Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ABCdelDEPORTE LUNES, 14 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es deportes ABC Héroes anónimos LA EFÍMERA GLORIA EMILIO ESCUDERO ace poco más de un año, vivían un sueño hecho realidad. Las medallas conseguidas en Londres les habían situado en el Olimpo nacional. Una especie de héroes del siglo XXI a los que la gloria olímpica les puso de golpe en el primer plano de la actualidad del país. Recibimientos multitudinarios, homenajes populares, palmadas en la espalda... Un fervor popular que se ha ido apagando poco a poco al mismo ritmo que sus deportes, minoritarios, pierden también el interés del gran público. Vuelven a ser Maialen, Maider, Joel o Marina. Héroes anónimos que siguen persiguiendo el sueño olímpico que esta vez espera en Río de Janeiro en 2014. H MAIDER UNDA Sé que esta es mi realidad Me da vergüenza estar en el súper y que la gente me reconozca, aunque es algo que cada vez pasa menos. En tu interior, sigues pensando que eres anónimo. Sé que mi realidad es esta. Trabajar y compartir el día a día con mi familia Las palabras de Maider Unda, bronce olímpico en lucha, denotan su carácter práctico. Reconoce que tardó poco en volver a la rutina de siempre. Esa que se resume en el trabajo en la granja de Olaeta y sus entrenamientos sobre el tapiz. Si echo la vista atrás, realmente no sé cuándo terminó todo. Aún hoy me siguen felicitando por la medalla, pero son los de siempre. Los que me conocen de toda la vida apunta la deportista vasca, que mantiene su espíritu optimista a pesar de que sus condiciones para preparar los próximos Juegos no son las mejores. Nos ha tocado ade- MARINA ALABAU Los Juegos se ven lejos Cuando atiende la llamada de ABC, a Marina Alabau aún le quedan unos días para dar a luz. Como les ocurre a Maialen Chorraut y a otro buen número de mujeres deportistas, el año posterior a los Juegos es la mejor época para ser madre. Un sueño que para Alabau se hizo realidad poco después de colgar el teléfono. Estoy de ocho meses y medio, pero yo creo que esto toca ya para cualquier momento Sus presagios cumplidos son también el pistoletazo de salida para Río de Janeiro 2016. Tras casi un año de entrenamientos dispersos, la medallista de oro en Londres asegura que está como loca por volver a subirse a la tabla. Me muero de ganas por entrar de nuevo al agua apunta inquieta poco antes de dar a luz. Si todo va bien, su niña podrá estar con ella en Brasil dentro de tres años, donde Marina intentará volver a subir a un podio como lo hizo en Londres. Los Juegos se ven un poco lejos, tanto los pasados como los que tienen que venir. Prefiero no pensar mucho en ello. Son muchos entrenamientos, muchos campeonatos... relata. Confiesa que su vida, afortunadamente, es ya más tranquila. Que se ha pasado la vorágine y, aunque en la playa de Tarifa la siguen conociendo, sabe que su vida está lejos de la esfera pública. Además de la beca ADO, Alabau sí que ha conseguido ayuda privada para encarar con más garantías el sueño de Río 2016. Es una rara avis. Una privilegiada que ha tenido una fortuna esquiva para la gran mayoría de deportistas que tienen que conformarse con las ayudas públicas para sustentar sus ilusiones, cuya meta final está en los Juegos Olímpicos de Brasil dentro de tres años. MARINA ALABAU es campeona olímpica de RS: X (vela) lantar dinero para las competiciones y no es la primera vez protesta. Aun así, en el Europeo de lucha ha sacado medalla y, aunque lejano, tiene ya su vista puesta en Río 2016. No creas que queda tanto. Llega antes de lo que MAIALEN CHOURRAUT No puedo evitar pensar en Río todos los días Anne mira curiosa la medalla de bronce que cuelga del cuello de su madre. La piragua, a pesar de tener apenas cuatro meses, le parece ya familiar. Como si hubiera convivido con ella desde el primer día de vida. Antes incluso. Así posan para la cámara Maialen Chourraut, bronce en aguas bravas en Londres 2012, y su hija. Esa que ocupa por ahora todo su tiempo, mientras apura sus últimos días antes de volcarse de lleno otra vez en el canal con el objetivo de Río 2016. Mi vida ahora es aún más bonita si cabe. Me está costando recuperarme, pero merece la pena y ya tengo buenas sensaciones para volver a remar afirma Chourraut, consciente de que su preparación no será la misma que utilizó para triunfar en Londres. Antes estaba todo el día entrenando y ahora se hace todo más complicado por la niña. Aun así, NONO RICO