Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ABCdelDEPORTE EL PATO MAREADO LUNES, 23 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es deportes ABC Reacción, victoria, oxígeno El Valencia convence y vence en un duro duelo ante el Sevilla y Djukic respira JOSÉ MANUEL CUÉLLAR UN ESTILO CAMALEÓNICO El Madrid busca un estilo de juego, pero igual no le hace falta. Puede que su sello sea no tener sello 3 VALENCIA Diego Alves Joao Pereira R. Costa (58) Mathieu Guardado Javi Fuego Banega Pabón (71) Jonas (78) Fede Postiga Víctor Ruiz (58) Bernat (71) Canales (78) 1 SEVILLA Beto Coke Cala F. Navarro Alberto M Bia (76) Jairo Marin Rakitic Vitolo (71) Gameiro (63) Cristóforo (63) Rabello (71) Bacca (76) EFE S e le ocurre a uno, sin ningún tipo de convicción, es cierto, que a lo mejor estamos equivocados y que en determinadas ocasiones no hace falta tener un estilo. Que a lo mejor el estilo de uno es no tener estilo. Va por el Madrid, que anda buscando un sello de identidad y buceando en las formas de juego para ver si encuentra una manera cómoda de desenvolverse. Pero igual no le es necesario. Como dice Ancelotti, hay una idea: tener control y posesión. Bien, pues se intenta salir así. Que el contrario se cierra y no deja huecos, pues se ocupa el campo, se toca, se asocia y se tiene paciencia en busca de huecos. Que hay un mal día y se pierde el balón, quizás porque el pelo se le revuelve a Modric y le ciega la visión, porque Illarra o Xabi Alonso se lesionan, o porque Messi ladra mucho y no le deja dormir a Isco (el perro del malagueño se llama Messi) pues se va al plan B: se pierde el balón, la posesión y la iniciativa, pues se dan dos pasos atrás para resguardarse y salir a la contra, que se hace de cine y hay arriba dos torres gemelas que están entre los cinco futbolistas más rápidos del mundo (Bale es tercero y CR quinto. Walcott y Valencia son los primeros) No se trata de depender del estilo del contrario, sino de adaptarse a las circunstancias que se dan en un partido, que no es lo mismo. Se parte de una idea y se intenta implantar, si por alguna razón la cosa no va, se cambia de piel y el equipo se hace camaleónico. El Madrid tiene tantos jugadores buenos y diferentes entre sí que es capaz de adaptarse a cualquier estilo. Se toca con Modric, Xabi, Illarra, Isco o Benzema, y se contragolpea con Di María, Bale, Cristiano y Marcelo. No es necesario ser tan rígidos. El fútbol no es una ciencia exacta ni la manera de jugar garantiza un triunfo. Todos los estilos y sistemas valen. De acuerdo que unos son más bonitos y generosos que otros, pero todos son legales y lícitos y, si el Madrid tiene una plantilla que le permite tener un estilo camaleónico, bien hará en aprovecharlo. Si hay jugadores para asociarse, se asocian. Si al mismo tiempo se puede correr, pues se corre cuando se pueda. Es más fácil, cómodo y práctico. Jonás celebra lo suyo, que es el gol puesto respiró. Oxígeno. Confianza. La imagen fue solvente y convincente. Tras el desastre ante el Swansea, Djukic quiso que todos, plantilla y técnicos, pusiesen negro sobre blanco. Una larga charla e intercambio de opiniones el pasado viernes para conjurarse y buscar una reacción inmediata. El Valencia que se presentó en Mestalla ante el Sevilla nada tuvo que ver con el de las cuatro primeras jornadas de Liga, mediocre e insustancial, ni al de Europa. Marcó el conjunto de Djukic un ritmo altísimo, intensidad total, nada de eso se había visto hasta la fecha esta temporada. Y cuando los jugadores dan, Mestalla responde. Y con un juego práctico, ordenado, fácil, veloz, anularon a los de Emery. El pero fue que las prisas cegaban en los últimos metros. El Sevilla, que se encontró un torbellino físico, logró deshacerse unos minutos de la pre- GOLES 1- 0. m. 32: Jonas. 