Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ENFOQUE DOMINGO, 27 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es ABC Disturbios en Brasil Lo que no puede ser, no puede ser... ÁNGEL EXPÓSITO Y además es imposible. Lo que está pasando en Brasil da la razón a Charles Maurice Talleyrand que no al Guerra, porque la frase no es suya Y es que los milagros, en economía, no existen. Ni siquiera en los países emergentes. Porque el futuro es evidente y las potencialida- des también, pero conviene mirar, aunque sea de reojo, al presente: el milagro económico chino está muy bien, siempre que no se vea la realidad infinita de la China profunda. Con Turquía pasa igual, si no pensamos en las mujeres o en los kurdos. En Sudáfrica, tres cuartos de lo mismo, si nos olvidamos de los mineros y los abusos policiales. Y en Brasil... En Brasil hemos asistido a cómo la deslumbrante personalidad de Lula atrajo desde el Mundial de Fútbol a los Juegos Olímpicos. Hemos vivido cómo la chaladura bolivariana y el disparate argentino han dejado a Brasil en una ventaja regional inaudita. Por potencia, por preparación y por categoría, seguro que cumplirán las expectativas, pero todo a su tiempo. Porque es imposible ser potencia mundial en medio de las favelas y con unas tasas de criminalidad como las que arrasan sus grandes ciudades; como tampoco puede ser que se pase del Tercer Mundo al G- 8 en diez años. Los milagros en economía no existen. Que nos lo digan a nosotros. Ni pasas de estar intervenidos a crecer el 2 por ciento en dos años; ni de un paro del 25 al 15 en una legislatura; ni de la mitad del sistema bancario corrompido, al crédito para las pymes en un santiamén. Ni el fútbol ni la ilusión puede anticipar el futuro. En Brasil, tampoco.