Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Detenido el pederasta indultado por Marruecos MARTES, 6 DE AGOSTO DE 2013 abc. es españa ABC Gestión provechosa El recluso enfermo sobre el que se interesó Don Juan Carlos está a punto de regresar a España do los trámites para que viaje a España. Las gestiones de Don Juan Carlos terminaron con esa conversación. Sin embargo, el pasado 29 de julio, durante la celebración del aniversario de su reinado, Mohamed VI fue más allá y anunció el indulto de 47 presos españoles. Don Juan Carlos le llamó por teléfono para agradecerle este gesto. El problema surgió al conocerse que uno de los presos españoles indultados era un pederasta, Daniel Galván, condenado a treinta años por abusar de once niños, lo que motivó numerosas protestas. Mohamed VI, al conocer estas circunstancias, decidió retirar el perdón previamente otorgado a este preso. Sin embargo, Daniel Galván ya había abandonado la prisión y se encontraba en España. El Rey Don Juan Carlos y la familia del Monarca marroquí Mohammed VI en su última visita al país africano SIPA Felicitación a la Policía El Secretario de Relaciones Institucionales socialista, Antonio Hernando, mostró ayer la satisfacción del PSOE por la detención en Murcia del pederasta Daniel Galván y felicitó a la Policía por su eficacia en este caso. Hernando, no obstante, reiteró en un comunicado que el PSOE seguirá pidiendo explicaciones al Gobierno por la increíble gestión de los indultos y los traslados de los presos españoles concedidos por Marruecos tras la reciente visita del rey Juan Carlos Por su parte, el diputado de IU Gaspar Llamazares considera imprescindibles las explicaciones en el Congreso tanto del Gobierno como del director del CNI, Félix Sanz Roldán, ya que ve evidente que los servicios secretos españoles, en connivencia con los marroquíes, alentaron su indulto. Zarzuela aclara que el Rey no pidió el indulto de los presos españoles Don Juan Carlos se interesó por su situación y solicitó el traslado de uno de ellos ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS PALMA DE MALLORCA Un portavoz del Palacio de La Zarzuela aclaró ayer que el Rey no pidió el indulto de los presos españoles liberados por Marruecos, sino que se limitó a interesarse por su situación. Únicamente solicitó el traslado a España de uno de ellos, que está enfermo de diabetes y del corazón. Según estas fuentes, Don Juan Carlos realizó tres gestiones de este tipo en Marruecos. La primera comenzó el pasado mes de marzo, cuando se empezaron a recibir en Zarzuela cartas de padres españoles que habían iniciado procesos de acogida de niños marroquíes (en ese país no existe la adopción) y que se encontraron con una serie de trabas que impedían su entrega y la salida del país. El Rey de España intervino entonces ante Rabat y estos procesos empezaron a desbloquearse. Don Juan Carlos se interesó por la situación de estos presos, pero no pidió su indulto. La tercera gestión que realizó el Rey fue pedir al presidente del Gobierno de Marruecos, Abdelilah Benkirán, durante una audiencia que mantuvo con él en Rabat, el traslado a España del preso español Antonio García Vidriel, de 58 años y enfermo de diabetes y del corazón. García Vidriel fue condenado a seis años de cárcel después de que se le detuviera en abril del año pasa- do en el puerto de Tánger cuando viajaba con su hijo, camionero de profesión, con nueve toneladas de hachís en un cargamento de sandías. Cuando Don Juan Carlos terminó la visita oficial a Marruecos, justo en el momento de la despedida, a pie de escalerilla del avión, el presidente del Gobierno de Marruecos le comunicó que el asunto que le había planteado ya estaba resuelto, en relación con el traslado del preso enfermo. De hecho, en estos momentos se están ultiman- Igual que el Rey de Marruecos puede conceder libremente cualquier indulto, también puede una vez concedido revocarlo libremente ¿Es revocable un indulto? J. F- M. MADRID Cartas En la Casa del Rey también se recibieron cartas de familiares de presos españoles encarcelados en Marruecos que pedían ayuda a Don Juan Carlos. Por lo tanto, en la reunión que mantuvo el Rey de España con Mohamed VI durante su reciente visita a Rabat, En la legislación española, y dentro de la dificultad de interpretar la vieja (pero vigente) ley de 24 de junio de 1870, el indulto es como todo acto del Gobierno revisable desde el punto de vista de la legalidad. Es decir, se puede revisar si se ha concedido ilegalmente de forma total o parcial. Por ejemplo, el Tribunal Supremo acaba de anular parcialmente el indulto concedido por el Gobierno Zapatero al banquero Alfredo Sáenz porque el Go- bierno lo extendió hasta donde la ley no le permitía. Pero hay que entender que si el indulto ha sido concedido conforme a la ley, no puede ser ya revocado por razones de oportunidad o mero cambio de criterio porque tendría efectos muy parecidos a la retroactividad de un acto sancionador restrictivo de derechos y lesionaría la seguridad jurídica, cosa que la Constitución prohíbe. Por ejemplo, esa es la reciente respuesta que acaba de dar el Gobierno de Rajoy a la solicitud planteada por la oposición de revisar el indulto del kamikaze de Valen- cia. En cualquier caso, no puede establecerse una analogía jurídicamente acertada entre las facultades para ejercer el derecho de gracia con que cuenta el Rey de España y las que ejerce el Rey de Marruecos. Las facultades que la Constitución concede al Monarca marroquí no son meramente formales sino sustantivas y él las administra en su ejercicio personalmente y como tiene por conveniente conforme a su voluntad. Por ello, en Marruecos la concesión del indulto (y su eventual revocación) dependen directamente de la voluntad regia y no de lo dispuesto en las leyes. El onarca tomará la decisión conforme a criterios no jurídicos. Es decir, igual que el Rey de Marruecos puede conceder libremente cualquier indulto- -cosa que el Rey de España no puede hacer- también puede, una vez concedido, revocarlo libremente- -cosa que en España tampoco se podría hacer-