1- 1. m. 51: Gameiro. 2- 1. m. 51: Jonas. 3- 1. m. 82: Víctor Ruiz. EL ÁRBITRO Undiano Mallenco (Colegio navarro) Amonestó a Jonas, Banega y Cala. RAÚL COSÍN VALENCIA En Mestalla, como en cualquier otro estadio, existen unas exigencias innegociables que son las que hacen o no creer: competitividad, trabajo, esfuerzo, compromiso, responsabilidad, carácter, orgullo, Luego el fútbol, en cuanto estilo, puede ser más o menos práctico, más o menos brillante, pero lo otro, la garra, no se discute. Y el Valencia lo hizo por primera vez esta temporada ante el Sevilla en un partido intenso y su parroquia dio el visto bueno con un cántico: Así sí, eso es lo que queremos Triunfó el Valencia convenciendo y Djukic, que se jugaba el sión e inquietar a Alves, pero los locales también lograron cerrar la sangría de goles recibidos en los últimos partidos (12 en 4 duelos) Superada la media hora, el joven Fede, que sudó la camiseta de lo lindo, salió rápido para ceder un balón que Jonas no desperdició. Y Mestalla, y Djukic, y los jugadores estallaron. Enmudeció ya el cuadro andaluz hasta el descanso. Regresó más fino el Sevilla tras el descanso. Un punto más centrado, que le dio para merodear con peligro. Y Gameiro empató en un córner rematando en el segundo palo solo. Fede replicó pronto con un balón picado que hizo exhibirse a Beto. A los de Djukic les costó recuperarse. Unos instantes de agobio. Pero lo lograron y plantearon de nuevo batalla a los de Emery. Y entonces apareció Jonas. Y como es lo suyo, goleó. Oxígeno. La victoria la redondeó Víctor Ruiz a poco del final. EL GRANADA, MUY DEFENSIVO DUELO VIBRANTE, PERO SIN GOLES Roberto desquicia a los atacantes verdiblancos El Villarreal se topa con un muro en la figura de Yoel 0 BETIS Sara Chica Paulao Amaya Nacho Matilla Xavi Torres Juanfran Salva Sevilla (76) Vadillo (50) Molina (72) B. Rodríguez (50) Cedrick (72) Verdú (76) 0 GRANADA Roberto Nyom Diakhaté Murillo Angulo Iturra Recio Pereira (61) Buonanotte (78) Á. García (66) El- Arabi Bramihi (61) Benítez (66) Yebda (78) E. R. EL ÁRBITRO Ayza Gámez (valenciano) Amonestó a Chica, Amaya, Paulao, Nacho y Recio. INCIDENCIAS Benito Villamarín, 34.000 espectadores Betis y Granada empataron en un partido dominado por el cuadro de Pepe Mel y en el que Roberto evitó la victoria verdiblanca. El cancerbero detuvo todos los balones que llegaron a su portería y acabó desquiciando a Salva Sevilla y Jorge Molina, principales referencias en el ataque bético ante la nueva ausencia de Rubén Castro. El Granada, con muchas bajas, planteó un encuentro muy defensivo esperando tener alguna oportunidad a la contra y estuvo a punto de dar la sorpresa en el último minuto. 0 CELTA Yoel Hugo Mallo D. Costas Aurtenetxe Toni Fontás Rafinha Álex López (76) Augusto (63) Mina (58) Charles Nolito (58) Krohn- Dehli (63) Orellana (76) 0 VILLARREAL Asenjo Mario Musacchio Dorado Jaume Costa Bruno Trigueros (58) Aquino Cani (68) Pereira Giovani (77) Tomás Pina (58) Hernán Pérez (68) Perbet (77) R. C. CAMACHO EL ÁRBITRO Pérez Montero (andaluz) Amonestó Aurtenetxe, Álex López, David Costas, Rafinha y Hugo Mallo, y a Bruno. INCIDENCIAS Balaídos. 21.130 espectadores. El Villarreal se topó en Balaídos con un portero de mayúsculas cualidades. Yoel fue el héroe para un Celta que guardó su gusto por el buen fútbol, pero al que le costó mucho inquietar la portería castellonense. El peligro real lo diseñó el cuadro de Marcelino García, equipo fiero atrás, ordenado, veloz en ataque, que no pudo lograr el triunfo porque se les apareció Yoel. Soberbio el arquero, que aguantó el empate para los de Luis Enrique. Un partido vibrante, especialmente al final, que acabó sin goles.