Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 DEPORTES VIERNES, 19 DE JULIO DE 2013 abc. es deportes ABC Hasta los más fuertes pasan hambre Chris Froome muestra en Alpe d Huez su primer síntoma de debilidad en este Tour de Francia y Contador paga sus ataques con una pájara J. GÓMEZ PEÑA ENVIADO ESPECIAL A ALPE D HUEZ 18 etapa 1. C. Riblon (Ag 2 r) 4 h 51: 32 2. T. Van Garderen (BMC) a 59 s 3. M. Moser (Cannondale) a 1: 27 4. N. Quintana (Movistar) a 2: 12 5. J. Rodríguez (Katusha) a 2: 15 7. Chris Froome (Sky) a 3: 18 8. A. Valverde (Movistar) a 3: 22 11. A. Contador (Saxo) a 4: 15 C omida, comida suplica Froome, líder hambriento en Alpe d Huez. Tiembla. Se agarra. Pide muleta. Un minuto después aparece Contador. Suda frío. Apajarado. Cruza la raya y no da ni una pedalada más. No la tiene. Bebe con ansia. Habla y no se le entiende bien. Sin fuerzas ni para abrir la boca. En Alpe d Huez hasta los más fuertes se arrodillan. Etapas como la de ayer son capaces de poner el Tour del revés. Que se lo digan a Chris Froome. Tiene hoy más distancia que nunca sobre el segundo clasificado- -Contador está ya a cinco minutos y 11 segundos- pero ayer, a cuatro kilómetros de la cima, levantó el brazo. ¿Gesto de victoria? No. Pidió socorro, azúcar, comida. Notó el vacío. Se había precipitado en el inicio de la subida con ataques innecesarios. Ahora lo pagaba. De repente se le amontonaron los esfuerzos en la piernas. Se agarró al de siempre, a Porte, más fuerte que él, como Froome fue más fuerte que Wiggins en el Tour 2012. El australiano fiel le trajo una barrita de cereales y un gel. Glucosa directa a la sangre. Un sorbo de gasolina para arrastrarse hasta la meta. Limitó la pérdida: Nairo Quintana y Purito Rodríguez le restaron un minuto. Nada más llegar se subió al rodillo. Flaco como un silbido. Le trajeron un plato de arroz y líquido con sales. Comió con hambre africana. Froome es humano descubrió Purito. Por primera vez, el líder se mostró vulnerable. Superé la crisis gracias a Porte agradeció. Avituallarse tan cerca de la meta está prohibido. Los jueces sancionaron a Froome con 20 segundos. Le salió barato. Ese menú fuera de hora dejó a salvo su Tour. Pero si Porte no anda por allí... El Tour pudo ponerse del revés. Que se lo pregunten a Contador. El madrile- General 1. Chris Froome (Sky) 71 h 02: 19. 2. Alberto Contador (Saxo) a 5: 11 3. N. Quintana (Movistar) a 5: 32 4. R. Kreuziger (Saxo) a 5: 44 5. J. Rodríguez (Katusha) a 5: 58 6. Bauke Mollema (Belkin) a 8: 58 7. J. Fuglsang (Astana) a 9: 33 11. A. Valverde (Movistar) a 14: 56 ETAPA 19 m 2.000 1.500 1.000 500 Bourg- d Oisans Le Grand- Bornand Le Grand- Bornand Bourg- d Oisans 0 km 50 100 150 204,5 ño firmó el guión de la etapa, aunque no el final. Su equipo, el Saxo, salió a escarbar la montaña. Alberto es valiente definió Purito. Contador mandó a sus gregarios por delante desde el pitido inicial. Sin tregua. En oleada. Jesús Hernández, Rogers, Roche, Paulinho... Una idea le traqueteaba en la cabeza a Contador: reventar la carrera. Reventó él. Corre con espuma en la boca, rabioso. El Saxo ordeñó las fuerzas del Sky, el equipo de Froome, bien defendido ayer. El Sky lo soportó e impuso la paz en la primera subida al Alpe d Huez. Fiesta ciclista. Catarata de público. Disfraces. Todos los personajes de los cómics allí. Elvis Presley en bicicleta. Holandeses como cubas. Ríos de cerveza y música dance. Ayer, encima, la discoteca tenía sesión doble: dos subidas. Y un descenso viejo, el que unía los dos pasos por Alpe d Huez. Asfalto o Froome se apoya en su compañero Porte al coronar Alpe d Huez algo así. Camino botón. Estrecho. Parcheado. Sucio. Contador notaba ausentes sus piernas, pero qué más da. Ya no pedalea como antes, dos centímetros por encima del suelo, pero es el mismo. Su brújula siempre marca el norte. Siempre en la misma dirección: al ataque. Rebasó a Froome por la izquierda y se tiró por la bajada. Quería peligro. Encajó piernas, manos y dientes, y se echó adelante a dúo con Kreuziger. Detrás, Froome, prudente, quemaba a sus gregarios en la persecución. Eso nos ha costado mucha energía reconoció el líder. Con ese gasto atraparon a Contador, que se resignó antes del inicio de la subida final. Empezaba a sentirse como un globo que pierde aire. Había salido a por el maillot amarillo y ahora estaba en peligro su segunda plaza. Todo al revés. Que se lo pregunten a Quintana, el mejor escalador del Tour, que vino al Tour de gregario de Valverde y es mucho más que eso. Ayer mandó en la subida a Alpe d Huez y ya es tercero en la general.