Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 22 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es AGENDA 59 NECROLÓGICAS JOAQUINCHO BALEZTENA (1929- 2013) PATRIARCA DE UNA DINASTÍA CARLISTA ISFRUTÓ de la vida, de su tierra, de sus amigos y de su gente sin apartarse nunca del carlismo de sus mayores. Mas tampoco quiso nunca imponer nada. Joaquincho Baleztena era el hijo mayor de Ignacio Baleztena Ascárate, el célebre Premín de Iruña un católico y carlista que abrió su casa durante la Segunda Guerra Mundial para acoger a muchos franceses que huían de los nazis. Y después de la contienda ayudó a los Condes de París a instalarse en Pamplona con sus diez hijos el mismo número de hijos que tenía Ignacio Baleztena Cuando finalmente la Familia Real francesa dejó Navarra mostraron su agradecimiento a los Baleztena regalándoles una bandeja con diez vasos. En cada vaso estaban unidos los nombres de un Príncipe de Orleáns y un Baleztena. Joaquincho aparecía hermanado con Enrique, hoy jefe de la Casa de Francia. En la casa de los Baleztena en Leiza, la hoy Navarra euskadizada, están guardadas la mayor parte de las banderas de los tercios carlistas que lucharon en nuestras guerras civiles del siglo XIX. Y en esa casa se casó Joaquincho el 11 de septiembre de 1971 con Pancha Navarrete Saiz- Marco. Desde un mes antes empezaron a llover amenazas telefónicas. Los Baleztena se habían significado por no seguir la línea de Carlos Hugo y algunos de sus partidarios, próximos ya al abertzalismo, pusieron la celebración del matrimonio en el objetivo. Al fin la casa tuvo que ser rodeada y protegida por la Policía Foral de Navarra a las órdenes de José Luis Prieto a quien ETA asesinaría el 21 de marzo de 1981 en Pamplona Tras el sacramento, los novios fueron escoltados hasta la linde de la provincia. La vinculación de los Baleztena con Leiza era un observatorio privilegiado desde el que anticipar la deriva política del norte de Navarra. Joa- D Joaquín Baleztena Abarretegui nació el 6 de diciembre de 1929 en Pamplona, ciudad en la que ha fallecido el 13 de octubre de 2013. Era el hijo mayor de Premín de Iruña y como tal, patriarca de una relevante dinastía carlista. Fue consejero de El Pensamiento Navarro quincho era consejero de El Pensamiento Navarro que en la década de 1960 se alejó del régimen franquista. En 1968 el diario fue secuestrado y el director, José María Pascual, desterrado a Riaza. Baleztena fue a Madrid a interceder por su director ante el ministro de Información, Manuel Fraga. De aquella conversación Baleztena recordaba cómo explicó a Fraga su preocupación por la amenaza creciente de ETA. Fraga ninguneó el asunto: Ese no es un problema Pero la amistad de Fraga perduró y fue padrino del menor de los hijos de su matrimonio bien que representado en la pila bautismal por Jorge Verstrynge... El peso del apellido Baleztena era grande en el carlismo y las distintas facciones intentaban poder blasonar ese nombre. En los días que precedieron a la romería de Montejurra de 1976, Sixto de Borbón- Parma estuvo en Pamplona en el entorno de Joaquincho Baleztena. A éste no le gustó lo que vio y no fue a aquel encuentro en el que morirían dos partidarios de Carlos Hugo de BorbónParma. Los boletines carlistas en la red han silenciado ahora la muerte de Joaquincho. Joaquincho fue pragmático y de la mano de su mujer, Pancha, aceptó la realidad de la Monarquía restaurada. El ejemplo más claro fue la primera visita oficial de los Reyes a Navarra, el 8 de febrero de 1988. La Casa Baleztena se alza en la esquina de la Plaza del Castillo con el Paseo de Sarasate. Es el edificio más próximo al balcón del Palacio de la Diputación Foral al que los Reyes salieron ese día para ser aclamados por los navarros. La mayoría de los miembros de la familia Baleztena que vivían en ese edificio mantuvo sus ventanas cerradas esa tarde. Pero en casa de Joaquincho Baleztena se abrieron de par en par. Éste es el mejor embajador de España dijo ese día. RAMÓN PÉREZ- MAURA NACHO SÁENZ DE TEJADA (1949- 2013) NUESTRO PEQUEÑO MUNDO acho Sáenz de Tejada, periodista y músico por encima de todo, se fue de manera tan discreta y elegante como vivió, aunque fuera un cáncer fulminante el que el domingo le apartó de golpe del escenario. Miembro de una familia de militares y diplomáticos, entre sus antepasados destaca el cartelista Carlos Sáenz de Tejada, que dio muestra de su arte en ABC, aunque a Nacho le resultó mucho más inspirador (como ayer recordaba Diego A. Manrique) otro pariente, el tío Pepe músico y bohemio. Guitarrista, miembro fundador de Nuestro Pequeño Mundo (uno de los grupos folk emblématicos de los 70, fundado en 1968) compañero a la guitarra de figuras como la malograda Cecilia y, en los últimos tiempos, de otro cantautor de largo recorrido, Pablo Guerrero, le traté en los buenos años de El País cuando en la sección de cultura brillaban talentos como el de Ángel Fernández Santos y Joaquín Vidal. Nacho (firmaba Ignacio, aunque no recuerdo a N Nacho Sáenz de Tejada nació en Barcelona en 1949 y falleció en Majadahonda (Madrid) el 20 de octubre. Músico, guitarrista (desde Nuestro Pequeño Mundo a Cecilia y Pablo Guerrero) y crítico musical en El País nadie que así lo llamara nunca, y menos Fietta Jarque, su compañera) era un periodista que practicaba la ecuanimidad y el conocimiento. Dignificó la crítica musical (en una carta de 2008 lamentaba que su antiguo diario dedicara una página a Charles Manson y ninguneara la frescura de Antònia Font) y se atrevió a criticar, con fundamento, a vacas sagradas como Mecano o Sabina. Llevó su buen estilo a multinacionales como BMG Ariola, Virgin y Universal, donde como responsable de artistas y repertorio prosiguió su búsqueda de la excelencia musical al fichar a figuras como Niña Pastori o Pedro Guerra, e intentó que la industria no se despeñara renegando de su razón de ser. Compartí escenario en la Cuarta Pared con él y con Guerrero en enero de 2001. Fue un strip- tease sentimental en el que volvió a demostrar su generosa forma de entender la vida y la amistad. Hasta siempre, querido amigo. ALFONSO ARMADA