Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 18 DE JULIO DE 2013 abc. es ENFOQUE 5 El juez Miguel Carmona (a la derecha) junto a Rosa Aguilar y Juan Carlos Campo EFE Miguel Carmona, a por el caso Bárcenas La conjura de la izquierda judicial JAIME GONZÁLEZ Con los mismos argumentos que él empleó para justificar los ataques de José Antonio Griñán a la juez Mercedes Alaya no se puede restringir el derecho de los ciudadanos a criticar o valorar las decisiones de los órganos judiciales quisiera criticar al muy socialista vocal del CGPJ y titular del Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional, Miguel Carmona, por esas declaraciones en las que solemnemente advirtió que si se adoptan medidas urgentes para que el juez Ruz continúe con el caso Bárcenas (que reclama para él) se correrá el peligro de que sea declarado nulo. Mi reproche al juez Carmona pretende ser exquisito en las formas, porque hay precedentes de cómo se las gasta su señoría: al bueno de Manuel Barrios, periodista de tronío, le impuso una sanción de 40 millones de pesetas y la prohibición de escribir en prensa por un artículo publicado en ABC. Com- prenderán ustedes que redacte este breve comentario con ayuda de mi abogado, porque este juez tan progresista a la hora de defender la libertad de expresión de Griñán puede condenarte a galeras o pegarte con el mazo (en sentido figurado) si descubre que estás en las antípodas de la izquierda. Es por eso por lo que proclamo con la venia de Miguel Carmona y pidiéndole el mismo amparo que le concedió al presidente de la Junta de Andalucía mi confianza ciega en el juez Ruz y solicito a la Audiencia Nacional que se dé prisa en prolongar su mandato. De lo contrario, aquella causa general contra el franquismo que emprendió Baltasar Garzón se quedaría en nada comparada con la causa general que emprendería Miguel Carmona a quien Dios guarde muchos años contra todo aquello que no rezume progresismo No sé si me he excedido. Por si acaso, y para evitar lo que le pasó al bueno de Barrios (que ahora estará escribiendo desde el cielo) termino reiterándole a su señoría mis mejores deseos, aunque, por razones obvias, no quisiera que se cumplieran los suyos. Y dicho esto, no les miento: estoy acongojadito. ESPAÑA EFE El juez Ruz, al que la izquierda judicial quiere apartar del caso Bárcenas