Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 23.9.2013 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.701 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL BATALLÓN DE LOS PERPLEJOS Por Álvaro Martínez RAFAEL SPOTTORNO JEFE DE LA CASA DE SU MAJESTAD EL REY Las voces y los ecos H El presidente de la Generalitat, Artur Mas; el líder de UGT, Cándido Méndez, y el poeta Juan Gelman Es la Luna, que los marea Sindicatos que critican la reforma laboral y luego la aplican, premios Cervantes que reniegan del español tras cobrar el premio... En España puntúa hacer lo contrario de lo que se dice sin moneda, sin prefijo telefónico internacional, con una montaña de aranceles, fuera de la ONU, de la Organización Mundial de Comercio y hasta de la Federación Internacional de Colombofilia. Y sin poder pagar a los pensionistas y a los funcionarios, claro... Las pancartas, como vemos, también las carga el diablo. No a la reforma laboral. Hacia un mundo de esclavos rezaba una sábana asida por Cándido Méndez en la víspera de una de las huelgas generales convocadas por la central obrera. Esta semana lunera nos hemos enterado de que UGT va a aplicar a rajatabla la reforma laboral y solo va a indeminizar con 20 días (con un límite de 12 mensualidades) al 67 de su plantilla en Madrid al que manda al paro. Hoy en día hay dos características esenciales que definen a la causa ugetista: la obsesión por los crustáceos y por hacer exactamente lo contrario de lo predicado. Donde dije digo El dieguismo pues, no conoce descanso y viaja de la política a la cultura y de un lado al otro del charco. Porque también en esta semana de influencias selenitas Espejismo La realidad rescatasería para mos al Cataluña un argenti 25 menos de no Juan PIB Gelman, que después de deshacerse en elogios hacia esta lengua cuando recogió el premio Cervantes, en época de Zapatero, ahora apoya una campaña en contra de que a la lengua española se la llame lengua española. A tal fin, respalda Gelman que a partir de ahora a lo que se habla en América (salvo en Brasil) se le llame criollo o cualquier otro neologismo bolivariano. Al literato bonaerense se le han apagado los quereres al español que tan conmovedoramente leyó en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá cuando acudió a recoger la medalla... y los 90.000 euros del premio. Siete años le han durado. Poco dinero. El dinamismo doctrinal de Gelman le habilita para enhebrar un soneto en noruego si le concedes, pensionado, el premio San Olaf o la Encomienda de Vicky el Vikingo. La luna, que nos marea. S ANGEL DE ANTONIO obre esta tierra asombrosa y tan diversa, tanto que lo mismo alumbra a Ortega que al Gran Wyoming como cumbres del pensamiento español de su momento, se han proyectado esta semana pasada los rayos de la llamada luna de cosecha Se trata de una luna particularmente grande, oronda como la cara de un Buda, acaso rojiza, que, posiblemente, multiplicó la influencia de ese satétite marimandón en el carácter y el café (bueno, malo) que se les puso a los españoles y que multiplicó sus incongruencias. Produce un pasmo clínico a este batallón que Artur Mas aún no haya presentado su dimisión después de que seis o siete voces de referencia en Europa le hayan dicho que sin España no habrá Europa para los libérrimos catalanes de la cadeneta. No hace mucho colgaba del Ayuntamiento de Vich que compatibiliza ser la capital de las esencias independentistas y de la longaniza especiada una pancarta que aseguraba que una Cataluña liberada del yugo costroso de España estaría en Europa sí o sí. Pues no. Ni en Europa ni en el euro. Sin embargo, el enorme embuste de Mas respecto a la situación de aislamiento en la que quedaría Catalunya ha sido deglutido por parte de los catalanes de la cadeneta cual salchichón de la comarca de Osona. ¡Ñam! La cuestión independentista ha generado tal grado de obnubilación que los custodios de la causa no permiten que la realidad les estropee el sueño. Y la realidad viene con un 25 menos de PIB, acía solo cinco semanas de su regreso a la Casa del Rey, ya como jefe de la misma, cuando a Rafael Spottorno DíazCaro (Madrid, 1945) le estalló el caso Urdangarín; poco después, el asunto de Botswana tomaba dimensiones paquidérmicas... Nunca hasta esos días La Zarzuela había tenido que bregar con crisis de semejante porte desde aquella noche de febrero en que los españoles entendieron que les reinaba un gigante. Ni Nicolás de Cotoner, ni Sabino Fernández Campo (salvo la nochecita referida) ni José Fernando Almansa ni Alberto Aza, sus antecesores, se encontraron con semejante acumulación de quebraderos de cabeza, a los que hay que añadir el expediente clínico de Don Juan Carlos. Diplomático de carrera y con gran experiencia en el terreno internacional (en Bruselas, la ONU, la OTAN o los fogones del Palacio de Santa Cruz con Ordóñez o Solana) en Spottorno se puede hallar un insospechado sentido del humor, un cabal sentido común y un exacerbado sentido de Estado (su sexto, séptimo y octavo sentidos) En su quehacer profesional le guían unos versos de Machado, que repite de común, y que le aconsejan desdeñar las romanzas de los tenores huecos y el coro de los grillos que cantan a la luna Prefiere, claro, distinguir las voces de los ecos Y en las actuales circunstancias ha tenido que afinar enormemente el oído, después de que televisiones, radios y diarios se hayan llenado de presuntos expertos pontificando desde la incómoda realidad a una ficción hostil y un cierto todo vale. Rota la veda en los medios y desbordada la verborrea, el asunto se complicaba. ¿Contraataque? la transparencia de la institución. No hay otra terapia. Esta apuesta supuso un rotundo acierto. Igual que la rueda de prensa del viernes, que ha prestigiado más su figura, no solo por cómo planteó la nueva intervención del Rey, sino por su aplomo y claridad ante preguntas con espinas, algunas, a qué negarlo, de asamblea de instituto. De puertas a dentro, oficia en La Zarzuela de Pepito Grillo dentro de la Casa, del Rey a la última infanta. Porque sabe Spottorno que, a los ojos del pueblo, la monarquía o es ejemplar o simplemente no es.