Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 DEPORTES Fórmula 1 VIERNES, 26 DE JULIO DE 2013 abc. es deportes ABC Alonso, en el podio del GP de Hungría de 2003 EFE El asturiano, durante la rueda de prensa del jueves en Hungaroring AFP El asturiano regresa a Hungría, escenario de su primer triunfo en la Fórmula 1, en 2003, en plena caza a Vettel Diez años de Alonsomanía JAVIER ASPRÓN MADRID L a Alonsomanía el fenómeno que descubrió un nuevo deporte al grueso de la afición española, comenzó con una premonición de su protagonista: Abuela, no se lo digas a nadie pero voy a ganar esa carrera La frase la pronunció Fernando Alonso en sus vacaciones en Oviedo durante el verano de 2003, y por esa carrera se refería al GP de Hungría de aquella temporada. Alonso lo clavó. Apenas unos días después de tener ese pálpito el asturiano conseguía su primer triunfo en la Fórmula 1. Una victoria histórica y apabullante en la que lideró la prueba de principio a fin y dio rienda suelta a su desbocado talento. Su rival más cercano, el McLaren de Kimi Raikkonen, llegó a 16 segundos, y en su camino a la gloria incluso se otorgó el lujo de doblar al intocable Michael Schumacher. Alonso estrenó ese día su famosa celebración de los pajaritos, medio mundo vio a Briatore dar saltos de ale- gría en el muro de Renault y a partir de entonces una inmensa marea azul tiñó las gradas de todos y cada uno de los circuitos del Mundial, ya fuera en Bélgica, Brasil o Malasia. El fenómeno ya resultó imparable y convirtió a la F- 1 en el segundo deporte del país en número de espectadores. De aquella primera visita a lo más alto del podio en Hungaroring han pasado ya diez años, toda una década en la que el piloto asturiano ha mutado de niño prodigio a venerable bicampeón conociendo lo mejor y lo peor de un deporte a menudo ingrato. Con 32 victorias y casi un centenar de podios a sus espaldas exhibe una de las hojas de servicios más impresionantes en la historia del Mundial. No hay piloto más constante y fiable que él sobre la Red Bull deshoja la margarita Red Bull revelará tras la carrera de Hungría el nombre del piloto que acompañará a Sebastian Vettel en el equipo la próxima temporada en sustitución de Webber. Así lo explicado Dietrich Mateschitz, propietario de la escudería, en declaraciones recogidas por Autosport. Daniel Ricciardo y Kimi Raikonnen son los dos favoritos a jugarse el puesto. El primero ha ganado enteros en los últimos días tras su buen hacer en los entrenamientos de Silverstone. Sería la opción de casa y también la más cómoda para Vettel. Raikkonen será el elegido si en Red Bull deciden poner más presión sobre los hombros del campeón alemán. pista (suma también tres subcampeonatos y un tercer puesto) pero a punto de cumplir 32 años, los hará el próximo lunes, Alonso presiente que su palmarés estará incompleto sin al menos un tercer título al volante del Ferrari, una corona que se le ha escurrido de las manos ya demasiadas veces. En ese empeño está, y el camino le lleva de vuelta a Hungría este fin de semana. El ovetense, que no ha vuelto a ganar nunca más en el escenario de su primer triunfo, necesita de forma imperativa un buen resultado que le acerque a Vettel, alejado 34 puntos en la clasificación. Pero una vez más su bólido rojo parece demasiado inferior frente a la robustez del Red Bull, por lo que en la cabeza de Alonso no fluye el optimismo: No creo que haya sorpresas en Hungría. Mi esperanza es más para después del verano. Ojalá entonces podamos recuperar el terreno perdido Solidaridad con Santiago En su primera jornada de trabajo en Budapest, Alonso no quiso dejar pasar la oportunidad de mostrar su solidaridad con las víctimas del accidente ferroviario de Santiago. Acompañado por Pedro de la Rosa, ambos pilotos mostraron un cartel de apoyo acompañado de una bandera española y el asturiano se declaró muy afectado por la tragedia: En días como hoy te levantas y piensas en lo tonto que eres por darle importancia a cosas que no la tienen en absoluto. Estoy muy triste por la noticia Sin sorpresas No espero cambios este fin de semana, mi esperanza es para después del verano