Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 DEPORTES Ciclismo Tour de Francia VIERNES, 19 DE JULIO DE 2013 abc. es deportes ABC Quintana y Purito dejaron atrás a Froome AFP Coger a Froome es casi imposible J. G. P. ALPE D HUEZ No parece que Nairo Quintana, tercero ya del Tour, a 5.32 de Froome y a sólo 21 segundos de Contador, haya subido dos veces el Alpe d Huez. Está como de estreno. Su imagen, pedaleando cuesta arriba casi con la boca cerrada, sin una mueca, asombra junto a la valla donde atiende a la prensa. Y él, como si nada. Ayer, cuando Froome atacó en el inicio de la subida final, fue el primero que le cazó. Esta vez, el líder no asustaba. No era el mismo. No se había ido. El colombiano tomó nota. Froome no era más que él. A cuatro kilómetros de la meta, el líder pidió auxilio. Hueco. Pájara. Esas cosas pasan. Quintana lo aprovechó. De pie, con la misma cara, inexpresiva. No era para distanciar a Froome, sino para alejar a los otros dijo. Sólo Purito Rodríguez le siguió. Esos cuatro kilómetros de hambre le costaron un minuto al líder. Pero ya es imposible, casi imposible cogerle con el tiempo que lleva declaró Quintana en la meta. Con una leve sonrisa. Un punto de malicia. Pícaro. Ese casi como que no quiere la cosa, deja una mínima puerta abierta. No ha hecho calor, y eso me va mejor Hoy tampoco pegará el sol. La memoria del Tour sabe de remontadas. La de Gaul ante Favero y Geminiani en 1958. La de Janssen frente a Van Springel en 1968. Cuando Hinault trituró a Zoetemelk en 1978. O la victoria de Roche sobre Delgado en 1987. O los ochos segundos que LeMond le asestó el último día a Fignon en 1989... Froome tiene más de cinco minutos de renta sobre sus perseguidores: 5.11 le saca a Contador, 5.32 a Quintana, 5.44 a Kreuziger y 5.58 a Purito Rodríguez. De Contador está asegurado el coraje. Quiere. No puede. Lo intentará. Ser segundo es un derrota para él. Purito se nota encendido. He cogido mucha moral Y Quintana, la revelación de este Tour, se calla. No cumple lo que dice Se tapa. Froome lleva mucho tiempo. Me dedicaré a mantener lo que tengo Es el estribillo que repite y que nunca cumple. No ha dejado de atacar en la montaña. Ya queda poco. Aunque puede ser mucho Y lanza otra coletilla: Gracias a todo el Movistar, a mis compañeros, al fisio, al director que trabaja la estrategia y al cocinero Quintana está a nada de Contador. Quiere esa segunda plaza. Aunque no lo dice. Tampoco reta a Froome. Está casi imposible repite. Al Tour le gustan esos imposibles. No hay que remontarse tanto. En 1998, Pantani le dio la vuelta al Tour en el Galibier, la cuesta que congeló a Ullrich. Tres años antes, el equipo Once de Jalabert acorraló a Induráin en las colinas abrasadas de Mende. También Induráin sufrió en 1992 el ataque loco de Chiapucci, escapado a cien kilómetros de la meta. Del navarro es la guillotina que acabó con LeMond en 1991, cuando se fugó con Chiapucci camino de Val Louron. Quintana corre en el equipo de Induráin, ahora apellidado Movistar: Que no, que es imposible Quintana se esconde Cazarle es casi imposible pero suelta el casi quiere el segundo puesto de Contador. Y el de Froome