Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 ABCdelDEPORTE Fórmula 1 Gran Premio de Singapur LUNES, 23 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es deportes ABC Vettel ensaya el alirón Incontestable triunfo del alemán, que ya acumula 60 puntos de ventaja Soberbio segundo de Alonso, gracias a una gran salida y la táctica de Ferrari JOSÉ CARLOS J. CARABIAS E scala Sebastian Vettel hasta el podio de Singapur y, rojo como un tomate, se explaya en la exposición de la materia. Desgrana el mundo de los neumáticos, las válvulas y demás quehaceres relacionados con su victoria en el Gran Premio de Singapur hasta que llega al punto nuclear: el ciclo de las emociones, el que jamás es considerado en la Fórmula 1. Disfruto conduciendo suelta Vettel. Y comparte la idea en abundancia. Disfruto conduciendo este coche exclama feliz. En el teatro nocturno de Singapur, Vettel perpetró uno de los mayores recitales que se recuerdan en la historia moderna de la Fórmula 1. Una victoria por aplastamiento, incontestable, abrumadora y que emite una semblanza de futuro. El título solo tiene un favorito, pese a la perseverancia y el amor propio de Alonso, magnífico segundo en la ciudad- estado de Asia. Vettel se divirtió conduciendo el mejor Red Bull del año y eso se transformó en una cita de única dirección. Solo un accidente pudo privar ayer al germano del triunfo. Vettel se expresó exuberante sobre el mismo coche que, en teoría, pilotaba Mark Webber y que, en la práctica, resultó un relámpago en sus manos. Hubo momentos en los que Vettel extrajo dos segundos de ventaja por vuelta respecto al segundo clasificado, Nico Rosberg, y el resto del grupo, en el que se dejaba los dientes Alonso. Dos segundos en Fórmula 1 son algo así como tres minutos al se- gundo en una contrarreloj de ciclismo. Induráin, delante de Armand de las Cuevas y Gianni Bugno en la crono de Luxemburgo del Tour 1992. Sebastian Vettel abrumó a la competencia en una carrera sin mácula. Después de ganar en Bélgica e Italia, dos circuitos muy distintos, también se impuso en Singapur, un trazado lento donde el alemán dio un repaso con el Red Bull. La exhibición de Vettel, más superior que nunca, eclipsó la gran carrera de Fernando Alonso, que no se rinde y sigue peleando hasta que las matemáticas digan lo contrario. Acabó segundo el español saliendo séptimo gracias a su brillantez al volante, una enorme salida y la atinada estrategia de Ferrari. Vettel continúa al frente del Mundial, ahora con 60 puntos sobre Alonso, a falta de seis grandes premios para el cierre del curso. Una franja de tiempo que se antoja insalvable, salvo un par de despropósitos del teutón. Alonso realizó una salida soberbia, al estilo de las que viene ejecutando Ferrari durante todo el año. Es el equipo que mejor lleva a cabo esta parte crucial de las carreras y el que más puestos ha ganado esta temporada. Entre la pericia del coche con su sistema de salida y el arrojo de Alonso, que aguantó firme por la derecha, el gran premio arrancó con la puesta en escena conocida. Vettel, primero al aguantar con inteligencia la embestida de Rosberg, y Alonso, tercero desde la séptima posición. La felicidad del español contrastó, sin embargo, con la exhibición de Vettel. Se escapó como siempre en otra Sebastian Vettel muestra su felicidad en Singapur LA CARRERA VUELTA A VUELTA Vettel y Rosberg Fuerte disputa por la cabeza, resuelta a favor de Vettel. Se coló por la izquierda mientras Rosberg atacaba por la derecha. Alonso, del 7 al 3 La mejor salida del año de Alonso. Se metió a la derecha, frenó más tarde que nadie y pasó del séptimo al tercer puesto. Ritmo bestial En cinco vueltas Vettel le sacó 5.2 segundos a Rosberg y 8.4 a Alonso, con un ritmo inabordable para los demás. Paradas limpias La carrera fue una exhibición de eficacia en los garajes. Salvo una parada de Massa, los talleres estuvieron brillantes. 1 5 16