Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA VIERNES, 19 DE JULIO DE 2013 abc. es españa ABC Los magistrados del TC pueden militar en partidos sin que afecte a su independencia Ninguno de los once jueces pide la renuncia de Pérez de los Cobos por pagar cuotas al PP N. VILLANUEVA MADRID Ni la Constitución ni la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional establecen para sus magistrados ninguna incompatibilidad con el hecho de militar en un partido político. Así lo aseguró ayer el propio TC, que salió al paso de las acusaciones vertidas contra su presidente, Francisco Pérez de los Cobos, por haber pagado una cuota al Partido Popular en 2011 cuando ya era magistrado. Su nombre es uno de los que aparecen en los llamados papeles de Bárcenas Fue el propio Pérez de los Cobos el que quiso aclarar personalmente estos datos en el Pleno, donde admitió ante sus compañeros que efectivamente pagó cuotas como militante al PP entre los años 2008 y 2011, año en el que dejó de hacerlo. Tras escuchar sus explicaciones, ninguno de los once magistrados que componen el tribunal solicitó su renuncia ni emitió ninguna queja durante la reunión. El PSOE, sin embargo, ya ha anunciado que pedirá la comparecencia de Pérez de los Cobos en el Parlamento, mientras que IU ha optado directamente por pedir su dimisión. Fuentes del TC señalaron que el artículo 159.4 de la Carta Magna establece que, en lo que se refiere a partidos políticos, la condición de miembro del Tribunal Constitucional es incompatible solo con el desempeño de funciones directivas en un partido político o en un sindicato. En la misma línea, el artículo 19 de la LOTC considera incompatible el cargo de magistrado con el desempeño de funciones directivas en los partidos políticos, sindicatos, asociaciones, fundaciones y colegios profesionales Esas fuentes resaltan que la Constitución establece un tratamiento diferenciado a la relación con los partidos políticos según se trate de miembros del Poder Judicial o de miembros del TC. Mientras que los primeros tienen prohibida la simple pertenencia a una formación política (afiliación) en los segundos esa prohibición se limita al desempeño de funciones directivas dentro de los partidos políticos. No mengua la imparcialidad A ello se suma que la jurisprudencia del TC zanjó claramente este asunto en un auto de 1988 en el que se rechazó la recusación formulada contra un magistrado al que se acusaba de coincidencia ideológica con un partido político. En esa resolución se señala que la Ley Orgánica de este Tribunal, de aplicación prioritaria respecto de la Ley Orgánica del Poder Judicial y de la Ley de Enjuiciamiento Civil, no impide que los magistrados de este Tribunal puedan pertenecer a partidos políticos y sólo se les impide ocupar dentro de los partidos cargos de carácter directivo, pues una posible afinidad ideológica no es en ningún caso factor que mengüe la imparcia- Francisco Pérez de los Cobos, presidente del TC BELEN DIAZ Doble vara de medir LUIS LÓPEZ GUERRA JUEZ DEL TRIBUNAL DE ESTRASBURGO FERNANDO VALDÉS MAGISTRADO DEL TC Exvicepresidente del TC, con el carné del PSOE en la boca ABC MADRID El asesor de Zapatero que incurrió en incompatibilidad ABC MADRID El Partido Popular reprochó ayer a la oposición su doble vara de medir cuando los protagonistas de la polémica están dentro de sus filas. Así, fuentes de esta formación recordaron a Ep que Luis López Guerra, actual miembro del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ocupó la vicepresidencia del Tribunal Constitucional y fue vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con el carné del PSOE en la boca Destacaron así que el currículo de López Guerra es eminentemente político, pues fue secretario de Estado de Justicia con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004- 2007) y antes había sido elegido parlamentario del PSOE en la Asamblea de Madrid en las elecciones de 2003. Anteriormente, señalan las mismas fuentes, había sido vicepresidente del órgano de gobierno de los jueces (1996- 2001) y previamente ocupó la vicepresidencia del TC (19921995) Desde octubre de 2007 es miembro del TEDH y tiene que pronunciarse, entre otras cuestiones, sobre la aplicación de la doctrina Parot a presos etarras. Este recurso, promovido por la etarra Inés del Río, está pendiente de la decisión de la Gran Sala de Estrasburgo. El 24 de noviembre pasado, Fernando Valdés, propuesto por el PSOE y exasesor de Zapatero, dejaba la presidencia de la Asociación Española de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, pero se aferró a su cargo como magistrado del Tribunal Constitucional. Tal y como reveló ABC, Valdés ha vulneró la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) lo que le obligaba a dimitir en el Alto Tribunal. El motivo es que antes de tomar posesión de su cargo, el 23 de julio, debería haber dejado a la presidencia de dicha asociación, pero no lo hizo. La LOTC le daba un plazo de diez días, porque de lo contrario se entenderá que no acepta el cargo de magistrado Valdés permaneció casi cinco meses en situación de incompatibilidad. Cuando ABC publicó la vulneración de la ley, el presidente del TC, Pascual Sala, salió en defensa de Valdés. Aseguró que esta condición es compatible con la recta inteligencia de la legislación, pese a que la LOTC prohibe taxativamente compatibilizar el cargo de magistrado con funciones directivas en asociaciones Si, como aseguraba Sala, el cargo era compatible, no se entiende por qué finalmente Valdés renunció a la asociación.