Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN SÁBADO, 17 DE AGOSTO DE 2013 abc. es opinion ABC A LOS CUATRO VIENTOS La necesaria reforma de la universidad Cada clasificación comparada que se elabora en el sector educativo mundial es una invitación a la depresión para España. El ranking Shanghái, que mide la excelencia de las 500 mejores universidades del planeta, no sitúa entre los 200 primeros puestos a ninguna del medio centenar que hay en nuestro país. Parece claro que es necesario cambiar el modelo en la enseñanza superior, tal y como propone el Ministerio de Educación. Y similar cambio radical debe efectuarse sobre el esquema de la enseñanza secundaria, donde también sacamos muy malas notas. Bolinaga, un año fuera de la cárcel Hoy se cumple un año de la concesión del tercer grado penitenciario al etarra Bolinaga, alegando que el cáncer que padece era terminal, según los informes del Hospital Donostia. Quince días después, el juez le concedía la libertad condicional. A casa. Todas las pruebas y tratamientos que se han realizado desde entonces eran perfectamente compatibles con su estancia en prisión, de la que no hubo de salir. Bolinaga nunca se ha arrepentido. Un año después, otros igual sí. Cuesta abajo imparable de la prima Prosigue la rápida bajada de la prima de riesgo. Ayer se situó por debajo de los 250 puntos cuando hace poco más de un año llegó a rondar los 650. Desde julio de 2011, el diferencial del bono español a diez años con respecto al alemán no transitaba por esas alturas. Los mercados han detenido su presión sobre nuestra deuda, circunstancia que compensa en parte el que su montante represente (por primera vez) el 90 del PIB. Al nivel de Francia y del Reino Unido, pero muy lejos de Japón, donde se eleva al 230 Por eso es importante que baje el interés en estos días. VIDAS EJEMPLARES LUIS VENTOSO PÁJARO LOCO El derecho al honor yace muerto en Twitter ISTORIAS de chicos listos. Jack Dorsey nació en 1976 en Missouri. Su padre, ingeniero, le regaló a los ocho años un PC Junior de IBM. El chavalín empezó a trastear con el cacharro. Apasionado por los trenes y el urbanismo, inventó pequeños programas para ordenar ciudades y ferrocarriles, y hasta se hizo una tarjeta de visita artesanal: Jack Dorsey. Consultor En su adolescencia ya fantaseaba con la mensajería instantánea. Tras pasar por la universidad, emigró a California, meca de los desarrolladores. Allí conoció a otro superdotado, Evan Williams (Nebraska, 1972) Evan gastaba ya aureola de pequeño mito, porque participó en la creación de Blogger y muchos le atribuyen incluso el término blog Dorsey y Williams trabajaban en una firma de internet, hacinados en un oficina angosta de San Francisco junto a una veintena de entusiastas. Allí se sentaba también el tercer vértice del triángulo, Biz Stone, un diseñador gráfico. Dorsey y sus colegas crearon una herramienta de comunicación interna para los empleados y su entorno. Al principio parecía poca cosa. Tiene gracia para conectarse con los amigos y la familia, poco más... Pero pronto se percataron de su inmenso potencial. En el verano de 2006 echaba a volar el pájaro azul de Twitter. Una red social de mensajes instantáneos de solo 140 caracteres, en homenaje sentimental a los primeros sms, cuyo tope era de 160. Hoy se estima que Twitter tiene H 280 millones usuarios, unos seis millones en España (para situar el fenómeno en su medida, recordemos que este país tiene 47 millones de habitantes) Al democratizar el intercambio de opiniones, Twitter ha abierto un nuevo continente comunicativo. Los medios tradicionales emitían desde una atalaya de superioridad. Pero la audiencia apenas podía responder (cartas al director, comentarios en las webs, poco más) Con Twitter todos podemos opinar de todo. Es su encanto. Y su problema. Los analistas consideran que solo un 30 de lo que ahí se escribe merece ser leído. El resto es hojarasca, cotidianidad doméstica, chorradas lúdicas, telegramas narcisistas sobre estados de ánimo, opiniones sin base y sobre todo, insultos, cataratas de insultos, escudados a veces en la cobardía del anonimato. Los medios de comunicación tradicionales salen a jugar su partido en un ámbito reglado. Si cometen una falta, el árbitro (los jueces) los castiga. Salvo excepciones amarillistas, los periodistas saben que no vale todo, porque el derecho al honor está regulado por la ley. ¿Qué está pasando en Twitter en España? Pues que el derecho al honor yace muerto. Se debaten temas bajo etiquetas (hashtags) que muchas veces son graves ofensas. Se suplantan identidades. A efectos prácticos, se puede difamar o insultar a cualquiera con impunidad total. La multinacional se refugia en el autismo. Agazapada en sus difusos cuarteles estadounidenses, presentar una queja es como hablar con un frontón. En realidad, Twitter disfruta de una situación de alegalidad en lo referente a los derechos al honor, la intimidad personal y familiar y la propia imagen. Tan es así que políticos de todos los colores se han dado de baja, hastiados de vejaciones. La izquierda es más activa que la derecha en el uso faltón del pájaro azul, por su creencia dogmática en que posee la razón absoluta. Pero aún así, progresistas de lengua tan larga como Elena Valenciano han huido escaldados. El pájaro se ha vuelto loco. A jueces y fiscales les toca mantenerlo en la jaula del derecho. CARTAS AL DIRECTOR Rosalía Mera Ella misma decía que tenemos de casi todo menos tiempo. Coherencia aplastante en una mujer, Rosalía Mera, que vivió guiada por patrones que a muchos se nos escapan. Chirría escuchar en los medios hablar de ella como la mujer más rica de España cuando era más que otra cosa valiosa. Su ímprobo trabajo en pro de un mundo más justo le guardará siempre el afecto y respeto de una sociedad que ahora, sin alboroto, abandona. Inerte ya, pero viva en la retina de quienes mantenemos los ojos perplejos ante aquellos que aún se entregan, será triste aceptar que no volveremos a cruzarnos con ella. Ser y mujer imprescindible cuando el compromiso social mengua, su vida es un manifiesto contra los prejuicios de lucha de clases y añejos cuentos de ricos y pobres, ya que por ella sabemos que lo que vale es el compromiso. ¡Gracias por tu tiempo! JUAN C. MELLA LA CORUÑA Recuperar lo nuestro Recupera el gobierno de Rajoy en Gibraltar lo mucho que cedió el de Zapatero, en cuanto a la autoridad legítima y debida sobre el territorio nacional. Y recupera para el pueblo lo mucho que se ha saqueado a su soberanía económica. En este caso, desde el exterior, abusando del territorio, el mar y hasta de la Hacienda de los españoles. Pero hay