Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE JUEVES, 15 DE AGOSTO DE 2013 abc. es ABC Baño de sangre en Egipto La represión del Ejército Brutalidad militar Cantera de terroristas ALBERTO SOTILLO ¿Qué va a hacer el régimen militar egipcio tras el baño de sangre? ¿Ofrecerá a los islamistas el Ministerio de Pesca y Medio Ambiente como magnánimo medio para iniciar una nueva transición? Los Hermanos Musulmanes no son un grupúsculo desdeñable. Representan a la fuerza política que ganó las primeras elecciones democráticas en Egipto. Y si algo han demostrado los islamistas a lo largo de la historia es que más se crecen cuanto más se les golpea. La guerra civil soterrada que vivió Argelia puede ser un lamentable ejemplo de en qué puede convertirse Egipto. El expresidente Mursi cometió muchos errores. Fue un político sectario, que desdeñó a quienes no le habían votado. No supo entender que la victoria en las urnas no es una patente de corso para hacer cuanto venga en gana. Pero los Hermanos Musulmanes habían hecho una apuesta por la vía democrática. Y si ahora se les ofrece el baño de sangre como única alternativa, no será extraño que algunos de sus militantes se inclinen hacia las opciones más radicales y fanáticas del yihadismo. En Occidente solemos cerrar los ojos y perseverar en el camino equivocado cuando se gesta el terrorismo del mañana. Luego nos preguntaremos atónitos de dónde sale esa violencia fanática cuando nos golpea. No hay que mirar muy lejos. En las calles de El Cairo se está gestando el terrorismo de mañana. INTERNACIONAL A la izquierda, un islamista llora la muerte de sus correligionarios tras el aplastamiento por parte del Ejército de la revuelta (sobre estas líneas)