Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 AGENDA LUNES, 23 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es ABC NECROLÓGICAS VICENTE FERNÁNDEZ TRELLES (1933- 2013) EL MÁS DISCRETO EMBAJADOR E Vicente Fernández Trelles nació el 29 de agosto de 1933 en Luarca (Asturias) y murió el 26 de julio de 2013 en Madrid. Ingresó en la Escuela Diplomática en 1964 y llegó a ser embajador de España en Malabo, Asunción y Abiyán. ntre las cualidades del diplomático que más valoran los escritores cumbre de la ciencia política española, como Francisco de Quevedo y Diego Saavedra Fajardo, figura la discreción. Tal virtud adornaba en especial a Vicente Fernández Trelles, quien falleció en Madrid el pasado 26 de julio, tras toda una vida consagrada al servicio de España y de los españoles. Hizo honor a la definición clásica del diplomático como encargado de las relaciones pacíficas con las demás naciones que aplica su conocimiento de los intereses de su país, defendiéndolos con habilidad, sagacidad y cortesía. Vicente fue un discreto embajador, un dedicado cónsul, y un funcionario leal, cumplidor y honrado. Desde la ya remota fecha de 1964, año en que ingresamos en la Escuela Diplomática, hasta su jubilación en 2003, Fernández Trelles se consagró a la carrera diplomática por vocación y afición. Sirvió preferentemente en el extranjero; sus puestos en el ministerio fueron de corta duración; sin embargo su arraigo, su contacto con nuestra realidad y su españolismo eran muy intensos; no sólo sus visitas a la patria, sino en especial sus estancias en su querida Luarca, orígenes presentes en todo momento y donde reposan sus restos, hacían de él un asturiano convencido de que allí estaba la España original; todo lo demás es reconquista como tantas veces le oí. Tras sus primeros puestos en Tokio y en Bogotá, siguió una carrera muy germánica; sus destinos en Dusseldorf, Berlín y Múnich le llevaron a dominar el alemán y a adquirir precisión, puntualidad y sentido práctico. Tuvo también otros puestos de responsabilidad y dificultad, como las embajadas en Malabo (Guinea Ecuatorial) su primera jefatura de misión diplomática, y en la Asunción de Paraguay. Ocupó otra embajada en Abiyán (Côte d Ivoire) que así dicen allí, y no Costa de Marfil. En Buenos Aires fue cónsul general al servicio de una de las mayores colectividades españolas en el mundo. Repitió países y continentes. En su último destino en Burdeos disfruté, en varias ocasiones de grato recuerdo, de su afecto, recomendaciones y compañía. Sus compañeros y amigos tuvimos muchas ocasiones de escuchar sus consejos, siempre sensatos y acertados, y sus recomendaciones de santa paciencia ante los disgustos por el maltrato de la Administración, a la que dedicamos nuestros días y afanes. La superioridad pide y exige, pero no suele recompensar ni dar las gracias. Quiero ahora, al recordar al amigo y compañero de toda una vida, encomendar a cuantos le conocieron y apreciaron durante muchos años, hasta su larga y penosa enfermedad, que tengan un pensamiento y una oración en su recuerdo. Nos unimos en el dolor a su mujer Pilar Duque de Estrada, a sus hijos Marta y Vicente, a sus tres nietos, y a toda su familia, en especial de su hermano Pepe, también compañero de similar profesión. Vicente estará siempre presente para muchos, dentro y fuera de España, como paradigma de diplomático consciente y sensato, cumplidor de su deber sin estridencias ni ruidos, pero imbuido de su vocación de servicio y dedicación a nuestros compatriotas. Que el Ministerio de Asuntos Exteriores tenga también un gesto de recuerdo y reconocimiento, como sucede en países de nuestro entorno histórico y cultural, con los servidores del Reino que alcanzan la definitiva jubilación. ANTONIO ORTIZ GARCÍA LUIZ GUSHIKEN (1950- 2013) FUNDADOR DEL PARTIDO DE LOS TRABAJADORES L Luiz Gushiken nació el 8 de mayo de 1950 en Oswaldo Cruz (Brasil) y ha muerto el 8 de septiembre de 2013 en Sao Paulo. Fue un sindicalista que llegaría a ser diputado tras ser uno de los fundadores del PT. uiz Gushiken dejó la vida como un samurái, y en este caso no es una comparación pobre. Descendiente de japoneses, el bancario que ayudó a fundar en Brasil el ahora oficialista Partido de los Trabajadores (PT) pasó sus últimos días aplicándose, él mismo, la morfina, que lo ayudó a despedirse de cada uno de sus amigos y correligionarios. Nacido hace 63 años, falleció luchando contra un cáncer, que comenzó hace diez años en el estómago y se contagió a otros órganos. Gushiken fue ministro de la Secretaría de Comunicación durante el primer Gobierno de Lula, cargo que dejó arrinconado por denuncias de corrupción, en un escándalo conocido en Brasil como Mensalão, un desvío de recursos de campaña, que aún está siendo juzgado. Gushiken, sin embargo, fue uno de los pocos absueltos en el caso que derribó a los principales hombres de Lula y líderes históricos del PT, entre ellos José Dirceu y José Genoino. El líder petista fue tres veces diputado fede- ral, dirigente de la Central Única de Trabajadores (CUT) presidente del sindicato de los bancarios y del PT. Gushiken coordinó las campañas presidenciales de Lula y fue uno de los artífices de su victoria en 2001. Fue también jefe del Núcleo de Asuntos Estratégicos (NAE) de la Presidencia. El político comenzó su militancia en una organización trotskista estudiantil conocida como Libelú (Libertad y Lucha) de la que salieron otros importantes líderes del PT, y conoció al amigo Lula da Silva cuando entró en la vida sindical. Graduado en Administración de Empresas en la Universidad Fundación Getúlio Vargas (FGV) una de las más prestigiosas del país, Gushiken trabajó en el Banespa, que fue comprado por el Banco Santander. Encabezó manifestaciones contra la venta del banco y las privatizaciones del Gobierno Fernando Henrique Cardoso. Deja viuda y tres hijos. VERÓNICA GOYZUETA