Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 DEPORTES MARTES, 3 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es deportes ABC CICLISMO- -VUELTA A ESPAÑA Un cuarentón irresistible Horner, de casi 42 años, abruma a los favoritos en Hazallanas y vuelve a ser líder de la carrera J. GÓMEZ PEÑA SIERRA NEVADA (GRANADA) Clasificaciones 10 etapa 1. Chris Horner (RadioShack) 4 h. 30: 22. 2. V. Nibali (Astana) a 48 s. 3. A. Valverde (Movistar) a 1: 02 4. I. Basso (Cannondale) m. t. 5. J. Rodríguez (Katusha) m. t. General 1. Chris Horner (RadioShack) 40 h. 29: 14. 2. V. Nibali (Astana) a 43 s. 3. N. Roche (Saxo- Tinkoff) a 53. 4. A. Valverde (Movistar) a 1: 02. 5. J. Rodríguez (Katusha) a 1: 40. 6. D. Moreno (Katusha) a 2: 04. Hoy, jornada de descanso. Se hincha a hamburguesas, tiene casi 42 años, estuvo a punto de morir víctima de una embolia pulmonar durante un viaje de avión en 2011, ha pasado buena parte de esta temporada lesionado, nadie se atrevía a colocarle en los pronósticos, nadie ha pedaleado así a esa edad... El estadounidense Chris Horner, ganador ayer en el tremendo alto de Hazallanas y nuevo líder de la Vuelta, rompe todos los moldes. No parece un líder de prestado. Ya había dado señales de vida en la tercera etapa, en el Mirador de Lobeira. Aquella tarde ganó y cuando un día después cedió el maillot rojo, entre sonrisas, dijo que ya lo recuperaría en la alta montaña. Le apodan Chiquito de la Calzada por su manera trompicada de andar una vez que estuvo lesionado. Aquí no bromea. En Hazallanas, la vertiente más cruel de Sierra Nevada, asumió un reto gigantesco: atacar a 4,5 kilómetros y subirlos de pie, sobre un desarrollo imposible para el resto. Pura fuerza sobre sus canillas de flamenco. Estoy al nivel de los mejores dijo. Está mejor: le sacó 48 segundos a Nibali y un minuto a Valverde, Basso y Purito tres veteranos, tres recién llegados si se les compara con Horner. Era el primer día con montaña de verdad: dos subidas a Sierra Nevada, una por Monachil y otra por Hazalla- Rompe todos los moldes Sobrevivió a una embolia pulmonar y le gusta devorar hamburguesas. Horner ganó con un desarrollo brutal El estadounidense Horner, a punto de cruzar la meta en el Alto de Hazallanas nas, una cuesta nueva, asfaltada hace cuatro años. Una escalera con tramos del 19 Pero la primera explosión llegó por la espalda, en los kilómetros neutralizados. De repente, una decena de ciclistas se engancharon. Ruedas dobladas, sangre en el codo de Zubeldia, cuatro retirados Losada, Markus, Boivin y el pobre Le Clerq, todo lágrimas y un líder caído, Dani Moreno. No iba a ser su día. Por la caravana corrió la noticia de la salvación del Euskaltel, comprado por Fernando Alonso. Voló la buena nueva como un Ferrari. Volaba también la fuga de Ozoz, que celebraba así el rescate de la estructura del Euskaltel, en compañía de Ulissi, Marczynski... Apenas tuvieron tiempo para ventilar los pulmones. El alto de Monachil les abrasó. Detrás, Cancellara, poderoso siempre, anunciaba que Horner, el abuelo, ha encontrado el camino de la eterna juventud. El RadioShack fijó el ritmo de la caza. Enseguida le dio relevo el Movistar, los chicos de Valverde. Hazallanas es un descubrimiento. Ulissi y Marczynski arremetieron contra la primera rampa. Un paredón. Quedaron fusilados. Herrada y Capecchi, lanzadores de Valverde, abrieron la espita del gas. Nibali y Basso estrujaron al grupo. Dani Moreno, líder efímero, se ahogó en ese aire gaseado. Como Samuel Sánchez, Urán, Majka, Nieve, Pozzovivo... Las uvas iban cayendo del GOLF- DEUTSCHE BANK Stenson rompe la magia de Sergio MIGUEL ÁNGEL BARBERO MADRID Sergio García había resurgido. O eso parecía. Después de tres vueltas mágicas (65, 64 y 65) para un total de 19 bajo par, se había colocado como líder en el segundo playoff de la FedEx Cup. Salía con dos golpes de ventaja en la última ronda y, a poco que siguiera con el nivel de intensidad de los días anteriores, conseguiría acabar con un año de sequía de triunfos. Sin embargo, el castellonense no contaba con que su compañero de juego, Henrik Stenson, no iba a estar por la labor. En sólo siete agujeros el sueco le había dado la vuelta a la tortilla y le había ganado cinco impactos: los tres que había rebajado al campo el nórdico más los dos que ya perdía el español en esos momentos. La fineza estratégica y de juego del uno se contrarrestaba con los fallos y falta de tino del otro. Y no hubo más desenlace posible que la victoria final del de Gotemburgo -22) y el cuarto lugar del de Borriol -17) Henrik había hecho una última ronda de 66. Así se gana. Con este éxito (el tercero que logra en los Estados Unidos) Stenson cierra uno de los capítulos más oscuros de su carrera. Y lo hace gracias a su empeño, dedicación y visión positiva de las cosas. Después de tener una trayectoria más que interesante (con tre- ce torneos ganados por todo el mundo y dos presencias en la Ryder Cup) todo su mundo se vino abajo en la última crisis financiera. Sus ahorros se perdieron en manos de un agente financiero que acabó en la cárcel y tuvo que volver a empezar desde muy abajo y con la moral tocada. Quien había estado más de cien semanas en el top- 10 mundial cayó el año pasado al puesto 222 y se quedó fuera de tres de los majors Pero siguió trabajando y una victoria postrera en Suráfrica le devolvió a la buena vía. Así, con los bríos renovados, este 2013 lo está bordando: segundo en el British tercero en el PGA, primero en Boston y líder de la FedEx Cup. Henrik Stenson ha recuperado su fuerza