Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 14 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es economia ECONOMÍA 31 La banca suiza afirma que ya no tiene cuentas de españoles sin declarar Los evasores regularizaron su situación con Hacienda tras la amnistía fiscal, según la patronal financiera helvética JAVIER TAHIRI MADRID a Asociación de la Banca Privada Suiza niega que sus entidades sigan albergando cuentas de clientes españoles sin declarar, ya que estos regularizaron su situación con la amnistía fiscal que el Gobierno aprobó el pasado año. En un encuentro con periodistas españoles en Berna, el organismo destacó que casi la totalidad de los patrimonios nacionales en Suiza decidieron acogerse al proceso abierto por el Ejecutivo y regularizaron su situación a cambio de pagar un tipo impositivo reducido, por lo que ya no queda más dinero sin declarar en el país alpino. A falta de datos definitivos, el Gobierno español aseguró en su momento que la amnistía fiscal había permitido aflorar a menos 40.000 millones que se tradujeron en una recaudación tributaria de 1.200 millones, un 3 del total y menos de la mitad de los 2.500 millones que se fijó como objetivo. La firma de análisis ginebrina, Helvea, estimaba en 2009 que los residentes españoles tenían en cuentas helvéticas unos 45.000 millones sin declarar, motivo para que la relación entre Berna y Madrid se haya acrecentado en los últimos meses. Fuentes oficiales suizas, aseguran que España se interesó hace meses en los llamados pactos bilaterales Rubik que ofrece Suiza a los estados firmantes: a cambio de mantener el anonimato de los residentes del país con cuentas sin declarar en el país helvético que lo solicitan, Berna entrega la tributación sobre la totalidad de sus fondos. Sin embargo, a pesar del inicial interés nacional, los contactos entre España y Suiza han quedado congelados. El pasado diciembre, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, negó en una pregunta parlamentaria del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que el Ejecutivo tenga intención de firmar estos acuerdos. En la actualidad, Suiza negocia con Grecia e Italia un tratado similar. Austria y Reino Unido son los únicos estados que se han sumado a esta iniciativa y la recaudación para ambos países ha sido de entre el 20 y el 40 sobre el total de los patrimonios. Si bien Viena ha quedado satisfecha con el acuerdo, como reconocen desde la Administración suiza, el reembolso L obtenido por Londres ha estado por debajo de las expectativas de su Gobierno. La Comisión Europea ya ha mostrado reticencias a los llamados acuerdos Rubik y apoya el intercambio automático de información. Este tipo de acuerdos bilaterales son la oferta suiza a las peticiones del extranjero que llaman a acabar con el secreto bancario o anonimato de los clientes con cuentas helvéticas. La crisis y el delicado estado de las arcas públicas de numerosos países ha provocado que la presión de Europa y, sobre todo, de Estados Unidos sobre Berna y su secreto bancario haya aumentado en los últimos años. Así, el G- 20 ultima el intercambio automático de información fiscal para 2015, un sistema heredero de los llamados acuerdos Fatca impulsados por Estados Unidos. Sin embargo, como señalan fuentes oficiales helvéticas, Suiza sólo se sumará a esta iniciativa cuando lo hagan plazas financieras competidoras como Singapur o Hong Kong. A ello se suma el caso de las listas robadas por el exempleado de HSBC, Hervé Falciani, con los nombres de miles de evasores extranjeros con fondos en el país. Washington pide más Desde Suiza destacan que ha aumentado la colaboración con el exterior, pero ni Bruselas ni Washington creen que esto haya sido suficiente. Si antes Suiza sólo podía suministrar datos de clientes a jueces en caso de cau- sa penal, desde este año los países con los que ha firmado acuerdos para evitar la doble imposición, (entre ellos España) pueden pedir información de contribuyentes con cuentas en Suiza sobre los que existan sospechas de haber cometido fraude o evasión fiscal. La Administración Tributaria helvética reseña los avances en la lucha contra el fraude, con la aprobación de límites al pago en efectivo (aunque el tope sea de 80.000 euros frente a los 2.500 aplicado en España) y ofrece cifras: si en 2012 registró 45 peticiones judiciales de ayuda del extranjero, en el primer semestre van 60. Suiza, con un sector financiero que supone un 10,2 de su PIB, se enfrenta a un dilema: no quiere renunciar al secreto bancario mientras no lo hagan competidores como Singapur, pero tampoco quiere sufrir posibles represalias de EE. UU. y Europa. Las cifras El sector financiero representa el 10,2 del PIB de Suiza REUTERS 45.000 millones 1.200 millones de euros sin declarar tenían en Suiza residentes españoles en el año 2009, según datos de Helvea. 2,2 billones de euros de patrimonios extranjeros están en Suiza, la mitad de ellos son europeos. de euros fue la recaudación que permitió la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, un 3 de los 40.000 millones de euros que afloró. 131.411 contribuyentes nacionales han declarado bienes en el extranjero por valor de 87.700 millones de euros a través del procedimiento especial de identificación de cuentas en el exterior.