Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Las conexiones de la familia Mas Investigación MARTES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es españa ABC Seidor ha superado a multinacionales informáticas tras fichar al cuñado de Mas Ya es la tercera empresa tecnológica con más contratos con la Generalitat JAVIER CHICOTE MADRID Documentos El polémico diálogo competitivo (a la izquierda, la convocatoria del concurso) es el procedimiento elegido para adjudicar contratos a Seidor, la empresa que fichó al cuñado de Mas, que en este caso recibió en UTE más de 158 millones de euros (debajo) El regreso de CiU al poder en la Generalitat, con la victoria de Artur Mas en noviembre de 2010, supuso un gran impulso para el grupo Seidor, el conglomerado de empresas tecnológicas que había fichado a su cuñado un año antes, como destapó ayer ABC. Seidor, según fuentes del sector, era una modesta consultoría tecnológica, nada que ver con el gigante en el que se ha convertido en Cataluña, tras el salto que dio entre los 5,3 millones de euros en contratos que tenía antes del fichaje de Joan Antoni Rakosnik, hermano de la esposa de Artur Mas, a los 322 (más IVA) de 2011 y 2012, tras la victoria de CiU en los comicios catalanes. Después de ese punto de inflexión político, las compañías del grupo Seidor han conseguido de forma individual o en UTE (Unión Temporal de Empresas) contratos de la Generalitat que suman 377,93 millones de euros (IVA incluido) Sólo superan a Seidor dos gigantes: Telefónica (755,08 millones de euros) y la alemana T- Systems (477,3 millones) la multinacional líder en Europa en proveedor de servicios TIC (Tecnologías de la Información y la comunicación) De este modo, la empresa para la que trabaja el cuñado del presidente catalán forma parte de consorcios que están facturando a la Generalitat más que multinacionales de la envergadura de Indra (320,3 millones de euros) o IBM (254,37) Seidor está muy por encima de otras compañías del sector TIC como HP (126,5 5 millones) Fujitsu (125,91) o Accenture (54,19) La curiosa táctica del diálogo competitivo La casi totalidad de los contratos que la Generalitat ha adjudicado a la empresa que fichó al cuñado de Artur Mas no han sido mediante procedimientos abiertos. El Gobierno catalán es pionero en el procedimiento de adjudicación diàleg competitiu (diálogo competitivo) Este sistema, por el que Seidor y sus socios han logrado más de 300 millones en contratos, ha suscitado sospechas por su carácter arbitrario y creado para dar contratos a quien te interesa Adjudicaciones del CTTI Así se desprende del análisis de los contratos adjudicados por el área tecnológica de la Generalitat que ha realizado la sección sindical de la CNT- AIT. El gran licitador de los contratos es el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat de Cataluña (CTTI) Se trata de la empresa pública encargada de toda la planificación técnica y la gestión y explotación de los servicios y de los sistemas de telecomunicaciones e informáticos para el funcionamiento de la Generalitat. El CTTI es un gigante por el que pasa el mantenimiento de todos los servidores del Gobierno catalán o las aplicaciones informáticas que necesitan para su funcionamiento. Este organismo adjudicó el año pasado tres contratos a Seidor y sus socios que suman 320 millones (más IVA) en vez de usar un concurso público En principio, el diálogo competitivo está abierto a cualquiera, pero una vez que las empresas se han presentado, la Generalitat elige a algunas y las invita (ése es el término oficial) a la fase de diálogo en la que se debaten las necesidades del contrato. Es decir, sólo dialogas con quien interesa. El Gobierno catalán sostiene que esta fórmula sirve para contratos que tienen un objeto complejo, cuando el órgano de contratación no se encuentra objetivamente capacita- do para definir los medios técnicos aptos para satisfacer sus necesidades Es un procedimiento parecido a los negociados sin publicidad en los que la Administración de turno invita a tres empresas para que presenten sus ofertas y luego se queda con una. Precisamente, en enero de 2013, SBS Seidor, una de las filiales del grupo, obtuvo un contrato de 349.088 euros más IVA del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat por el procedimiento negociado sin publicidad La firma en la que Joan Antoni Rakosnik es jefe de proyectos del sector público acudió a estas licitaciones con multinacionales como IBM o Fujitsu, que la eligieron como partner (socio empresarial) Pese a la consecución de estos tres contratos, el Grupo Seidor aplicó un recorte salarial a sus empleados que rondó los 6.000 euros anuales (de 24.000 euros brutos a 18.000) según denuncian fuentes sindicales. Como publicó ayer ABC, el importe de los contratos de este grupo con sede en Barcelona se multiplicó por 60, al experimentar un crecimiento exponencial superior al 6.000 por cien en tres años, en lo que se refiere a contratos públicos del Gobierno catalán. No es la primera vez que el nombre de Joan Antoni Rakosnik se ve salpicado por la polémica. Ingeniero técnico agrícola, comenzó a trabajar para el sector público catalán en el año 2001 como coordinador informático en la Consejería de Agricultura. En esa fecha su cuñado Artur Mas era el conseller en cap del último Gobierno de Pujol. La empresa para la que trabajaba, contratista de la Generalitat, facturaba por Rakosnik a la Consejería unos 100.000 euros anuales. El escándalo saltó al trascender que en el departamento de Agricultura ya había un coordinador informático. En enero de 2004, tras el cambio de gobierno que supuso la llegada del tri- partito, el nuevo consejero socialista de Agricultura, Antoni Siurana, ordenó su despido. El entonces portavoz de CiU en el Parlamento catalán, Felip Puig, acusó de sectarismo al PSC por su venganza al echar a Rakosnik. Tras su despido, Rakosnik fue recolocado en otro organismo de la Generalitat. El fichaje por Seidor tuvo lugar en octubre de 2009, cuando ya se aventuraba que el gobierno del socialista José Montilla tenía los días contados. Videoanálisis sobre los negocios del cuñado de Artur Mas