Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN MARTES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es opinion ABC TRIBUNA ABIERTA A LOS CUATRO VIENTOS Hacer política con la salud del Rey Poco ha tardado Rubalcaba en abonarse al discurso- -previsible y gastado- -de la izquierda radical sobre la operación del Rey. En un nuevo ejercicio de populismo, el secretario general del PSOE asegura que hubiera preferido una intervención por la Seguridad Social. La Corona es objeto de críticas por la elección de un hospital privado, como lo habría sido de hacerlo en un centro público. La demagogia antisistema tiene unas rutinas que el PSOE, por simple responsabilidad institucional, debería evitar. NEAR- SHORING: ¿VUELVE EL MADE IN SPAIN? POR DAVID TEIXIDÓ Hoy más que nunca es el momento de poner en valor nuestros productos locales, nuestra especialización y nuestro conocimiento te en el mundo laboral permitiéndoles mostrar su valía. Además gozamos de un gran número de investigadores y auténticos especialistas en todo tipo de áreas que se intensifica en las actividades de contenido tecnológico. El problema, amén de las escasas oportunidades de trabajo, viene en gran parte provocado por la carente autoestima de un país monolingüe, poco dado a exportar, e incapaz de emprender por la imposibilidad de financiar sus proyectos con recursos propios. Una vía relativamente sencilla de implementar para contrarrestar la Globalización a nivel empresarial es el e- commerce, aunque el despliegue de nuestro modelo de tienda virtual requiere del asesoramiento de expertos en la materia que garanticen el éxito de nuestro nuevo escaparate. Otra vía para resurgir económicamente como país es, sin duda, la re- localización que conlleva entre otros muchos beneficios el consumo propio. Los recortes, la bajada de salarios y en general la merma de todo lo relacionado con la I+ D no deben ser como son las únicas vías de base capital para reflotar nuestra economía y hacer aflorar la actividad empresarial. Hemos de tener en cuenta que nuestra competitividad en la relación coste conocimiento nos sitúa en una muy buena posición europea. Lamentablemente, las propias empresas españolas (al E L siglo XXI ha consagrado la disminución del proteccionismo y de las barreras en las políticas que limitaban la inversión extranjera y el comercio entre países. El libre tráfico de mercaderías entre países ha creado un nuevo escenario en el mundo de los negocios que muchos han denominado Globalización. Este proceso económico, tecnológico, social y cultural ha unificado mercados, sociedades y culturas, a través de una serie de transformaciones o fenómenos como internet, el e- commerce, el outsourcing y el offshoring. La Globalización ha generado un escenario mucho más amplio, disperso y variado que conlleva grandes oportunidades, pero también grandes riesgos en materia laboral y de competitividad, pues tienes que lidiar con factorías emergentes que ya no conoces, que parten de costes salariales más bajos y tienen un gran poder de exportación. La coyuntura del mundo de los negocios es por tanto hoy muy diferente al de apenas dos décadas. Las empresas están obligadas a buscar soluciones y herramientas que les permitan sobrevivir en un mercado cada vez más competido. En esta incansable búsqueda de la mejora y la competitividad surgen herramientas como el Offshoring (Deslocalización empresarial o subcontratación internacional) que inevitablemente crea muesca en el factor humano de las empresas que se arriesguen a utilizar esta herramienta, sobre todo, en un momento de acrecentada crisis económica como es el que vivimos en España. Por ello, hoy más que nunca es el momento de poner en valor nuestros productos locales, nuestra especialización y nuestro conocimiento. El modelo tradicional de Offshoring creado por proveedores con base en países como India, China, Rusia y o Argentina que ofrecen profesionales a bajo coste se está quedando desfasado. Según PwC y otras grandes consultoras, las compañías ya no consideran el ahorro de costes como el único factor a la hora de externalizar sus servicios, lo cual nos dota de una oportunidad única para incrementar el near- shoring y acabar con la deslocalización que España vive, sin que para ello tengamos que devaluar nuestro producto u oferta. Una deslocalización que, si bien en una primera oleada solamente copaba puestos netamente relacionados con las actividades de producción (las también denominadas de cuello azul en la última década se focaliza en áreas de mayor valor añadido, como el diseño de producto, la investigación y en general todo lo relacionado con la creación de contenido tecnológico (las también denominadas tareas de cuello blanco España debe a toda costa resistirse a reducir el déficit como único fin, convirtiéndose en un país sin valor, sustentado por la política del recorte y la devaluación de sus productos y servicios. Afortunadamente en España tenemos a día de hoy un gran número de ingenieros, un gran número de jóvenes con formación superior a la espera de una oportunidad que les inser- CARTAS AL DIRECTOR No quiero la doble nacionalidad Oriol Junqueras, ahora me habla usted de que los que tenemos un sentimiento de españolidad podemos estar en una Cataluña independiente con la doble nacionalidad. Pero ¿qué se habrá creído usted? Yo amo a Cataluña, como puedo amar a Galicia, Andalucía, Extremadura, Alemania, el Sol o la Luna. Nací en España, como podría haber nacido en China. Amo a Cataluña porque es una tierra maravillosa, pero sobre todo porque forma parte de esa España plural. Y, si usted y otros como usted no quieren formar parte de esa pluralidad y se independizan, no pretenda que yo, y seguro que muchos como yo, siga teniendo la nacionalidad catalana. No, señor Junqueras, usted no conseguirá echarme y que me quede: me quedaré en esta maravillosa tierra, pero con pasaporte español exclusivamente. Usted, y otros como usted, serán responsables de que mis impuestos, que ahora revierten en parte a Cataluña, vayan exclusivamente a ser distribuidos a la Nación que tanto odia. Se quedarán solos, sin moneda, sin tres o cuatro millones de ciudadanos, rodeados de fronteras por los cuatro costados y sin perrito que les ladre Claro que eso a usted y a otros como usted no les importa, pero ¿qué pasará con esos ciudadanos a los cuales les ha lavado el cerebro, prometiéndoles el Edén, cuando ya ni siquiera podrán vestir a sus hijos? Váyase, señor Oriol, pero no PIEDRA frente en estrategias de deslocalización) no utilizan el propio mercado local, aquel más próximo, aquel que mejor conoce nuestra cultura, aquel que en definitiva puede responderle con el mayor ratio de productividad y garantía. El Made in USA se está convirtiendo en algo más que un eslogan para los patriotas americanos, se está convirtiendo en una auténtica revolución industrial que está llevando a grandes fabricantes tecnológicos como Apple a iniciar la fabricación de algunos de sus modelos más exitosos en los Estados Unidos. En España, son cada día más las empresas de base tecnológica que confían sus desarrollos a factorías españolas, cansadas en parte de no obtener los resultados ni las garantías esperadas de las grandes factorías sitas en países emergentes como la India, China y o Argentina (entre otros) Pagar más barato el coste hora no es sinónimo de un producto o servicio más barato, y sobre todo: no es sinónimo de calidad. DAVID TEIXIDÓ CEO DE PASIONA CONSULTING