Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE JUEVES, 18 DE JULIO DE 2013 abc. es ABC Otro etarra sanguinario de permiso ABC 1982 Estado en el que quedó el edificio de Telefónica en la calle de Ríos Rosas (Madrid) tras el brutal atentado de ETA Urrusolo Sistiaga, responsable de dieciséis asesinatos, recibe un permiso penitenciario Clemencia para un asesino en serie En contra de la opinión de Interior, de la Fiscalía y del juez de vigilancia- -y también del sentido común y de la sensibilidad que exige la memoria de las víctimas de ETA- la sala de la Audiencia Nacional que preside Fernando Grande- Marlaska ha concedido tres días de permiso penitenciario al sanguinario etarra Urrusolo Sistiaga, vinculado a dieciséis asesinatos. El tiro por la espalda y a bocajarro fue su especialidad. En los años más siniestros de ETA, Sistiaga se convirtió en un auténtico mito entre la izquierda abertzale por su capacidad para matar y su facilidad para escabullirse del cerco policial. Capturado en enero de 1997, la Justicia no dudó en reconocer su carrera criminal con una pena de 449 años de cárcel. Una vez en prisión, con las miras cortas, pero intensas, que concede una celda, Sistiaga comenzó a distanciarse de la banda, ejercicio que, finalmente, ha terminado por valerle el premio concedido por Grande- Marlaska. Pero la cuestión no es tan simple: las víctimas de Sistiaga carecen de la oportunidad de arrepentirse de nada, y sus familias han sufrido un tormento que difícilmente puede ser paliado con un giro penitencial que pone en duda la propia Fiscalía. Son las víctimas de ETA las que merecen compasión, no sus asesinos, por arrepentidos que se muestren para lograr un permiso de verano. ESPAÑA