Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es cultura CULTURA 51 André Elbaz exhibe en el Museo ABC los residuos de su obra Esta semana coinciden en España tres exposiciones del artista franco- marroquí ELENA JORRETO MADRID Incluso hecho trizas, Don Quijote es arte. Los jirones del hidalgo más universal observan, cual confeti engominado, a los curiosos. Liberados del poderoso lomo que las sostenía, sus palabras conviven dentro de tres marcos dorados. Junto a ellos, decenas de botes de espaguetis conservan papeles y lápices de colores. Restos de expresión plástica, obras destruidas que recrean el genio de André Elbaz, el artista franco- marroquí que expone en el Museo ABC su primera muestra en España: La destrucción o la obra. Urnas y laceraciones organizada por el Instituto Francés. La idea de triturar El Quijote sur- gió hace cinco años, y pereció junto a Madame Bovary Motivado por la censura que planeó sobre el clásico de Flaubert, Elbaz introdujo sus restos en una jaula. Con los de Don Quijote creó un tríptico que visitará el Hay Festival de Segovia con pretensiones de futuro: Si se incendiasen las bibliotecas se podría reconstruir El Quijote con mis obras dijo ayer en la presentación. Maestro del arte abstracto- figurativo, Elbaz triunfó en los 60 por su originalidad, hasta que el 11- S dislocó su optimismo creativo. Con las Torres Gemelas cayeron sus ventas y se hizo arterapeuta. Así descubrió la fibra vegetal, con la que cocinó una pasta de hierbas que moldeó el lecho de sus obras, desgarradas con tiento. Aunque los atentados de las Torres Gemelas fueron la mecha que le prohibió seguir pintando cosas bellas el arte de Elbaz está más condicionado por la Historia. Nació entre dos guerras mundiales, cumplió tres años el día que bombardearon Guernica y, pese André Elbaz, ayer en el Museo ABC junto a sus obras a la suerte de ser judío en Marruecos, no tardó en descubrir la Shoah. Su respuesta es la destrucción, una opción creativa muy inspirada en Goya, el artista que detiene el tiempo en sus Fusilamientos del 3 de mayo Como el tema de esa obra, la pintura IGNACIO GIL Conflicto No es fácil destruir, es un acto de mucha violencia en el que hay que parar los recuerdos dice Elbaz contemporánea se encuentra en un estado trágico Según Elbaz, no hay herederos del cubismo Un vacío que él trata de llenar con sus 2.000 dibujos y acuarelas esparcidos en recipientes, la quintaesencia de cincuenta años de creación Los lienzos que sobrevivieron a la destrucción porque no cabrían en las urnas se pueden visitar desde hoy en la Casa Árabe. No es fácil destruir, es un acto de mucha violencia en el que hay que parar los recuerdos para crear de nuevo dijo Elbaz ¿Cómo destruir al otro, que en realidad soy yo? se pregunta.