Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 ABCdelVERANO TOROS JUEVES, 25 DE JULIO DE 2013 abc. es estilo ABC Morante, heredero de la torería natural El sevillano deleita y un valentísimo Juan del Álamo corta dos orejas y abre la puerta grande FERIA DE SANTANDER PLAZA DE CUATRO CAMINOS Miércoles, 24 de julio de 2013. Cuarta corrida. Casi lleno. Toros de Juan Pedro Domecq y Parladé (2) justa de casta, fondo y fuerza. MORANTE DE LA PUEBLA, de cobalto y oro. Pinchazo hondo y descabello (saludos) En el cuarto, pinchazo y estocada con derrame. Dos avisos (oreja) JOSÉ MARÍA MANZANARES, de azul marino y oro. Media tendida y dos descabellos. Aviso (saludos) En el quinto, pinchazo, media y tres descabellos (silencio) JUAN DEL ÁLAMO, de turquesa y oro. Pinchazo y media delantera y desprendida (saludos) En el sexto, media tendida (dos orejas) Salió a hombros. ROSARIO PÉREZ SANTANDER Y Morante se descalzó. Zapatillas fuera para no herir la arena. Sobre la derecha, con muletazos de tanteo y una danza en redondo, lo sacó de las rayas. Por ese pitón siguió. No hubo limpieza de primeras porque el juampedro, un toro de medias virtudes y de escasa clase, humillaba con finales de cara alta. Pero el de La Puebla del Río se puso en el sitio y moldeó las embestidas. Quería y podía, que no siempre querer es poder, con esa torería de divino don. Nacieron dos derechazos supremos, con el mentón hundido, y ese verso a la antigua que apenas se estila. Molinete de La Lidia y sevillanía con toque de Pepe Luis. Pero aún quedaba lo extraordinario: tres naturales cumbres, por delante el pecho y la muleta, faro y guía de Granuja incitando con la ayuda, un golpecito a modo de torito guapo, embiste por Dios Y el juampedro, afortunado en el sorteo con su asentado lidiador, acudió. El pase de pecho fue descomunal. La plaza estaba rendida a la naturalidad, al heredero del toreo de siempre, como si los maestros de ayer se hubiesen fundido en su muleta de hoy, de toda la vida. El deleite dominaba los tendidos cuando este cuarto dijo que nones. ¿Que no quieres más? Pues ahí van tres ayudados hondísimos, a lo Rafael el Gallo. ¡Qué belleza de toreo a dos manos! Nos acordamos de Madrid y de lo que su afición hubiese disfrutado... Santander lo paladeó y la duquesa de Alba, muy jaleada, lo admiró desde su barrera. Tanto había explotado a Granuja que a la hora de matarlo se encogió. Una eternidad le costó medio cuadrarlo. Esa tardanza y el pinchazo frenaron la pañolada para la segunda oreja. Una se llevó. ¡Al carajo las peludas! La torería natural no se mide en trofeos. Morante ya había cargado la suerte en tres verónicas de pata p alante al altón primero, de manso cabeceo en varas. Equino parecía y asno descastado fue. Solo una trinchera entre voces de enfado y decepción cuando el animal hizo amagos de echarse. Faltaba lo mejor, que escrito está. En el marcador ganó un valentísimo Juan del Álamo. Dispuesto de principio a fin, dio la bienvenida al tercero con una larga cambiada, enlazada a verónicas de notable porte. No andaba sobrado de pujanza el juampedro, como se vio en el ajustado quite por Chicuelo. Cuando todo iba por el camino ilusionante de un torero con aplomo, que buscaba el temple por abajo, se La metió entre los pitones y en un plaza inverso el toro lo encunó en estaba rendida una horrible voltereta: lo giró a la naturalidad, entre las piernas y lo tiró a la al heredero del Morante dibujó espléndidos pases al natural negra arena. De milagro se sal- toreo de siempre, como el de los vó de la cornada. Como un bomaestros xeador noqueado se incorporó para no arredrarse luego en las cerun tremendo valor: el desplan- de que el toreo también es caricia? Faecanías y en un desplante de hinojos con te de rodillas volcanizó Cuatro Ca- na demasiado deslavazada con un riel rajado rival, tan ayuno de casta que minos. val que a su manera embistió y humise echó antes del pinchazo al hilo de las Manzanares no estuvo como se le lló. Tras la explosión de torería de Motablas. Como premio al conjunto de su exige a una figura. Los excesivos tiro- rante al cuarto, el alicantino saludó tarde, obtuvo las dos orejas del noble y nes derrumbaban a un parladé de es- enfibrado con el capote al deslucido flojo sexto, en el que otra vez evidenció casa fortaleza. ¿Dónde quedó aquello quinto, pero la faena resultó light. FILTRACIONES Y REYERTAS Una SGAE en guerra total elige hoy a su nuevo presidente JESÚS G. CALERO MADRID La Junta Directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) se reúne hoy para elegir nuevo presidente, después de la salida de Antón Reixa, que tuvo la virtud de destapar las insostenibles tensiones reabiertas entre distintos grupos e intereses en la entidad. Da la impresión de que los responsables de la SGAE caminan sin percibir el abismo que se abre bajo sus pies, en un momento en que la gestión colectiva de los derechos de autor se enfrenta a un cambio de paisaje y dimensión azotado por la crisis, el cambio de modelo legal, la armonización europea y las presiones de los lobbies tecnológicos. Con esa tormenta como fondo, la votación de hoy llega en mitad de una guerra total de todos contra todos que alcanza tanto a autores como al área de gestión. Simbólicamente, hay dos candidatos: José Miguel Fernández Sastrón y José Luis Acosta Salmerón. Los 39 miembros de la Junta Directiva que retiraron la confianza a Reixa se reúnen hoy para votar después de que en las últimas semanas unos y otros se han atrincherado con cartas y comunicados aparentemente irreconciliables. Una de las peculiares guerras es la que mantiene el presidente saliente (líder del grupo gallego Os Resentidos) para continuar en la Junta Directiva que le destituyó, o incluso presentarse otra vez a unas elecciones de las que se muestra partidario cada vez que aparece en los medios. Otros dirigentes de la entidad dudan. sin embargo, de la conveniencia de que un miembro resentido mediatice la Junta en estos momentos tan delicados Reixa nunca aceptó errores en su gestión y quitó hierro a los problemas con las comisiones pagadas por la desinversión de Arteria que dinamitaron la mayoría que le sostenía. Culpó de su destitución a la rueda de las televisiones conflicto que desató con el cambio de reparto del dinero que recaudan las músicas de fondo de los programas nocturnos en televisión. En los días previos a su destitución, se filtraron recaudaciones de varios socios, a los que acusaba de fraude. Y ayer, otra vez: la víspera de la votación de su sucesor, la agencia Efe citó fuentes de la Junta para anunciar que Sastrón y su hermano cobraron desde 2006 773.315 euros, de los cuales 292.673 correspondieron al candidato José Miguel, que en dicho periodo de tiempo registró en la SGAE 52 obras, frente a las 104 de su hermano Sergio El candidato Acosta arremetió ayer contra la hostilidad con que los medios tratan a la SGAE. Sastrón por su parte mostró tranquilidad ante la filtración y estupor por no saber quién maneja datos confidenciales interesadamente. El presidente interino declaró que los datos no reflejan irregularidad alguna. El elegido deberá hacer frente al avispero que le entrega Reixa.