para incorporar la intencionalidad terrorista como agravante. También en ese año, los populares presentaron una modificación de la ley orgánica sobre actuación de bandas armadas para que los condenados por terrorismo fueran destinados a establecimientos de régimen cerrado. Ambas fueron rechazadas como inconstitucionales por el entonces secretario general del PSOE, Carlos Navarrete. El Tribunal Constitucional, años después, demostraría el error de este planteamiento al avalar la doctrina Parot. Los populares no se arredraron y en diciembre de 1989 presentaron una proposición no de ley que instaba al Ejecutivo a elaborar un proyecto de ley que excluyera del régimen de beneficios a quien perteneciera a banda armada y fuera condenado por delitos contra la vida, la integridad física o la libertad. El PSOE despachó el texto con un no alegando que la redacción era ambigua pero el PP siguió adelante con su ofensiva y en 1990 registraba una proposición de ley para mo- J. L. Rodríguez Zapatero AÑO 1991: DIPUTADO PSOE Rodrigo Rato Figaredo AÑO 1991. PORTAVOZ DEL PP Carlos Navarrete Merino AÑO 1986: SECR. GRAL. GRUPO PSOE Solicitar restricciones a los beneficios penitenciarios en los criminales sería una política reaccionaria La sociedad tiene derecho a defenderse de los que atentan contra la libertad, la integridad y la esencia de la democracia Sería inconstitucional privar de la redención de penas por el trabajo a quienes hayan cometido acciones terroristas dificar el Código Penal y establecer el cumplimiento íntegro de la condena para terroristas y narcotraficantes. Tampoco progresó. En el primer semestre de 1991 los etarras cometieron más asesinatos que en 1990 y casi tantos como en 1988 y 1989, pero nada de aquello alteró la indiferencia del PSOE. Los populares volvieron a intentarlo en julio de 1991. El portavoz del PP, el exministro Rodrigo Rato, defendió una proposición de ley orgánica argumentando que la sociedad española tiene derecho de defenderse Chocó con el entonces diputado José Luis Rodríguez Zapatero, que tachó la propuesta de reaccionaria La posición del PSOE se endureció y en los dos años siguientes ni siquiera sometió a debate otra proposición de ley del PP con el mismo objetivo. En 1993 los populares volvieron a presentarla pero fue rechazada, y unos meses después registraron una proposición de ley orgánica para que los beneficios penitenciarios se aplicaran sobre el total de las penas, la esencia de la doctrina Parot. El PSOE replicó entonces que todas las penas, junto a otras finalidades disuasorias, incluyen la finalidad de la orientación de reinserción social, de reeducación de los penados