Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 27 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es ENFOQUE 5 MARIANO RAJOY FRANCOISE HOLLANDE ANGELA MERKEL REUTERS Obama sale de un restaurante de Brooklyn con dos bolsas con pasteles de queso, ayer, junto a Bill de Blasio, candidato demócrata a la Alcaldía de Nueva York El espionaje de EE. UU. a líderes mundiales La risa de Obama y el lamento progre ÁLVARO MARTÍNEZ Dado de brea y emplumado. Así tendría la progresía mundial (la política y la mediática) a George W. Bush si aún pudiese poner los pies en la mesa del Despacho Oval, después de que se haya conocido que los espías estadounidense hacen su trabajo: espiar. Las revelaciones que escondía el material clasificado hurtado por el soplón Edward Snowden han sentado particularmente mal a una izquierda que consideraba impensable que aquel príncipe de las libertades que les dejó alelados con su victoria en noviembre de 2008 fuese capaz de espiar a una treintena de líderes mundiales, como un despiadado Bush cualquiera. Pero lo cierto es que Obama ya había ofrecido antes pistas fiables de que en Estados Unidos las cosas no cambian así como así. El mantenimiento juncal y sin merma del penal naranja de Guantánamo (contra el que aquel senador de Illinois se había desgañitado años atrás) y la ejecución a tiros a Bin Laden en un país extranjero antes de tirar su cuerpo al mar y sacudirse las manos, eran la prueba de que en algunas cuestiones trascendentales es irrelevante quien sea el inquilino de la Casa Blanca. Pero Obama tiene bula y sus contradicciones de dimensiones oceánicas le son perdonadas o resueltas con tres avemarías de penitencia y un pellizco de monja, aunque todo un Nobel de la Paz mantenga operativo una especie de Gran Hermano clandestino, de alcance planetario, del que no se escapan ni Merkel, Hollande o Rajoy. Protestan los socios con la boca pequeña, sin demasiado ánimo de incordiar, sabedores de que sus servicios de inteligencia están haciendo ahora mismo algo parecido que los de EE. UU. y que aquel diablo cojuelo que hace tres siglos ya levantaba los tejados de Madrid para husmear en las casas. La información es poder. Obama ríe; solo sufren los progres, sollozando un quejumbroso tú también Barack, tú también INTERNACIONAL