Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es cultura CULTURA 49 años de soledad) se beneficiaron. Allí entabla amistad con Octavio Paz, Luis Buñuel y Carlos Fuentes. Y pasa quince meses como preso preventivo, pues la Interpol había pedido su extradición. Tras esa experiencia, que cambia su visión del dolor y el destino humanos, hace su primera incursión en la prosa con Diario de Lecumberri (1960) Luego debutará como novelista en 1978 con La nieve del almirante, primera de la saga del Gaviero que se continuará, entre otras, con Ilona llega con la lluvia (1988) La última escala del Tramp Steamer (1990) Abdul Bashur, soñador de navíos (1991) y Tríptico de mar y tierra (1993) Para Mutis, la escritura tenía una sola fuente y un solo propósito: combatir los demonios y las obsesiones que me visitan ¿Cuáles? El demonio del paso del tiempo, al que queremos mantener intacto, pero que se transforma y nos cambia. El segundo, la capacidad de destrucción de la vida, las cosas que, al usarse se gastan: me obsesionan los trenes oxidados que no caminan, las cosas inútiles que se amontonan en un rincón con la cara gris y anónima de las piedras. Y, por último, ciertas presencias históricas, como las vidas de César Borgia, Richelieu, Carlos V o San Francisco de Borja. Estos giros del destino me apasionan porque la historia, al dar una pirueta magnífica, se nos muestra con sorpresa Luto en ambas orillas Mariano Rajoy El presidente del Gobierno español recuerda que Mutis contribuyó a dar sentido a nuestra memoria común y a hacer realidad el espacio cultural sin fronteras Juan Manuel Santos El presidente de Colombia declaró: Los millones de amigos y admiradores de Álvaro Mutis lamentamos profundamente su muerte. Colombia entera le rinde honores José Ignacio Wert En su obra, tanto poética como narrativa, está la permanente tensión que estar vivo significa destacó el ministro de Cultura español Juan Gelman Aunque no fuimos amigos comentó el premio Cervantes 2007 siempre respeté su trabajo, tanto en verso como en prosa. La verdad, un golpazo la noticia de su muerte Jorge Volpi El escritor mexicano lamentó la muerte del entrañable, irónico y sutil Álvaro Mutis, uno de nuestros grandes narradores El Rey entregó a Mutis el Premio Cervantes en 2001 DANIEL G. LÓPEZ Escritor de la imaginación JORGE EDWARDS ESCRITOR El Conrad latinoamericano SANTIAGO GAMBOA ESCRITOR C Monárquico y gibelino Jamás participó en política ni votó nunca. El único acontecimiento histórico que me perturba es la caída de Constantinopla ante los infieles turcos el 29 de mayo de 1453 Sintió una devoción sin límites por la Monarquía: Soy monárquico legitimista y gibelino. Niego la validez de todo precepto, orden o ley que sea producto del consenso de los hombres. Sólo podría acatar un poder trascendente y es la Monarquía absoluta de origen divino. Gibelino, porque sostengo las ideas que fundamentaron el Sacro Imperio Romano Germánico, que se derrumba cuando el emperador Enrique IV va a humillarse frente a Gregorio VII, quien crea el poder temporal del papado, fuente original de la inmensa corrupción de la Iglesia, contra quien se levantaron los gibelinos onocí a Álvaro en 1970 en Lima. Yo era consejero en la embajada chilena y él se dedicaba a vender teleseries allá. Fue hace cincuenta años, pero hacía mucho tiempo que no sabía nada de él. Creo que la última vez que nos vimos fue cuando le dieron el Premio Cervantes. Era una persona muy cordial, con mucho humor. Tenía una conversación muy amena. Tanto, que me servía de intermediario con Gabriel García Márquez y me arreglaba las situaciones. Hablé con Gabito solía decir, y nos juntaba. Así lo hizo cuando Gabo estaba en desacuerdo con mi libro sobre Cuba. Los tres nos reuníamos casi siempre en Francia y en España, y hablábamos de todo un poco, siempre con mucho humor. Luego lo leí, le he seguido bastante. Le admiraba mucho por su trabajo como escritor, tanto como poeta como novelista. Era un escritor de la imaginación y un gran conocedor de la lengua no sólo la española, también la inglesa y francesa y gran conocedor de la literatura, en particular de (Joseph) Conrad. Era, en definitiva, un amigo querido. e recibido la noticia de su muerte de una manera muy profunda e intensa, pero también soy consciente de que tenía 90 años, y que había tenido una vida exitosa, plena a nivel artísico y literario. No es lo mismo que cuando muere un autor joven, que parece que deja algo por escribir. Él ya había escrito casi todo lo que quería. Siempre había la discusión sobre si era mejor su novela o su poesía, pero él era muy grande en los dos géneros, y esto es lo extraordinario. El poeta que hace novela suele tener un estilo farragoso, y no era el caso. Era el Conrad latinoamericano. Lograba unir aventura y reflexión en un género que suele estar destinado a la literatura infantil. También era una persona con un enorme sentido del humor, y muy irónico. Tenía esa mirada literaria sobre todo lo que le rodeaba. Le interesaba poco la política, pero incluso ahí tenía ese sentido poético. Como eso de ser monarquista Me contó que cuando el subcomandante Marcos invitó a intelectuales a ir a Chiapas, él contestó que iría cuando devolvieran todas esas haciendas a la Corona española. H