Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 23 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es internacional INTERNACIONAL 33 Al Shabab Ataque terrorista en Kenia la frontera. Entre ellos, el de dos españolas: la catalana Montserrat Serra y la madrileña Blanca Thiebaut. Y tras su escalada internacional, los desencuentros en las filas de Al Shabab se hicieron evidentes. A comienzos de 2012, el clérigo radical Hassan Dahir Aweys, uno de los principales líderes espirituales del grupo, atacaba duramente a la cúpula directiva, acusándolos de haber monopolizado la yihad en función de sus intereses y de matar inocentes. Al Shabab, filial de Al Qaida en Somalia, es una de las bandas islamistas más fanáticas y violentas del mundo Asesinos en nombre del islam EDUARDO S. MOLANO CORRESPONSAL EN NAIROBI ac, tac, tac! A Ketan Sha, el entramado de hierro y tuercas bajo el que se esconde comienza a hacérsele minúsculo. Durante 45 minutos, este keniano ha permanecido escondido en el aparcamiento del centro comercial Westgate, uno de los más populares de la capital de Kenia, Nairobi. Sin embargo, el sonido de los balas parece reducir a cada segundo el vehículo que le sirve como parapeto. Quizá sea cosa de su imaginación, pero por si acaso Ketan prefiere correr a la desesperada. A su lado, dos terroristas continúan disparando indiscriminadamente. Desde que en 2007 su nombre comenzara a popularizarse, la milicia de Al Shabab se ha convertido en fiel reflejo de la sinrazón radical. (Ketan, mientras, continúa corriendo. A su lado, un hombre yace cadáver ¡T con un disparo en la nuca. ¿Su delito? Ser incapaz de responder ante los terroristas de forma correcta el nombre de familiares del profeta) Tan solo tres años después de su fundación el 11 de julio de 2010 se producía el Rubicón moral de Al Shabab, cuando el grupo asesinó en dos atentados sincronizados a 76 personas en la capital de Uganda, Kampala. De nuevo, grave delito de sus víctimas: disfrutar de una simple final del Mundial de fútbol. Solo unos días después, Sheikh Ali Rage, por entonces, portavoz y número dos de Al Shabab, reconocía a ABC que atacarían cualquier país que desplegara tropas en su territorio (Ketan nunca ha pisado Somalia. Sin embargo, ahora corre como un poseso porque los fanáticos creen que el honor del islam ha sido mancillado) En 2011 la milicia islamista advertía de que Kenia deberá afrontar las consecuencias por haber comenza- do la guerra con el despliegue de sus tropas en territorio somalí. El tiempo para pedir que se detenga la guerra ya ha pasado. La única opción es luchar contra ellos. Kenia fue quien inició la guerra y ahora tiene que afrontar las consecuencias aseguró el portavoz en un comunicado. (Ketan vuelve a esconderse entre los coches. La salida parece cerca. Aunque no es momento de confiarse) La declaración de intenciones de la banda se producía días después de que tropas del Ejército de Kenia se adentraran cien kilómetros en Somalia, como medida de castigo a los secuestros de extranjeros protagonizados en Herida gangrenada Una herida pública, gangrenada desde entonces, y que en febrero volvía a abrirse tras la adhesión pública de Al Shabab a los terroristas de Al Qaida. Demasiada sumisión para Aweys, quien se acabaría entregando a las autoridades en junio de este año. (Un policía tiende la mano a Ketan. El terror parece quedar metros atrás) Días después Al Shabab confirmaría la ejecución de Haji Jama Mead, conocido como Al Afghani y Abul Hamid Hashi Olhayi, ambos cofundadores de la milicia. No eran lo suficientemente radicales para el grupo. Estoy a salvo dicen llorando Ketan a su familia nada más escapar de sus captores. En el interior del centro comercial Westgate, decenas de cadáveres no tienen tanta suerte. ¿Su delito? Encontrarse cara a cara con la sinrazón islamista) Huida del horror Ketan Sha lloraba cuando huía dejando atrás un reguero de cadáveres asesinados salvajemente