Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 19 DE JULIO DE 2013 abc. es ENFOQUE 5 EFE El Rey regresa de Marruecos España, por delante JESÚS LILLO Agarrado a sus muletas, herramientas de trabajo que acompañan a ese mono de faena al que de manera figurada se refirió el ministro de Exteriores para celebrar el regreso del Rey a la actividad diplomática y los viajes al extranjero, Don Juan Carlos se despidió ayer de Marruecos, donde, al frente de una delegación empresarial, ha tratado de abrir mercados y vías de escape para rebajar los rigores de la crisis. De vuelta a La Zarzuela, se quita el mono de faena quien todavía, y de forma visible, convalece de una operación de hernia discal cuyas secuelas lamenta. Esta vez voy a ir a mi ritmo, ahora solo pienso en mí comenta el Rey mientras, paradójicamente, sacrifica su propia y lenta recuperación por la de España, cuyo peso vuelve a arrastrar con unas muletas sobrecargadas, herramientas de una obra que no se acaba y cuyos planos cambian de un día para otro. Voy a hacer lo que sea bueno para mí añade Don Juan Carlos en una declaración que solo se puede interpretar como una expresión de egoísmo y repliegue desde el desconocimiento de lo que representa el Rey y de lo que es España, o viceversa. Casi lo mismo. Lo saben bien quienes buscan un tropiezo que lleve al desastre y, en cambio, lo olvidan quienes, más distraídos y confiados, han llegado a separar dos piezas unidas, haz y envés, para lo bueno y lo malo. Cuando el Rey anuncia que va a hacer lo que sea conveniente para él, es España la que saca partido. Así de simple, estrecha y directa es la relación entre el todo y la parte. De vuelta de Marruecos Shukran yazilan, ramadan mubarak dijo en árabe para agradecer la acogida y felicitar el mes santo de los musulmanes el Rey se quita el mono de faena y, sin muletas, se pone a pensar en él. En España, otra vez, con lo que pesa. ESPAÑA Su Majestad el Rey, durante la recepción ofrecida en los jardines de la Embajada en Rabat a residentes españoles