Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 PRIMER PLANO Tragedia en Santiago VIERNES, 26 DE JULIO DE 2013 abc. es ABC Los fallecidos El ADN certificará la identidad de los trece cadáveres en peores condiciones Anoche se habían reconocido 67 de los 80 cuerpos. Faltan los carbonizados CARLOS HIDALGO MADRID La Policía Nacional ha instalado en la sede de la Comisaría General de Policía Científica, en Canillas, una oficina especial ante mortem para la recogida de muestras biológicas de los familiares de las víctimas que residan en Madrid. Según los datos recabados por ABC, hay al menos 11 personas residentes en la capital de España entre los finados. El objetivo es que, en los casos en que sea necesario el cotejo de ADN para la identificación de los cadáveres, los parientes de los fallecidos no tengan que trasladarse hasta Galicia en estos momentos tan duros, si no lo tienen previsto. La Policía ha habilitado el número 91 582 27 16 en ex- clusiva para la toma de muestras biológicas a familiares. No es un número informativo. El Tribunal Superior de Justicia de Galicia hablaba anoche de que se había podido identificar a 67 de las 80 víctimas mortales. Los nombres y apellidos de las otras trece, indicaron fuentes del caso, se sabrán tras el cotejo de su ADN con el de sus parientes. Y eso ocurrirá hoy. La realidad es que hay cuerpos, fundamentalmente los que quedaron aprisionados bajo algunos vago- nes, que han quedado carbonizados. El protocolo para sucesos con múltiples víctimas es de 2009. Especifica que el área de asistencia a familiares y obtención de datos ante mortem contará con un punto de información, otro de recepción de denuncias, la oficia ante mortem propiamente dicha y un área de asistencia sanitaria, social y psicológica. La Policía recopila datos (tatuajes, implantes, fotos, medidas atropométricas, radiografías... y las utiliza para asegurar el dictamen. Enrique Beotas (Ávila) 58 años Exjefe de prensa de Alianza Popular y director del programa La Rebotica C. HIDALGO MADRID Dicen que Enrique Beotas (1955) era abulense de nacimiento pero tenía alma de gallego. Director del popular programa de radio La Rebotica y jefe de la Oficina de Comunicación de la última etapa de la Alianza Popular (AP) de Manuel Fraga, viajaba a la capital compostelana a participar en la celebración del Santo. Su mujer e hija, cuando se enteraron de su fallecimiento, viajaron a Galicia rápidamente. Beotas era un periodista de los de antes, bregado en múltiples redacciones y que tocó todos los palos del oficio. Licenciado en Periodismo y Publicidad, empezó en la radio, la que era su gran pasión. Pasó por la Ser, Radio España, Radio Voz, Cadena Blanca, Onda Cero, Punto Radio y Gestiona Radio. Pasó también por el rotativo deportivo Marca y la revista Mundo Cristiano Carolina Besada Garrido (Orense) 18 años Desde 1982 fue redactor de Ya hasta que en 1986 se convirtió en colaborador de la revista Alianza y, al año siguiente, tomó las riendas de la comunicación de AP; pero en diciembre de 1987 dejó ese puesto y volvió a la radio. Fue directivo de Antena 3, Onda Cero, Unedisa y Young Rubicam. Asimismo, diri- gió Expansión y también formó parte de la Agencia A. Como profesional inquieto que era, también se adentró en el mundo editorial, especialmente en el de las biografías. Excelente locutor, conversador y amante de la música, Beotas se ha ido prematuramente con los deberes periodísticos hechos. Acaba de descarrilar el tren de mi hermana C. H. MADRID Carla Revuelta Careaga 38 años Realizadora de series de TV, como Aída y Siete vidas C. HIDALGO MADRID Carla Revuelta Careaga llevaba más de tres lustros dirigiendo y realizando series de TV de enorme éxito, como Siete vidas Aída Policías y Mis adorables vecinos Enamorada también de las tablas, dirigió además la compañía Microteatro por dinero Formada en la Universidad de Alcalá de Henares, cursaba en la actualidad el Máster en Comunicación Web 2.0 y Medios Sociales de la Universidad alcalaína. Acaba de descarrilar el tren en el que venía mi hermana Este era el primer llamamiento de angustia que hacía Marta Besada en Twitter. En ese momento se ponía manos a la obra para localizar a Carolina, de 18 años y jugadora del Cidade de Burgas. Otro tuit de Marta confirmaba luego el final trágico: Descansa en paz, Lila En medio, horas de infarto en las que incluso se pensó en la posibilidad de que la fallecida sólo se hubiese roto una pierna en el brutal siniestro. Marta Besada aguardó en el centro Cersia, donde se había congregado a las familias de las víctimas para darles la fatal noticia, en unos casos, o para indicarles su estado médico, cuando habían quedado con vida. Allí se supo todo: Carolina Besada iba en el coche 6 del convoy maldito.