Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 26 DE JULIO DE 2013 abc. es La zona cero Llanto por el amigo muerto P. M. PRIMER PLANO 39 Tragedia en Santiago salir de las vías y buscar la atención médica ncesaria. Basilio se fue a dormir, aunque no era un buen día para pegar ojo. Las durísimas imágenes regresaban una y otra vez a la mente de muchos de los habitantes, en absoluto acostumbrados a escenas como la que habían vivido al anochecer. Pero al volver de nuevo al escenario, se enteró que entre todas las víctimas- -80 al cierre de esta pieza- -uno de sus amigos estaba entre los fallecidos. No tenía la más remota idea de que viajaba en ese tren camino de la capital gallega. Los sentimientos sufrieron entonces un vuelco. La cierta paz que tenía por la entrega a quien tanto lo necesitaba, se agriaba ahora con el llanto por el amigo muerto. La tragedia de Santiago está salpicada de durísimas situaciones. Todas injustas y algunas especialmente crueles. La angustia fue desde la nueve de la noche del miércoles la nota predominante y la larga espera hasta la recuperación de los cadáveres y su posterior identificación- -en algunos hay que recurrir al adn y ayer aún no había sido posible- -en ocasiones terminaba en varapalos inesperados. Basilio, un vecino de Angrois, tenía cierta sensación de sosiego después de haber participado, con tantos otros vecinos, en la tarea de ayudar a los heridos a peDispositivo por el Apóstol dad por la avalancha de turistas yque regrinos que se preveía en este año Un policía explica que la apunta a récord. Cualquier otro día no triste coincidencia permitió habría sido siquiera parecido. contar con un número de efectivos superior al normal Coches fúnebres en las vías topsias en grupos de cuatro. Le acompañan los preceptivos secretarios judiciales para tomar nota de cada detalle, un fiscal y hasta la zona llegó también un grupo técnico de la Policía Nacional especializado en este tipo de catástrofes. Había restos de muy difícil acceso, algunos incluso debajo del Alvia Madrid- Ferrol. La consigna era clara: agilidad, pero diligencia. Era fundamental actuar con rapidez- -y así se hizo- -para entregar cuanto antes los cuerpos a los familiares, pero también era clave garantizar un correcto procedimiento. La recuperación de cadáveres estuvo paralizado un tiempo mientras se preparaban las grúas. No era nada fácil. Por uno de los lados accedían en un continuo y dramático goteo los coches fúnebres que iban transportando los cuerpos sin vida de los pasajeros. En lugar de subir a la carretera por la zona, abandonaban el lugar a través del arcén junto a las vías. Maniobras de preparación Mientras, se adaptaba la zona. La primera grúa de la empresa Norte llegó temprano, antes incluso de que se marcharan todas las ambulancias- -algunas ya vacías- Hacia la 1.20 de la madrugada apareció la segunda. En las horas siguientes, grandes camiones fueron transportando piedras de toneladas para colocarlas sobre las grúas. Era necesario dotarlas de peso para que no cedieran al remolcar desde el foso los trenes. Una de ellas, con las rueda suspendidas en alto, tuvo que ser complementada con diferentes piezas para calzarla y asegurarla ante el desnivel del terreno. Casi a la vez, una plataforma móvil trabajaba sobre las catenarias en las vías cortadas. Con las primeras luces comenzó a llover en la capital gallega en el que debía haber sido el día más grande de todo el año. Afortunada coincidencia Agentes- -tanto de la Policía Nacional y la Policía Local- -tienen muy acordonada la zona. Los primeros minutos después de las nueve de la noche todo fue un completo caos, pero tres horas después cada recinto estaba totalmente acotado y ya era imposible moverse con cierta libertad. Policías y periodistas sabían que cada uno debía hacer su trabajo: unos vigilar; los otros, tratar de obtener la máxima información posible. Pero no se puede llegar al puente para observar las tareas. Entre el tira y afloja, los agentes también se sinceran. Uno de ellos- -sin nombre ni apellidos- -cuenta que él estuvo en la tragedia de Spanair en el aeropuerto de Barajas en 2008. Será por ser gallego, pero afirma que hoy está más afectado. Tiene metidos en la cabeza los gritos de lo que vio en las vías. Pero apunta un dato positivo dentro de la inmensa tragedia: la coincidencia con el día del Apóstol. A pesar de haber marcado para algún tiempo estas fiestas, el policía indica que gracias a este hecho, Santiago cuenta esta noche con un gran dispositivo de seguri- Doce horas después A mediodía llegaba Ignacio Cosidó, director general de la Policía Nacional, a Angrois. Habían pasado doce horas desde que, concluida la evacuación de fallecidos, se pasó a la dura fase de recuperar cadáveres. A mediodía se comenzaba a dar por concluida esta labor y la cifra de muertos se estabilizaba tras una noche en la que no dejó de crecer entre la angustia de quien en la zona imploraba: Que pare ya, por favor REUTERS