Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 SOCIEDAD El drama del desempleo Aparte de las dificultades para la familia, la falta de trabajo lleva a sentirnos sin dignidad Sistema económico El desempleo es la consecuencia de un sistema mundial centrado en el ídolo del dinero LUNES, 23 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es sociedad ABC Utilización de los pobres A algunos se les llena la boca hablando de los pobres o los instrumentalizan. ¡Está muy mal! El Papa: Sin trabajo no hay dignidad En una Cerdeña en crisis en la que se reunió con pobres y parados, culpó de la tragedia del desempleo al sistema económico que idolatra el dinero JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL EN EL VATICANO C on una visita de tan sólo un día, el Papa Francisco levantó el ánimo de una Cerdeña en crisis y desafió al mundo a encontrar un nuevo modelo económico- social que sustituya al sistema económico global que tiene como centro un ídolo llamado dinero y que causa estragos en todo el planeta. En pocas horas, el Papa mantuvo sucesivos encuentros con los trabajadores muchos de ellos sin empleo las autoridades y los enfermos; celebró la misa; se reunió con los obispos, con los pobres y los reclusos, con los intelectuales y con los jóvenes. Fueron ocho encuentros de una intensidad asombrosa, sobre todo el primero, con los trabajadores, y el último, con los jóvenes, donde hizo un balance conmovedor de los 60 años exactos desde aquel 21 de septiembre de 1953 en que, de modo tan inesperado como arrollador, descubrió su vocación al sacerdocio. na, justo a su llegada al aeropuerto de Cagliari. En una isla oprimida por el drama del desempleo, el Papa dejó de lado su discurso y les habló desde el corazón, denunciando los estragos de un sistema económico mundial que tiene en el centro un ídolo llamado dinero Con gran fuerza, denunció que en este sistema sin ética, el mundo se ha vuelto idólatra del dios dinero. ¡Manda el dinero! Para mantener el sistema se desecha a los últimos: los ancianos y los jóvenes. Se desecha a los ancianos con una eutanasia escondida. Y se deja caer a los jóvenes, que no encuentran trabajo La experiencia de su padre Francisco les dijo que conocía esa tragedia por experiencia familiar, pues mi padre, cuando era joven, emigró a Argentina lleno de ilusión. Y sufrió la terrible crisis de los años 30. ¡Lo perdieron todo! ¡No había trabajo! Yo no lo vi, pero en mi casa oía hablar de este sufrimiento El testimonio de un trabajador desempleado y de un pastor empobrecido que le regaló una bolsa de bandolera le emocionó tanto que renunció a leer su discurso y habló todo el rato desde el corazón subrayando que el desempleo lleva a sentirnos sin dignidad lo cual es una herida aún más profunda. El altísimo índice de paro de Cerdeña, no es sólo un problema de Italia o de algunos países de Europa, sino la consecuencia de un sistema mundial, centrado en el ídolo del dinero, que lleva a esa tragedia Antes y después de la misa, el Papa saludó a docenas de enfermos en literas o sillas de ruedas en el santuario de Nuestra Señora de Bonaria Buen Aire la devoción extendida por los mercedarios entre los marineros y na- Explosión de entusiasmo En cuanto sale del Vaticano, Francisco es dinamita pura. Siembra alegría y optimismo. Hace pensar, sonreír, y a veces reír a carcajadas a cientos de miles de personas, ancianos o jóvenes, enfermos o sanos. Desata el entusiasmo. En Cagliari se repitió ayer, como en Río de Janeiro en julio, esa experiencia única de la cercanía al Papa, en que la gente olvida sus penas, respira a pleno pulmón, ríe, llora y sale rejuvenecida. Igual que en Río de Janeiro, el Papa saludó a la gente antes que a las autoridades, pues su primera cita fue con los trabajadores a las 8.45 de la maña-