Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 6 DE AGOSTO DE 2013 abc. es deportes DEPORTES 49 José Mourinho ha encontrado rival en Cristiano Ronaldo, que ayer le contestó, aunque lo hizo con la contención que le pidieron en el club JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID Gareth Bale y el Tottenham tensan la cuerda al máximo El club inglés ya ha quitado su nombre de la página oficial de las redes sociales J. M. C. MADRID E n el Madrid, que ya saben cómo se las gasta el antiguo falso amigo, le avisaron, le recomendaron y le aconsejaron que no contestase a Mourinho, que no entrase en ese juego que el técnico puso sobre el tablero diciendo aquello de yo entrené a Ronaldo, al verdadero, no a este Pero quien conozca bien a Cristiano sabía que iba a ser difícil que no dijera nada. Que podía ser contenido en sus manifestaciones, pero que iba a devolver metralla, sobre todo porque ya llueve sobre mojado, y llovió mucho. Y Cristiano respondió: Hay cosas en la vida que no merecen comentarios y ésta es una más por razones obvias. Siempre me quedo con las cosas buenas de mis entrenadores, técnicos a los que siempre he respetado. No escupo en el plato que me da de comer y no hablo de la gente que habla mal de mí. Me quedo con las cosas positivas. Ahora nos vamos a enfrentar al Chelsea, no a su entrenador. Es un partido más de preparación y queremos ganar para empezar la Liga de la mejor forma posible El diluvio caído sobre ambos viene de lejos sobre todo porque Mou habla de la gente según le conviene y no repara en lo que ha dicho antes, durante o después. Por ejemplo, cuando estaba en el Chelsea y se enfrentaba a Cristiano en el United dijo de él que era un piscinero. Cuando llegó al Madrid comentó que era uno de los mejores jugadores de la historia, el mejor del mundo y que merecía el Balón de Oro. En cuanto se ha ido ha soltado que el Ronaldo bueno era Nazario y no él después de comentar que es un jugador que piensa que lo sabe todo y no cree que un entrenador le pueda hacer crecer más Es todo producto de las tormentas que hubo entre jugador y entrenador durante su estancia en el Real Madrid. Ya hubo un primer amago cuando en un partido le hizo jugar de delantero centro, con sus centrocampistas lejos de poder asistirle. El futbolista salió a la zona mixta y comentó aquello de no estoy muy feliz de jugar ahí, pero hago lo que me dice el entrenador A Mou no le sentaron muy bien las declaraciones y el siguiente partido, de Copa, CR no fue titular. Sin embargo, la gran bronca surgió la pasada campaña, cuando llegaron los truenos al equipo y los nervios estaban a flor de piel. Fue en el partido de ida de la Copa del Rey ante el Valencia (2- 0) Según parece, Mourinho y sus ayudantes estuvieron todo el partido echándole broncas a CR porque no bajaba a tapar las subidas de Joao Pereira. Casi al final del encuentro, el técnico le increpó por apurar una jugada disparando a puerta cuando Higuaín estaba mejor colocado. A continuación, Mou perdió los papeles cuando un precipitado saque de banda del portugués pilló mal colocado a Ozil, este controló mal, perdió el balón y la contra propició la última jugada de peligro del Valencia que podía haber acabado el gol. La gran bronca Al finalizar el choque, Mou fue saludando a todos sus jugadores pero eludió hacerlo con Cristiano. Por el contrario le espetó nada más entrar en el vestuario: Cris, hoy te has escondido en el último cuarto de hora y Pereira ha estado desequilibrando por tu lado CR le miró con gesto airado pero sin responder mientras Mou le seguía recriminando: Sabes que en estos partidos de eliminatoria un gol vale mucho y hay que trabajar hasta el final Cristiano se hartó y respondió que le dejara en paz, pero como el técnico seguía le dijo ¿Y cuando marco goles qué? El otro le respondió que este era un asunto defensivo y no de ataque. Los gritos fueron a más y Cristiano acabó diciéndole no eres justo conmigo. Yo doy la vida por ti pero como Mou solo le contestaba calla y corre las cosas fueron tan a peor que Casillas los tuvo que separar para que no llegaran a las manos. Desde entonces, el vínculo se rompió definitivamente. Por otro lado, CR habló de su renovación con el Madrid diciendo todavía no está solucionada y tampoco me cabe hablar de ello porque no es el momento oportuno. Más adelante tal vez se va a saber algo más concreto, pero ahora sólo me compete trabajar En Inglaterra las cosas no van bien. Los reiterados regates de Gareth Bale a su club no están gustando nada a Daniel Levy. El jugador apenas se entrena, se negó a ir a Mónaco alegando molestias musculares de las que se dudan y el club se está hartando. Tampoco el futbolista está contento, ni con la rotura de la promesa que Levy le hizo ni con las declaraciones posteriores de su entrenador Villas Boas en las que negaba cualquier posibilidad de que se marchase. El club va filtrando que o se entrena hoy o le pondrá una multa de cien mil euros (la que le cayó a Modric por lo mismo) Levy no admite indisciplinas y está realmente decepcionado con la postura del futbolista, un jugador que llegó con 17 años al club y del que no se esperaba una reacción tan furibunda para conseguir su traspaso, sobre todo porque tiene fama de chico serio, responsable y muy apegado a la entidad. Sin embargo, el futbolista también tiene sus motivos, y poderosos. Bale recuerda al club que Levy le prometió que le dejaría marchar si el Tottenham no se clasificaba para la Champions League, y no lo ha hecho. De ahí que reaccionara como lo ha hecho cuando se enteró de que el club inglés (el mismo Levy) había rechazado una oferta de cien millones de euros por parte del Madrid. Las noticias posteriores no han venido a aliviar la situación. Bale se entera de que primero el Tottenham pide 120, que luego quiere subir a 145 y que todo son barreras y barreras. Para colmo, su entrenador, cuando todo el mundo sabe que se está negociando, niega la mayor y dice que el jugador es intransferible, mucho más cuando sus compañeros le han dicho que el propio técnico llegó a comentar en el vestuario que no contaba con el galés y que estaba planeando la temporada sin su concurso. Juego de fariseos, todo en vista a encarecer lo máximo el precio del futbolista. Escalada de enfados El caso es que, a mayor enfado del futbolista, le llega la noticia de que Levy le amenaza con dejarlo en la grada todo el año si las cosas se ponen duras. Todo eso, en vez de aplacar al jugador, le ha ido enfureciendo más y más por lo que ahora mismo parece que es difícil una marcha atrás. Eso sí, lo normal es que el jugador vuelva hoy a los entrenamientos para no caer en indisciplina y empeorar la situación. Mientras, Florentino ha hecho lo que se esperaba: puentear a Levy e irse directamente a hablar con su jefe, Joe Lewis, que es el verdadero dueño del Tottenham y una de las mayores fortunas del mundo (la 204 según Forbes) Allí están los dos limando flecos para dejar a Levy con dos palmos de narices. Así son los negocios. Habrá final entre el Real Madrid y el Chelsea El Chelsea ganó 2- 0 al Milán y se enfrentará al Real Madrid en la final de la Champions Cup. El partido entre el equipo de Mourinho y los blancos se jugará en la madrugada del miércoles al jueves a las tres de la mañana. Los ingleses llegaron a la final con el clásico juego defensivo del conjunto británico y un veloz contragolpe que les dio el triunfo. Bale celebra un gol con el Tottenham AFP