Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE VIERNES, 19 DE JULIO DE 2013 abc. es ABC Violencia en vísperas de la visita del Papa AFP Saqueos y enfrentamientos en Río de Janeiro Brasil, sometida a un nuevo chantaje En vísperas de otro importante acontecimiento internacional, la Jornada Mundial de la Juventud, los feroces indignados de Brasil vuelven por sus fueros. A sabiendas de la importancia mediática de la cadena de celebraciones- -Mundial de Fútbol, JMJ, Juegos Olímpicos de Río- -programados para el próximo lustro, los colectivos de indignados organizados como guerrilla urbana, perpetran un chantaje intermitente sobre su Gobierno cada vez que asoman las cámaras internacionales. Las presiones de quienes no aceptan los resultados de las urnas nunca son bienvenidas, y en forma de coacción no tienen cabida en un Estado de Derecho. En tan convulso contexto aterrizará dentro de siete días el Papa Francisco, primer pontífice de procedencia americana, cuya designación ha llenado de esperanza a toda la cristiandad. El discurso de paz y unidad del Santo Padre contrasta con la violencia de unas manifestaciones que dejaron cinco muertos durante la pasada Copa Confederaciones. El objetivo no es otro que sabotear la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, aunque el principal damnificado por su fracaso sea la Hacienda brasileña, que estima recaudar 220 millones de dólares y generar 20.000 empleos con esta cita. Pero el daño va más allá de las cifras económicas: Brasil está decidido a presentarse ante el mundo como un país moderno y en auge, pero la demagogia y el salvajismo de ciertos grupos amenaza con lastrar la imagen de toda una nación. Dilma Rousseff debe cuidarse de no ceder ni un centímetro a la extorsión. INTERNACIONAL