Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE LUNES, 12 DE AGOSTO DE 2013 abc. es ABC Los servicios de rescate franceses se preparan para levantar con una grúa los restos del autobús que se salió de la A- 9 cerca de Fitou y se precipitó por un terraplén causando la muerte de dos viajeros AFP Un viajero quiso forzar la parada del autobús Una discusión increíble, que terminó siendo mortal Al principio, nadie creyó la versión del chófer sobre las causas por las que el autobús que conducía desde Marsella hacia Murcia se había salido de la vía en la A- 9, cerca de Fitou, en el departamento francés de Aude, y precipitado por un terraplén con consecuencias mortales para dos de los viajeros. Empezando por la misma Fiscalía de Narbona, que ponía el acento en el estado de shock en el que decía se encontraba el conductor tras el fatal siniestro, la explicación más lógica apuntaba a que la causa del accidente, en el que murieron una española de 55 años y un francés de 41, estuviese en la somnolencia del chófer, que inicialmente había dado negativo en las pruebas de alcohol y estupefacientes. Pero no fue así. La realidad es que era cierto que un pasajero que así lo reconoció pidió parar el autocar, y ante la negativa, inició una fuerte discusión hasta que sorpresivamente decidió forzar la maniobra, aferrando con fuerza el volante, con lo que el vehículo quedó fuera de control y se produjo la tragedia. En el autobús de la empresa Eurolines viajaban 44 pasajeros de diversas nacionalidades, incluyendo 10 españoles, de los que 30 resultaron heridos leves y uno de ellos, de gravedad. ESPAÑA