Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 PRIMER PLANO Tragedia en Santiago VIERNES, 26 DE JULIO DE 2013 abc. es ABC Un punto negro NORMATIVA DE LA UE La CE cree que el freno automático de trenes habría evitado la tragedia M. NÚÑEZ MADRID Vista de la curva donde se produjo el accidente de tren el miércoles EFE La curva de A Granderia es muy conocida por los vecinos de la zona, ya que ha sido escenario de numerosos percances, desde algún descarrilamiento a atropellos La oscura leyenda de la curva de la muerte ARTURO ÁLVAREZ (COLPISA) MADRID E l barrio de Angrois y la curva de A Grandeira están en boca y oídos de todos. Para la mayoría de los vecinos de esta zona de Santiago el viraje de la vía del tren no es para nada desconocido. La curva donde se ha producido la tragedia ha dado problemas desde hace décadas y son numerosos los incidentes que se han producido en ella. Muchos son los vecinos que comentan que el día que se inauguró el tren de alta velocidad, se veía como el tren se tambaleaba al doblar la curva dando la sensación de que podría descarrilar, pero nunca imaginaron que ocurriría una catástrofe. Cuando se construyó este tramo de vía, Angrois quedó separado en dos y era frecuente que los ciudadanos saltasen la valla de protección para cruzar al otro lado de la vía sin tener que dar un rodeo. Se trata de una curva de noventa grados y muy pronunciada, donde los ferrocarriles circulan con poca visibilidad y despacio, no pueden ir a más de 80 kilómetros por hora. El viraje de A Grandeira ha estado muy ligado a los percances de todo tipo, por no decir que se trata de una zona maldita. Herminia Carvajales, vecina de Angrois, aún recuerda el corrimiento de tierras que provocó hace veinte años que otro tren descarrilase, pero en aquella ocasión no hubo ninguna víctima mortal y sólo dejó algún que otro herido. Ese accidente coincidió con el paso de Hortensia una de las tormentas ya convertida casi en una leyenda o un cuento rural, que asoló Galicia y dejó una profunda cicatriz en la memoria de muchos. Puede que aquel corrimiento de tierras se debiese a la gran tempestad y vientos que asolaron todo el interior de Galicia. Puede que se debiese a una mala construcción de los alrededores de la vía. Nunca se supo. Durante la época de Franco los jóvenes bajaban a quitar las traviesas de la vías del tren. Pero nunca causó ningún problema pese al riesgo que con- llevaba quitar las tablas de madera, añade Carvajales. Otro incidente que tuvo lugar en Angrois, y en el que un tren también fue protagonista, ocurrió hace siete años cuando una niña murió arrollada. Las vías cortaban un parque infantil. Videoanális del día siguiente del accidente de tren en Santiago El comisario europeo de Transportes y vicepresidente de la Comisión Europea, el estonio Siim Kallas, aseguró ayer que su departamento pide desde 2009 que se generalice la implantación del sistema de frenado automático de los trenes, el European Rail Traffic Management System también conocido por las siglas ERTMS, porque está demostrado que contribuye a aumentar la seguridad de la red ferroviaria y reduce los accidentes en este medio de comunicación. Este sistema permite que la información recogida por las balizas sean enviadas desde la vía férrea al tren y el ordenador que va a bordo las utiliza para calcular la velocidad máxima a la que puede ir el tren y, en caso de que éste vaya más rápido, frenarlo. El plan de implantación de este sistema de seguridad se aprobó en el año 2009 en la Unión Europea, tanto para las vías de alta velocidad como para las convencionales, pero las restricciones presupuestarias que han sufrido todos los países del continente en estos últimos años, como consecuencia de la crisis, ha ralentizado su puesta en marcha de forma generalizada. La vía férrea en la que descarriló el miércoles el tren está equipada con este sistema pero no en los cuatro kilómetros anteriores a la estación de Santiago. Cada kilómetro del dispositivo ERTMS tiene un coste de 80.000 euros. LA MINISTRA DE FOMENTO, A ABC Nuestra prioridad son las víctimas y las familias ABC MADRID La ministra de Fomento, Ana Pastor, se mostraba a última hora de la tarde de ayer destrozada por la dimensión de la tragedia y de forma especial por el fallecimiento del periodista Enrique Beotas, amigo personal de ella. Pastor confirmó a este diario que no asistirá hoy a la reunión del Consejo de Ministros, que presidirá Mariano Rajoy, para continuar en Santiago de Compostela supervisando sobre el terreno todas las labores pendientes. ¿Qué queda por hacer? -En primer lugar creo que es funda- mental seguir atendiendo a las víctimas y a los familiares y terminar con las identificaciones lo antes posible. En segundo lugar, profundizar y agilizar las investigaciones para que se sepa exactamente lo que pasó en el accidente ferroviario y darle todas las explicaciones que podamos a los familiares de las personas fallecidas y los heridos. Para ello estamos poniendo todos los medios. ¿Se desprende alguna lección de esta tragedia? -La prioridad para nosotros siguen siendo las víctimas y las familias, pero lógicamente trabajamos con toda ce- leridad para restablecer los servicios y que la información que manejemos sea la más correcta y ajustada a lo que en realidad ocurrió. A partir de ahí, los técnicos deberán extraer las consecuencias oportunas y también debe actuar la justicia en aquellos apartados que sean menester. La titular de Fomento continuará en Santiago de Compostela durante los próximos días hasta que se restablezca la normalidad en la zona. Además, hoy participará en los distintos actos religiosos que se oficiarán en la capital gallega. La ministra Ana Pastor fue el primer miembro del Gobierno de Rajoy que se desplazó a Galicia en el momento que tuvo conocimiento de la tragedia. Ayer acompañó al presidente del Ejecutivo durante la visita que realizó a la zona.