Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA VIERNES, 19 DE JULIO DE 2013 abc. es españa ABC Hacienda verificó en 2007 seis de las ventas atribuidas a la Infanta Comprobó que no estaba detrás de las operaciones y por tanto no hubo inspección PABLO MUÑOZ JOSEP M. AGUILÓ MADRID PALMA Ni agujeros negros para no investigar a según qué personas, ni tramas oscuras para beneficiar a nadie. El informe de la Agencia Tributaria en el que se explican los errores en la atribución a Doña Cristina de 13 operaciones inmobiliarias demuestra, con documentos, que ya en 2007 Hacienda verificó seis de ellas después de que se detectaran por los cruces informáticos que habitualmente se hacen. Para aclarar las dudas, Hacienda dirigió el 23 de octubre de ese año requerimientos a los notarios que habían autorizado las transacciones el ejercicio anterior para que remitieran copia de las mismas. El notario de San Javier (Murcia) Alfredo Gómez Hita envió pocos después copia de una escritura que afectaba a cinco fincas, por un valor de 760.706 euros. Era la aceptación de una herencia en la que la Infanta no tenía intervención alguna. En ella no constaba el NIF de la persona de quien se hereda- ban esos bienes y sin embargo la transimisión se asociaba al DNI de Doña Cristina. También ese 23 de octubre se envió un requerimiento similar al notario de Figueras (Gerona) José Antonio de Diego Vallejo, en este caso de la escritura de un inmueble de Calella (Barcelona) valorado en 450.000 euros. La respuesta confirmó que se trataba, de nuevo, de la aceptación de una herencia en la que nada tenía que ver la Infanta. Su DNI se atribuía a la persona que transmitía la propiedad. No se modifica de oficio Hacienda, como es lógico, no abrió inspección alguna, toda vez que ya se habían detectado los errores. La pregunta, pues, es por qué no se corrigieron ya entonces. La Agencia Tributaria explica que la información recibida de terceros no se modifica nunca de oficio y se mantiene siempre en la base de datos en la forma en la que ha sido recibida de terceros, como tampoco se modifican las declaraciones tribu- No hay agujeros negros En 2005, el Fisco también hizo comprobaciones de la declaración de la Renta de Urdangarín tarias de los contribuyentes aunque luego se comprueben que son erróneas. Fuentes del caso consultadas por ABC admiten que esta práctica es discutible, sobre todo a la vista de este hecho concreto aunque habría que hacerlo en todos los casos, que son muchísimos y sería muy complicado actualizarlo ahora. El segundo elemento clave del informe, que por lo demás confirma las explicaciones ya dadas en su momento por el ministro Montoro, es la razón por la cual no aparece en el primer documento enviado al juez la operación del piso de la calle Pedralbes. La Agencia Tributaria precisa que la transmisión, del 15 de marzo de 2006, figura imputada solo a Iñaki Urdangarín. De hecho, éste fue requerido para que justificara la deducción por la adquisición de su vivienda habitual que se había aplicado en su declaración del IRPF del ejercicio de 2005, en relación con un inmueble de la calle Elisenda de Pinós (el palacete) El requerimiento no se hizo extensivo a la Infanta porque ella no se dedujo nada por ese concepto. Urdangarín aportó la escritura de la compraventa del apartamento de la calle Pedralbes, según la cual él había adquirido el 75 y Doña Cristina solo el 25 restante. La ganancia obtenida por la Infanta aparece declarada en su IRPF de 2006 atendiendo a su porcentaje de propiedad. Por tanto, la información facilitada incialmente debe corregirse precisa la Agencia Tributaria, que recuerda, una vez más, que las inexactitudes se produjeron en el proceso de transmisión de datos. FIN A 21 MESES DE CAUTIVERIO Liberadas las españolas secuestradas en Somalia EDUARDO S. MOLANO CORRESPONSAL EN NAIROBI Final feliz a un calvario de casi dos años. Médicos Sin Fronteras confirmó ayer la liberación de las cooperantes españolas Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, quienes fueron secuestradas en octubre de 2011 al Este de Kenia. De igual modo, la organización aseguró que ambas trabajadoras humanitarias se encuentran en buen estado de salud y permanecen a la espera de unirse con sus seres queridos lo antes posible. Thiebaut (Madrid, 1981) y Serra (Palafrugell, 1971) fueron apresadas el 13 de octubre de 2011 en el campo de refugiados de Dadaab (Kenia) a unos 100 kilómetros de la frontera con Somalia y, posteriormente, trasladadas a territorio somalí por sus secuestradores. Pese a que ninguna organización ha reconocido su implicación directa en el ataque, en su cruzada propagandística, el Gobierno keniano acusó desde el primer momento al grupo islamista Al Shabab, considerado la rama de Al Qaida en la región. Sin embargo, a comienzos de enero de 2012, el Ejecutivo somalí aseguraba que las españolas fueron vendidas por sus secuestradores a piratas locales por 200.000 dólares, al día siguiente de su llegada a la localidad de Harardhere, en la costa de Somalia. En diversas ciudades Desde entonces, y según aseguran a ABC fuentes del propio Gobierno, en este tiempo la suerte de las españolas ha discurrido por diversas ciudades del país, en principio, entre las provincias sureñas de Lower Shabelle y Juba (una táctica común, por otro lado, en este tipo de secuestros) No en vano, poco después de producirse la noticia de la liberación, Mohamed Tiiceey, expresidente de la región somalí de Himan y Heeb (máximo negociador en este tipo de secuestros) aseguraba a este diario que la mano de Al Shabab siempre pendió sobre esta acción, tanto en su fase inicial como en su recorrido y recordó que los captores llegaron a exi- Montserrat Serra EFE Blanca Thiebaut EFE gir hasta 15 millones de dólares (11,5 millones de euros) para liberar a las dos cooperantes. Las presiones no fueron menores. En marzo de 2012, una fuente identificada como Hassan Ahmed, y que aseguraba ser miembro de la organización especializada en secuestros Indian Ocean Consultants (colaboracionista, en ya demasiados casos, de las propias acciones delictivas) enviaba a este diario fotografías de las dos cooperantes tomadas tan solo un mes antes. Así como informaciones personales de ambas (contratos, datos familiares... para servir de prueba de vida pública. En buena parte de estos documentos (que incluían la presunta rúbrica de las dos cooperantes) un nombre destacaba sobremanera: Hussein Jis, autodenominado comandante financiero de secuestro y que, según fuentes consultadas, pertenecería al clan Habargidir Saleban.