Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 14 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es opinion OPINIÓN 15 CAMBIO DE GUARDIA Ya no hay dinero en B español en Suiza La Asociación de la Banca Privada Suiza asegura que en el país helvético ya no queda dinero no declarado de clientes españoles. El plan de regularización aprobado por el Gobierno del Partido Popular ha conseguido atraer al sistema unos 40.000 millones de euros, que hasta las últimas cifras conocidas se han traducido en una recaudación de 1.200 millones de euros para la Hacienda española. El contador del dinero en B se pone por tanto a cero, según la patronal helvética. Talidomida: 50 años después, la justicia Comienza esta semana en Madrid el juicio de la talidomida, medicamento para evitar las náuseas en el embarazo que en los años sesenta hizo estragos en toda Europa con sus efectos secundarios sobre el feto, al que podía causar terribles malformaciones. Las víctimas españolas de este producto, fabricado por un laboratorio alemán, nunca recibieron indemnización alguna. Medio siglo después, casi doscientas familias reclaman la justicia que se les ha negado en todo este tiempo. GABRIEL ALBIAC LA NACIÓN Y EL SUICIDIO La fisura nacional es garantía infalible de ruina colectiva: para nación y regiones ACIÓN. s. f. El acto de nacer. En este sentido se usa en el modo de hablar nación, en lugar de nacimiento Es el primer sentido. El segundo, analógico, la asimila a la colección de los habitadores en alguna provincia, país o reino El tomo III del Diccionario de autoridades primero de la Academia está fechado en 1732. No alza constancia siquiera del uso político identitario, que, sin embargo, aparece como principal en su equivalente francés desde el último decenio del siglo XVIII. El mito nacional está fechado. Con vagas oscilaciones, en Europa se gesta a partir del verano de 1789 francés y de la primera revolución burguesa sobre el continente. Condensa su función léxica a lo largo del siglo XIX. En lo fundamental, puede considerarse cerrado con las sacudidas del año 1848. Toda identidad es una ficción. Funcional. Sin la cual, lo cotidiano se complica. Nación es una acotación temporal de esa función: la invención de un sujeto político colectivo. Lo tengamos o no presente al hablar, nación designa, en los últimos dos siglos, el modelo de Estado que la burguesía pone en pie y cuyo dispositivo constituyente es Sain- Just lo inventa y Clausewitz lo formaliza el pueblo en armas, al cual se denomina ejército nacional. Hay horizontes geográficos y culturales en los cuales ese dispositivo de identificación triunfa sin dejar residuos. Y borra el pasado. Francia es el modelo: ni siquiera pasa por la cabeza de quienes hablan el francés nacional hasta qué punto ese patrimonio se erigió sobre el borrado de un rompecabezas de lenguas locales inviable. Si a alguien en Francia se le ocurriese hoy reclamar el bretón como lengua vehicular en la escuela pública, sería llevado benévolamente de la mano al manicomio. Hay horizontes geográficos y culturales en los que fracasó en el siglo XIX: Alemania, Italia y España son los casos límite. Lo que esos países hubieron de pagar en el XX por tal incapacidad es sabido. El precio alemán lo pagó toda Europa, con la mayor matanza de la historia. El coste italiano fue la emergencia de la irrealizada mitología nacional bajo la variedad mitomaníaca de Mussolini. En España, dio de bruces, primero, en una guerra civil que quebró el alma española hasta nuestros días. Después, en casi medio siglo de dictadura que, al apoderarse de arquetipos y mitologías nacionales como posesión exclusiva, privó a la nación de la normal construcción de una identidad común. España permanece como único rincón europeo en el cual la bandera nacional es salvo en el fútbol objeto de recelo e interrogación, y en el que la afirmación de las fronteras nacionales es vista como un residuo autoritario. El coste de eso es demoledor. Lo ha sido siempre. Hoy, llegados al punto límite en el cual las mitologías locales, bajo la forma de secesionismos provincianos, priman delirantemente sobre los intereses económicos, la fisura nacional es garantía infalible de ruina colectiva: para la nación y para cada una de sus regiones enloquecidas. Se llama suicidio. N Sede de UBS en Zúrich ABC concordia con el resto de españoles. Son otros los que siempre parecen amargados, encerrados en sus rencores y resentimientos y obsesionados por romper, separar y levantar fronteras entre personas. MIGUEL TORRES LÉRIDA Profesores de Religión De orden de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía se prohíbe que en los colegios andaluces los profes de Religión vigilen a los alumnos en los recreos Empecé a dar clase con diecinueve años y me jubilé con 65. Veinte de esos años fui director de centros de Infantil y Primaria y de Formación Profesional. Por eso, ante noticias como esta tengo que reaccionar. Y reacciono. Es esta una disposición de la Junta que yo, si estuviera en activo, seguro que desacataría, con todas las consecuencias. Yo, director de un centro público o concertado, no le admito a ningún delegado de Educación ni a ningún superior político que me venga a organizar mi colegio desde fuera. Se supone que el que sabe allí de organización pedagógica soy yo, y no el político polivalente de turno. Yo organizaría la vigilancia de los recreos por zonas y con los turnos de profesores que estimara más oportunos para el mejor desenvolvimiento de la labor educativa. Y no le admito a nadie de fuera que me venga a decir que estos sí y estos otros no. Lo mismo me da en recreo un profesor de Educación Física que uno de Religión o de Inglés. El recreo es muy propicio para educar en valores al alumno y poner las bases del sistema preventivo, pilar que sostiene toda nuestra labor docente. Los políticos pedagogos de la Junta fundamentan esta prohibición de los recreos en que los profesores de Religión pueden contaminar a los alumnos de otras creencias. Y yo le diría a la señora consejera y, por elevación, a la señora presidenta que ¡ojo! los católicos no formamos ni logias ni mafias y no contaminamos a nadie. ELEUTERIO ALEGRÍA MELLADO SEVILLA el cigarrillo electrónico, creyendo que este les saciará las ganas de fumar sin, de alguna forma, abandonar el hábito. Pero el inconveniente de este cigarrillo electrónico es que puede contener, además de la nicotina, otros elementos tóxicos, como formol, etanal y acroleína, utilizada como plaguicida y que puede dañar los pulmones. El nuevo cigarrillo, desgraciadamente, no es tan inofensivo como parece. GISELA VIVES BARCELONA Humo electrónico Cada vez hay más ciudadanos que se proponen dejar de fumar. Muchos de ellos se decantan por Pueden dirigir sus cartas y preguntas al Director por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid, por fax: 91 320 33 56 o por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. es Lo más leído La muerte natural de la expiloto de Fórmula 1, María de Villota, sigue apenando a los lectores, que han seguido durante el fin de semana las noticias de su despedida. También los miradores más peligrosos del planeta, como el del Púlpito, en los fiordos noruegos, despertaron mucho interés entre los internautas. Hoy, en ABC. es Los mejores torsos del fútbol mundial y los dirigentes políticos cuya salud truncó el final de sus carreras son dos de los rankings que ofrecemos hoy al lector, que podrán seguir también la quinta entrega del programa La Liga en ABC con el mejor análisis del panorama futbolístico. Mirador del Púlpito