Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 12 DE AGOSTO DE 2013 abc. es madrid MADRID 39 AL DÍA Variación 2012 10 Variación 2012 11 Solicitudes para aplazar o fraccionar el pago de impuestos Número de peticiones 2010 2011 2012 ANTONIO SAENZ DE MIERA Aplazamientos Período voluntario Fraccionamientos 7.673 5.280 4.562 -40,54 -13,60 10.071 15.844 19.965 68,45 7,08 LA HUELLA DE UNA TRAGEDIA Mis paisanos de Cercedilla me llamaron consternados cuando la noticia de su muerte corrió como la pólvora Período ejecutivo Fraccionamientos 74.772 104.164 108.276 44,81 3,95 Total 92.516 125.288 129.803 40,30 3,60 Desglose por impuestos IBI TRU IIVTNU IVTM Multas Resto Total E Período voluntario 45,9 26,0 9,3 2,4 0 16,4 100 Período ejecutivo 7,6 5,5 0,5 1,6 %16,4 %68,4 %100 IIVTNU (plusvalía) TRU (Tasa de basura) IVTM (Impuesto de vehículos) Fuente: Ayuntamiento de Madrid ABC Crecen un 40 %lo s aplazamientos para pagar impuestos y multas Los vecinos piden cada Madrid es del 13 por ciento, según la Memoria de la Agencia Tributaria 2012. vez más fraccionar la Sanciones e IBI deuda, sobre todo en Quienes mantienen deudas con el vía ejecutiva Ayuntamiento prefieren pagarlas en SARA MEDIALDEA MADRID Los madrileños han realizado más de 129.000 solicitudes para fraccionar el pago de sus impuestos. Esta cifra que comprende también a quienes han pedido aplazar el abono- se ha incrementado un 40 por ciento en los últimos dos años. Lo que más se fracciona es el pago del IBI y el de las multas de tráfico. Abonar los impuestos municipales básicamente, IBI, circulación, vado y la tasa de basuras puede suponer un descalabro para las economías más delicadas: la media oficial que abona un madrileño por tributos locales ronda los 561 euros, una cifra que se ve superada en muchas ocasiones principalmente a causa del IBI. Por ese motivo, el Ayuntamiento ofrece la posibilidad de aplazar el pago, o de fraccionarlo. Una fórmula a la que se han apuntado nada menos que 129.803 madrileños el pasado año. La tasa de morosidad tributaria en plazos. Especialmente, recurren a esta fórmula los que han entrado ya en la vía ejecutiva, que suelen solicitar el fraccionamiento para el pago de multas. En periodo de pago voluntario, lo que más se aplaza es el IBI. El Ayuntamiento acaba de aprobar una modificación de la Ordenanza Fiscal General de Gestión, Recaudación e Inspección. El objetivo del cambio es facilitar la solicitud de estos aplazamientos o fraccionamientos del pago. Si hasta la fecha era necesario presentar una garantía o aval para obtener el fraccionamiento si la deuda excedía de 5.000 euros, ahora el cambio permite solicitarlo sin aval hasta deudas de 18.000 euros. l accidente de Santiago de Compostela ha producido una gran conmoción social. Un golpe así, inesperado y fortuito, nos deja aturdidos y asustados. En ese tren viajaba alguien cercano a nuestro entorno familiar y sentimental. En la breve reseña aparecida en este periódico se decía de él que era un veterinario francés y que estaba casado con una española. Cierto pero insuficiente para transmitir todo lo que Jean François Loirat, a quien sus amigos llamábamos JB, nos ha legado, todo lo que ha sido para nosotros. Era, de alguna forma, el paradigma del buen francés: cartesiano, inteligente, culto, gran trabajador (aunque siempre en la sombra) íntegro... Conocía las cosas de España a la perfección y dominaba nuestro idioma hasta extremos increíbles, pero pienso que hubiera ocurrido lo mismo en cualquier otro país del mundo porque era un hombre abierto y universal. Hablaba poco, pero como me dicen mis hijos, grandes y buenos amigos de él, cuando hablaba había que escucharle con atención: siempre decía algo interesante, con criterio, y nunca con maldad. No hablaba por hablar. Era un valor seguro. Durante varios años ejerció de veterinario en los pueblos de la Sierra de Guadarrama y en ellos ha dejado una huella imborrable de profesionalidad y honestidad. Mis paisanos de Cercedilla me llamaron consternados y doloridos cuando la noticia de su muerte corrió como la pólvora. Todos le querían y respetaban. Su muerte nos ha dejado dolor y una terrible sensación de ausencia. Nos queda su imagen de hombre tranquilo, bueno y cercano, su ejemplo, sus palabras. Nos quedan también esas vacas blondas de Aquitania que ilusionadamente trajo a nuestra sierra madrileña y que mimó y cuidó hasta pocos días antes de su muerte. Le queríamos mucho, nos cuesta trabajo decirlo en pasado. JB se nos ha ido, pero su huella, su legado moral y personal, sigue aquí entre nosotros.