Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 12 DE AGOSTO DE 2013 abc. es deportes DEPORTES 51 Mireia Belmonte no tiene límites Logra el segundo récord del mundo de manera consecutiva, esta vez en 400 libres EMILIO V. ESCUDERO Poco después de convertirse en la primera mujer en bajar de los ocho minutos en el 800 libres de piscina corta, Mireia Belmonte reconocía que estaba agotada. Era sábado por la tarde y aún le quedaba otra jornada frenética en la prueba de la Copa del Mundo celebrada en Berlín. Un domingo cargado de emociones, que la nadadora española nunca pensó que fuera a ser igual de exitoso que el día anterior. Si algo ha ganado la catalana en los últimos tiempos es capacidad de recuperación, algo fundamental para acostumbrarse a nadar diferentes pruebas en días consecutivos. Belmonte demostró ayer que tiene esa lección bien aprendida, cuajando otra carrera casi perfecta y sumando su segundo récord del mundo en el mismo fin de semana. Esta vez, la proeza llegó en el 400 libres, otra de sus pruebas fetiches, en la que volvió a regalar una actuación para enmarcar. Al igual que había hecho el sábado en el 800, Belmonte nadó la prueba con mucha cabeza, reservándose para el tramo final, pero sin perder de vista las calles de Melani Costa y Lauren Boyle, las dos nadadoras que siempre fueron por delante de ella. Mireia quemó metros brazada a brazada. Vigilante. Mantuvo esa tercera posición hasta el ecuador de la prueba, cuando Melani Costa empezó a flaquear. No lo hizo la neocelandesa Boyle, que al contrario que el sábado tardó más en dar su brazo a torcer. No fue hasta el último largo cuando Mireia Belmonte tomó la cabeza. Lo consiguió gracias a un parcial demoledor, al alcance de una privilegiada de la piscina como es ella. Un 28.71 que la catapultó hasta el oro y que le permitió romper el récord del mundo Mireia Belmonte celebra con cara de incredulidad su triunfo con récord del mundo incluido en los 400 libres que ostentaba la francesa Camile Muffat (3: 54.85) Mireia lo rebajó de manera sutil, y lo dejó en 3: 54.52. Suficiente para escribir de nuevo su nombre en el libro de oro de la natación mundial. EFE Un éxito de 15.000 euros en dos días Cuando acabaron los Juegos Olímpicos de Londres, donde ganó dos medallas de plata, a Mireia Belmonte le costó un mundo encontrar apoyos económicos hasta que la UCAM le abrió sus puertas. Ahora, el triunfo en Berlín le ha reportado unos beneficios económicos suculentos que premian el sacrificio de los últimos meses. 15.000 euros por los dos récords del mundo y otros 2.500 más por las dos medallas de oro conseguidas. Final de curso El récord fue el punto y final a una temporada para no olvidar nunca. Puede que el futuro le depare algunas mucho mejores, pero lo cierto es que tras los problemas sufridos después de los Juegos Olímpicos para encontrar lugar de entrenamiento, el resultado conseguido en Barcelona- -dos platas y un bronce- -y estos dos récords del mundo hacen de 2013 un año predilecto para la catalana. ¡Gracias a todos por las felicitaciones! No hay mejor manera de acabar la temporada que con otro récord del mundo escribió Belmonte en su cuenta oficial de Twitter. A través del mismo canal se expresó su entrenador, el francés Fred Vergnoux, feliz con el éxito de su pupila. Disfruta, te lo has ganado escribía el técnico, que no conoce dónde está el límite de Mireia. Ella tampoco. Por ahora, sólo piensa en seguir mejorando y acumulando triunfos, aunque para ello tendrá que esperar a la próxima temporada. Por este año, ha dicho basta. Hoy volverá a Badalona, a su casa. Toca descanso de una vez por todas. Desconectar por unos días de la piscina y recargar las pilas, mientras trata de asimilar el nuevo estatus de sirena de la natación mundial. A partir de ahora le queda lo más difícil: mantenerse en la cresta de la ola. GOLF- PGA CHAMPIONSHIP Jason Dufner no falla en Oak Hill y logra su primer major MIGUEL ÁNGEL BARBERO ROCHESTER (ESTADOS UNIDOS) Un puño apretado, un resoplido y poco más. Ésa fue la forma en la que Jason Dufner celebró la victoria en el PGA Championship, el primer grande de su carrera. Tampoco se esperaba mucho más de este hombre apático e inexpresivo, cuya principal atracción de cara a los aficionados es su sosería. En otro jugador resultaría sorprendente, pero en el caso del golfista de Cleveland, se trata de toda una exhibición de sensaciones. Luego, al recoger el trofeo esbozó una mínima sonrisa y explicó que era un triunfo muy importante, porque me resarce del que perdí hace dos años ante Keegan Bradley En el plano meramente deportivo no hay un pero que ponerle. Fue el único de los hombres de arriba que jugó ayer bajo par (68) lo justo para darle la vuelta a un torneo que Jim Furyk dejó encaminado el sábado. Mas el veterano falló en exceso (71, para- 8) y dejó la puerta abierta a su compañero de partido, que se permitió el lujo de terminar con un bogey en el 18 (10) Tenía hasta tres putts para ganar y todavía le sobraron dos. La carga europea la encabezaron en esta ocasión los suecos Henrik Stenson -7) y Jonas Blixt -6) tercero y cuarto respectivamente, a quienes los nervios atenazaron y acabaron con sendos bogeys en los últimos agujeros. Por lo que respecta a los españoles que quedaban, hubo de todo: Miguel Ángel Jiménez y Rafa Cabrera +2) lucharon hasta el final y terminaron en el puesto 29, pero Sergio García +8) lo tiró por la borda y cayó hasta el 61. Jason Dufner alza su trofeo REUTERS