Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 3 DE SEPTIEMBRE DE 2013 abc. es internacional INTERNACIONAL 27 Informe de la Inteligencia francesa En agosto y en abril El espionaje francés ha estudiado restos de sangre, orina, tierra y municiones: Los análisis confirman el empleo de gases tóxicos, armas químicas que habrían podido cobrarse la vida de 1.500 hombres, mujeres y niños el 21 de agosto pasado. El mismo tipo de pruebas existen de ataques realizados el pasado mes de abril. Obama presiona a los republicanos para que apoyen el ataque El presidente termina Llamados por hoy las consultas antes el presidente de viajar a la cumbre John McCain del G- 20 en Rusia El senador EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL EN WASHINGTON DE LEJOS PEDRO RODRÍGUEZ EL PASEO DE OBAMA Desde la II Guerra Mundial, EE. UU. ha utilizado cada vez más la fuerza sin la aprobación del Congreso Químicas y convencionales El ataque combinado con armas químicas y convencionales del 21 de agosto corresponde al esquema táctico clásico del Ejército sirio: preparación del terreno con la artillería, empleo de agentes químicos, ofensiva terrestre. Nuestros servicios habían detectado los preparativos que precedieron a ese ataque. El clan Bashar Solo el clan personal de Assad controla la cadena de mando de las armas químicas, dirigida por alauíes muy fieles al régimen. El Ejército recibe las órdenes y es responsable de la ejecución de las operaciones militares, combinando armas convencionales y armas químicas. Destruir pruebas Nuestros análisis técnicos confirman que el Ejército sirio bombardeó las zonas donde se produjeron los ataques químicos con el doble fin de retrasar la llegada de los inspectores de la ONU y de destruir las pruebas. La provocación de incendios estaba destinada a purificar la atmósfera de agentes químicos. La oposición siria no tiene capacidad para realizar operaciones de ese tipo. Barack Obama dedicó ayer la jornada festiva (Día del Trabajo en Estados Unidos) a llamadas y reuniones con miembros del Congreso contrarios o reacios a un ataque contra Siria. Sin mucho tiempo para convencerlos- -marcha esta noche a Suecia y Rusia para la cumbre del G- 20; estará de regreso el lunes, cuando el Congreso podría votar ya sobre la autorización del ataque- el presidente estadounidense ha puesto en marcha a todo su equipo para ganar un voto que no tiene fácil. El principal argumento esgrimido por la Administración es que no castigar a Siria tras haber cruzado la línea roja establecida (el uso de armas químicas) animaría a Irán a traspasar la suya (construir su bomba atómica) Obama recibió en la Casa Blanca a los senadores republicanos John McCain y Lindsey Graham, contrarios al ataque porque creen que este se queda corto. Ambos llevan tiempo reclamando una decidida acción en Siria, como la ayuda militar directa a la oposición y el establecimiento de una zona de exclusión aérea. En cualquier caso, reclaman que Obama establezca una clara estrategia en relación al conflicto, porque de lo contrario un simple ataque no tendría efectividad. El presidente tiene previsto reunirse hoy con los líderes demócratas y republicanos de las comisiones de Exteriores, Fuerzas Armadas e Inteligencia de las dos cámaras del Congreso. Ante la comisión de Exteriores del Senado intervinieron ayer los secretarios de Estado, John Ke- republicano se opone al ataque porque cree que se queda corto. Reclama una acción decidida en Siria, aunque sin tropas sobre el terreno. Suele ir de la mano de su correligionaria Lindsey Grahama. L Rand Paul Es uno de los posibles contendientes republicanos. Se opone a cualquier intervención, lo que ha hecho que Marco Rubio endurezca su postura. Nancy Pelosi Demócrata. Defiende el ataque sin fisuras. Apoyada por el presidente de Inteligencia de la Cámara, el republicano Peter King. rry, y de Defensa, Chuck Hagel. Es precisamente esta comisión la que está avanzando más sus trabajos. A final de esta semana podría aprobar un resolución, que podría ser votada en el plenario del Senado el próximo lunes, cuando concluye el receso veraniego. Obama también ha conversado con los jefes del grupo parlamentario demócrata en el Senado, Harry Reid, y en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Los dos han cerrado filas con el presidente. Mientras tanto, el portaviones estadounidense Nimitz, acompañado de otros cuatro buques, penetró ayer en el Mar Rojo, aproximándose al área de conflicto. os jardines de la Casa Blanca, a lo largo de su historia, han servido de lugar de reflexión para sus temporales ocupantes. El viernes por la tarde, el presidente Obama se paseó por el South Lawn Tras 45 minutos de ambulantes consideraciones, decidió solicitar el respaldo del Congreso para el uso de la fuerza en Siria. Ese giro en U como dicen los norteamericanos, ha servido para resucitar el recurrente dilema constitucional de Estados Unidos sobre la autoridad bélica. Los padres fundadores, de forma deliberada, dividieron la cuestión entre el presidente y el Congreso. Thomas Jefferson pensó que así se ataban mucho mejor los perros de la guerra Para la última declaración formal de guerra de Estados Unidos, hay que remontarse hasta Pearl Harbor y la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, la fuerza militar se ha utilizado cada vez más sin la aprobación del Congreso. La tragedia de Vietnam inspiró limitaciones como el Acta de Poderes de Guerra, aprobada en 1973 pese al veto de Nixon y desde entonces reiteradamente ignorada. En esa problemática zona gris se encuentra ahora Obama. Como comandante en jefe, podía haber procedido por su cuenta. Sin embargo, en su paseo hacia una acción punitiva en Siria, el presidente se ha visto bastante solo. Y al final, ha tenido recurrir a la institución legislativa que él mismo ha descrito como un desfile sin fin de distracciones y poses políticas