Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 MADRID LUNES, 14 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es madrid ABC Golpe a los cofrades Miniatura de San José Es la pieza más valiosa con la que se hicieron los ladrones. Esta obra, de 30 centímetros de plata y marfil, se colocaba en el entrecalle del paso de la Inmaculada Madre de la Iglesia Candelería Obra del orfebre sevillano Manuel de los Ríos, los ladrones se hicieron con los 86 candelabros, cuatro jarras y los platos de alpaca ANGEL DE ANTONIO Ocho atracadores expolian el tesoro de la Hermandad de Los Estudiantes Los ladrones robaron en las oficinas de los cofrades y conocían bien dónde estaba su botín. Se llevaron dinero y objetos de gran valor en cinco minutos TATIANA G. RIVAS MADRID S abían a la perfección dónde estaba su botín. Conocían el piso que la Hermandad de Los Estudiantes de Madrid tiene en Puñonrostro, cercana a su templo, la Basílica Pontificia de San Miguel. Tardaron apenas cinco minutos en llevarse 86 candelabros de alpaca de distintos tamaños con un peso aproximado de 200 kilos catorce jarras y cuatro platos del mismo material que sirven para soportar los cirios del paso del Cristo. También arrasaron con las joyas de la Virgen y con el guion de San Miguel. Y lo más valioso, una estatuilla de 30 centímetros de San José, de plata y marfil, que se ubica en el centro delantero de la plataforma del palio de la Virgen. Dejaron intactos dos ordenadores, sus pantallas planas de 17 pulgadas, un televisor de 40 pulgadas, un impresora y otros objetos de valor que cualquier caco se habría llevado. Tampo- co tocaron los ciriales, también de alpaca. Fueron a tiro hecho. A hacer daño sostienen desde la Cofradía. Y lo hicieron de forma fugaz. Eran las 2.43 de la madrugada del sábado. Tres individuos accedieron, caminando de forma tranquila, a la calle San Justo hasta la de Puñonrostro. Otro hombre confluyó con ellos después de bajar desde la parte alta de esta vía. Se adentraron en el portal y, entonces, una furgoneta blanca grande accedió al callejón en marcha atrás. Cuatro ocupantes más salieron del vehículo y abrieron los portones de la parte trasera. Para entonces, los cuatro primeros ya habían subido al piso y habían desmontado tres cerraduras de la Casa de Hermandad de Los Estudiantes. Miles de euros Desconectaron la alarma tirando del cable. Después, accedieron a un cuarto donde, en un armario metálico, guardaban en cajas y un baúl las joyas y rosarios de la Virgen, algunos centenarios. Los dejaron vacíos. Tomaron un puñal que no era el original de Las Dolorosas y la Gran Cruz de Isabel la Católica. Del archivo sacaron la estatua de San José. Arramplaron con el dinero de la recaudación de la se- Plato de alpaca que soporta el hachón del paso de Cristo