Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE LUNES, 14 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es ABC EFE Uno de los diez hombres rescatados por Salvamento Marítimo, a su llegada ayer a Tarifa Respuesta militar a la inmigración No podemos esperar a marzo o abril Ni siquiera una tragedia como la de Lampedusa, capaz de alterar la política italiana y europea, ha podido impedir que se detenga la travesía de la muerte. Ayer fueron socorridos diez inmigrantes frente a las costas de Tarifa (Cádiz) mientras que en Sicilia, a última hora del pasado sábado, la Marina italiana rescataba de un bote a la deriva a catorce personas, entre las que había una mujer a punto de dar a luz. Un día antes, el viernes, fueron doscientos los desaparecidos en aguas de Malta. El viaje continúa. La huida no tiene fin. El Papa Francisco confesó su vergüenza ante este drama, y ayer mismo el primer ministro italiano anunció un plan para militarizar su franja mediterránea, sin esperar a que las autoridades de Bruselas refuercen la agencia Frontex, que tiene su sede en Varsovia, muy lejos de un mar transformado en fosa colectiva ante la indolencia de la sociedad occidental. Aunque Enrico Letta evitó cargar contra la UE por su falta de apoyo, reconoció que no podemos esperar a marzo o abril Tenemos que hacer nuestra parte añadió Letta, decidido a abrir un debate transversal sobre la inmigración en el que no solo se aborde la seguridad del Mediterráneo, sino en el que se tenga en cuenta la permeabilidad de la ribera de los países del sur y se asuma el riesgo que representan los estados fallidos dijo, de donde parte un éxodo que transita entre la desesperanza y la muerte. INTERNACIONAL Un inmigrante desembarca de la patrullera militar Libra ayer en Sicilia EFE