Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL Elecciones en Alemania El nuevo escenario político MARTES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es internacional ABC De izquierda a derecha, los candidatos derrotados Peer Steinbrück (SPD) Jürgen Trittin (Los Verdes) y Bernd Riexinger (La Izquierda) EFE El resto de partidos intenta salir del shock ANDREU JEREZ BERLÍN Ayer fue día de triste reflexión para los partidos alemanes derrotados por Merkel. Las direcciones de las tres formaciones con representación parlamentaria (SPD, Los Verdes y La Izquierda) y de los liberales del FDP, que no tendrán presencia en el Bundestag, se reunieron para evaluar sus pobres resultados así como el juego de coaliciones que ahora se abre. semblante grave, Gabriel señaló ante la prensa que la coalición con Merkel depende de contenidos políticos. El SPD no se pone a la cola después de que la señora Merkel haya arruinado a su todavía socio de Gobierno dijo Gabriel en referencia al FDP. Los socialdemócratas se cuidarán mucho de entrar a cualquier precio en un Ejecutivo liderado por Merkel a la vista de las consecuencias electorales. LOS LIBERALES EL SPD Fuera de juego Tras el batacazo electoral del pasado domingo (con una pérdida de casi 10 puntos) y la salida del Bundestag del FDP, el presidente del partido, el todavía ministro de Economía Philipp Rösler, anunció ayer su renuncia, al igual que el candidato liberal a canciller, Rainer Brüderle. El exsecretario general del partido, Christian Lindner, se perfila ahora como sucesor de Rösler. Su gran objetivo será devolver al FDP al juego político federal, pues los liberales siguen teniendo representación regional. A la espera La cúpula socialdemócrata se reunió temprano en su sede de Berlín para analizar su insuficiente aumento de votos respecto a las elecciones de 2009: 2,7 puntos más que en los últimos comicios (su distancia respecto a la CDU también creció más de un 7 Una de las primeras consecuencias es el relevo de Peer Steinrbrück como cabeza electoral socialdemócrata. El candidato a canciller ya dijo que sólo entraría en un Gobierno de coalición con Los Verdes y la aritmética electoral salida de las urnas imposibilita tal opción. El líder del SPD, Sigmar Gabriel, ha tomado las riendas del partido para negociar la alternativa más probable para Alemania: la reedición de una gran coalición. Con los ecoliberales se daba por hecho que Merkel ganaría, pero no con tal diferencia. Con un 8,4 de los votos, son incluso superados por La Izquierda (8,6) Un resultado pobrísimo para una formación cuyo objetivo es, desde hace años, convertirse en competidor directo de los dos grandes partidos (CDU y SPD) a nivel federal. La dirección verde anunció ayer su intención de dimitir en el próximo congreso del partido y dejar paso a una nueva hornada de políticos que relancen a la formación. Matemáticamente, una coalición de Gobierno entre la CDU y Los Verdes sería posible, pero también podría suponer un suicidio político para el partido ecoliberal, que perdería muchísimos votos de su ala izquierda en futuras elecciones. gor Gysi, celebró los resultados con la frase: ¿Quién habría pensado en 1990 que este partido sería la tercera fuerza más fuerte de la República Federal Alemana? Si la CDU y el SPD acaban formando una Gran Coalición, Gysi se convertiría incluso en el líder de la oposición. Matemáticamente, un tripartito entre el SPD, Los Verdes y La Izquierda sumaría más escaños que la bancada conservadora, pero esa opción ha sido descartada explícitamente por las dos primeras formaciones. AFD La irrupción euroescéptica Además de Merkel, el jovencísimo partido Alternativa para Alemania (AFD, por sus siglas en alemán, fundado este mismo año) se considera con razón el gran vencedor de los comicios. Pese a haber quedado fuera del Parlamento con el 4,7 de los sufragios, el euroescepticismo en Alemania ya tiene una opción política. Los analistas dan por hecho que la formación ha recibido el apoyo de antiguos votantes de prácticamente todas las fuerzas parlamentarias y también de la extrema derecha extraparlamentaria. El euroescepticismo se perfila así como una tendencia creciente y transversal en el país germano. LA IZQUIERDA Tercera fuerza La Izquierda (coalición de poscomunistas y socialdemócratas desencantados) también fracasó en su objetivo de superar la barrera del 10 de votos. Con todo, la joven formación (fundada en en 2007) puede estar contenta con sus resultados: se afianza en el Bundestag, gracias sobre todo a su fuerza en los Estados del Este, y se convierte en el tercer partido del país. El candidato a canciller de La Izquierda, el germano- oriental Gre- LOS VERDES Impotencia El hasta el pasado domingo cuarto partido más votado de Alemania fue otro de los claros derrotados del pasado domingo. Entre las filas de