Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL JUEVES, 18 DE JULIO DE 2013 abc. es internacional ABC Schettino afronta hasta veinte años de cárcel por el naufragio del Costa Concordia La Fiscalía rechaza un acuerdo solicitado por la defensa para cumplir tres años ÁNGEL GÓMEZ FUENTES CORRESPONSAL EN ROMA FRANCESCO SCHETTINO EXCAPITÁN DE CRUCERO El marinero cobarde Perfil A. G. F. Hace año y medio el Costa Concordia, un crucero gigante con 4.229 personas a bordo, naufragaba frente al puerto de Giglio tras chocar contra un escollo, dejando un trágico balance de 32 muertos, entre ellos un español. Ayer por fin se inició el juicio en la localidad de Grosseto con el excapitán del Costa Concordia, Francesco Schettino, de 52 años, como único acusado de la tragedia. Está acusado de homicidio culposo múltiple, naufragio, abandono de discapacitados a bordo de la nave y de no haber comunicado a tiempo el accidente a las autoridades. En total, el acusado podría ser condenado hasta a veinte años de cárcel. El proceso ha levantado tal expectación en Italia que se ha debido celebrar en el teatro de Grosseto para poder acoger a los 4.228 damnificadas. Participan además 62 abogados, 700 testigos y hay 242 peticiones de constitución como parte civil, aunque los jueces admitirán solamente unas sesenta, entre ellos el ministerio de Medio Ambiente italiano, la organización ecologista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y la naviera Costa Cruceros. Schettino considera una injusticia que deba ser él el único de los seis imputados en el proceso al que se le ha abierto un juicio oral. Sus abogados solicitaron llegar a un acuerdo sobre la pena, proponiendo 3 años y 5 meses de prisión para el capitán. Pero el fiscal se opuso. En cambio, sí se han pactado penas que van desde un año y ocho meses de prisión a los dos años, para el resto de los acusados. Toda la atención de los medios se centró en el excapitán Schettino, muy bronceado y vestido con un traje azul. Durante una pausa del proceso, este comentó: Es extraño que mi nave, el Costa Concordia, continúe todavía allí respondiendo a quienes le preguntaba qué pensaba del hecho de que esa gigantesca mole de 44.600 toneladas de peso continuara aún encallada, como dormida, frente a la isla de Giglio, 18 meses después de la tragedia. El excapitán Schettino es objeto en Italia de todo tipo de sarcasmos. En su día, los medios de información lo presentaron como el hombre más detestado de Italia, y hoy todavía se le conoce como el capitán cobarde porque abandono la nave cuando aún quedaban pasajeros. ¡Schettino, regrese a bordo, coño! le gritó el oficial de la guardia costera de Livorno. Schettino es palabra que se ha convertido en insulto en metáfora de la cobardía, y que forma parte ya del lenguaje coloquial italiano. El excapitán ha sostenido siempre que no huyó, sino que resbaló y se cayó del crucero: Perdí el equilibrio y caí en un bote salvavidas, que me trasladó a tierra dijo entonces. El excapitán, sin embargo, dice tener la conciencia tranquila. Según la acusación presentada por los fiscales, el Costa Concordia naufragó porque Schettino quiso hacer el saludo a la isla de Giglio, una maniobra habitual en muchos cruceros, que consiste en acercarse a la costa para saludar. Pero Schettino, en lugar de pasar a 400 o 500 metros de la costa, se acercó de forma exagerada para hacer un favor a su amigo Antonello Tievoli, el maitre con familiares viviendo en la isla de Giglio. Sobre su decisión de no dar de inmediato la alarma a las autoridades, la justifica asegurando que habría sido una imprudencia Tras pasar unos días en la cárcel, Schettino ha permanecido en arresto domiciliario en su casa de Meta di Sorrento, al sur de Italia, donde vive con su hija y su mujer, Fabiola Russo, quien, a pesar de la fama de mujeriego del excapitán, siempre lo ha defendido, invitando a quienes lo criticaban a comprender su tragedia y su drama humano REUTERS co imputado: Schettino no es el único responsable. Me sorprende que solo esté él como imputado, porque el Costa Concordia era una nave, no un coche. Espero que de este proceso salga la verdad afirmó. Domnica Cemortan, joven moldava de 26 años, fue presentada en su día como la novia de Schettino. Mucho se especuló sobre la relación entre ambos. Los medios de comunicación comentaron, entre otros muchos chismes, que Schettino era el padre de la hija de dos La gran sorpresa La joven moldava que acompañaba al capitán ese día niega haber dicho: Schettino, te amo años que tenía la rubia moldava. Hace año y medio, al ser preguntada al respecto, respondió: ¿Qué queréis que os diga? ¿Sí o no? Schettino tiene el cabello negro, mi hija es rubia. No, no creo que sea hija de Schettino. De todas formas, no me preocupa, decid lo que queráis La realidad es que ambos fueron fotografiados ante una gran bandeja llena de ostras y mariscos, en un restaurante en Villefranche- sur- Mer, al lado de Niza, durante una cena en una escala del crucero, justo un mes antes de la tragedia frente a las costas de la isla del Giglio. De todas formas, Domnica Cemortan ha decidido querellarse contra los medios que insinuaron una posible relación sentimental. TRES AÑOS DE INHABILITACIÓN Y TRECE MESES DE PRISIÓN Condenada la política que insultó a la ministra Kyenge ABC ROMA La bailarina moldava Una gran sorpresa en el juicio la constituyó la asistencia de la bailarina moldava Domnica Cemortan, que acompañaba a Schettino en la sala de mandos en el momento del accidente, lo que motivó numerosas especulaciones. Antes de entrar en la sala del juicio, la joven mostraba su sorpresa por el hecho de que el capitán fuera el úni- La política que pidió que la ministra italiana de Integración, la italocongoleña Cécile Kyenge, fuera violada, fue condenada ayer a trece meses de prisión y a tres años de inhabilitación para ejercer cargos públicos. Un tribunal de Padua ha encontrado a Dolores Valandro, exdirigente local de la Liga Norte, culpable de instigar a la violencia sexual por motivos raciales Hace un mes la consejera del partido separatista colgó el siguiente mensaje en su muro de Facebook, en referencia a la ministra de Integración: ¿Por qué nadie la viola para que así en- tienda lo que experimentan las víctimas? Valandro fue destituada de su cargo de consejera local de la Liga Norte como consecuencia de estas afirmaciones, que se suman a una larga ristra de descalificaciones que tienen como objetivo a la ministra de origen congoleño. El último en sumarse fue el vicepresidente del Senado italiano, también miembro de la Liga Norte. Roberto Calderoli aseguró el sábado pasado que la minsitra Kyenge se parece a un orangután