Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 19 DE JULIO DE 2013 abc. es estilo CINE ABCdelVERANO 79 Terror duradero El ilusionista (2006) En la Viena de principios del siglo XIX, un misterioso ilusionista (Edward Norton) consigue desafiar las leyes de la naturaleza. El príncipe heredero querrá desenmascararlo a toda costa. Luces rojas (2012) Robert de Niro se mete en la piel de un famoso mentalista capaz de leer el pensamiento, hacer levitar y hasta curar el cáncer. Dos agentes antifraude le siguen de cerca para probar que se trata de un impostor. EXPEDIENTE WARREN Dirección: James Wan. Con: Vera Farmiga, Patrick Wilson, Lili Taylor FEDERICO MARÍN BELLÓN Los Cuatro Jinetes de Ahora me ves... Louis Leterrier Director de cine No hay muchos efectos especiales, los actores aprendieron los trucos DIEGO CASADO El responsable de El increíble Hulk y Furia de titanes se aventuró en la magia después de que cayera en sus manos un guión muy inteligente, con una historia divertida y excitante El director francés buscó asesoría de varios ilusionistas de prestigio y se lanzó a rodar un espectáculo de magia de hora y media explica en conversación con ABC. Leterrier detalla que la película tiene, sin embargo, menos efectos especiales de lo que parece: Muchos trucos son reales, los actores tuvieron que aprender a hacerlos afirma. Pero rodarlos no fue tan sencillo: El ojo no reacciona de la misma forma que la cámara. Los trucos están pensados para que funcionen ante una persona, pero no ante un objetivo. Trasladar eso al cine fue muy, muy duro El realizador, que rodó por primera vez en su ciudad natal, París, confiesa que emigró a EE. UU. para convertirse en un prestidigitador del cine: Veía las películas de Spielberg, Lucas o Zemeckis y sentía que contaban historias mágicas. Nunca sabías dónde empezaban los efectos y acababa la realidad explica. Siempre me ha inspirado llevar a la gente a espacios que no conoce. En eso los directores nos parecemos a los magos Hace cuarenta años, el mundo asistía aterrorizado a los primeros pases de El exorcista El público, la Academia e incluso los críticos supieron advertir sus bondades, aunque la tradición siempre ha despachado con similar crueldad el cine de terror y la comedia. Es imposible saber si el tiempo tratará con la misma generosidad a Expediente Warren pero si algo ha quedado ya claro es la habilidad del malasio James Wan para utilizar con extraordinaria precisión los recursos del género. El director de Saw una de las series más explotadas y, por tanto, devaluadas encuentra además una historia original y potente, nada que pueda llevar un numerito detrás. Wan nos descubre a Ed y Lorraine Warren, dos investigadores modernos (ella sigue viva) de fenómenos paranormales que estudiaron más de 10.000 casos, incluida la casa embrujada de Amityville, que sí ha sido llevada al cine con frecuencia. En lugar de contarnos la vida del matrimonio, presentado con una agilidad digna del cine americano de los años cuarenta, James Wan pasa directamente a su caso más escalofriante, si nos creemos el guión, firmado por los hermanos Carey y Chad Hayes. Es ejemplar el modo en que confluyen las dos historias, la de los Warren y la de la familia a la que ayudan, que tiene la mala fortuna de comprar una casa con más pasado que Bárcenas. Lo que consigue James Wan, desde su temprano e irónico primer giro, es convencer al público de dos hechos: su película no es para los débiles ni una nueva ensalada de sustos. El cineasta conoce tan bien los excesos que tiene a su alcance que juega como un maestro con los límites. Le ayuda un acabado sutil, sin los contraproducentes excesos de tantas superproducciones, y un reparto perfecto, en el que es fácil destacar a Lili Taylor, pero también a Vera Farmiga, Patrick Wilson, Ron Livingston y a todas las niñas.