Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: JUEVES, 18 DE JULIO DE 2013 abc. es opinion ABC ALMUNIA TRAICIONA AL NAVAL ESPAÑOL CATALINA LUCA DE TENA Director Bieito Rubido Ramonde Director adjunto Luis Ventoso Subdirectores José Ramón Alonso Manuel Erice Mayte Alcaraz Montserrat Lluis Adjuntos al Director Ramón Pérez- Maura Alfonso Armada Ana Isabel Sánchez ABC Cultural Fernando R. Lafuente Áreas Sergio Guijarro (Información) Jaime González (Opinión) Manuel Marín (España) Alberto Sotillo (Internacional) Yolanda Gómez (Economía) Adolfo Garrido (Madrid) Nuria Ramírez (Sociedad) Jesús G. Calero (Cultura y Espect. David Álvarez (Deportes) Sebastián Basco (Cierre) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) Matías Nieto König (Fotografía) Alexis Rodríguez (Suplementos) Laura Revuelta (ABC Cultural) María Jesús Pérez (Empresa) Fernando Rojo (Fin de semana) Isabel Gutiérrez (Gentestilo) Julián de Velasco (Infografía) Archivo Federico Ayala Delegaciones Isaac Blasco (C. Valenciana) María Jesús Cañizares (Cataluña) Antonio González (C. -La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) Roberto Pérez (Aragón) Bernardo Sagastume (Canarias) Pablo Alcalá (Galicia) El exsecretario general del PSOE ha traicionado a los astilleros españoles, condenándolos a la ruina, tras ceder a las presiones de sus competidores europeos L A Comisión Europea dictaminó ayer que España debe devolver las ayudas otorgadas a los astilleros nacionales a través del denominado tax lease, un sistema de bonificaciones fiscales vigente desde 2002. Bruselas suaviza parcialmente la propuesta inicial del comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ya que serán los inversores, y no los armadores ni los astilleros, quienes tendrán que devolver dichas bonificaciones, pero tan sólo desde abril de 2007, fecha en la que la UE declaró ilegal un sistema francés muy similar al español. Sin embargo, esta decisión es igualmente nefasta para el sector naval, ya que la cuantía a reembolsar sigue siendo ingente hasta 2.000 millones de euros y abre un escenario de gran inseguridad jurídica que pone en riesgo la supervivencia de una industria que emplea a 87.000 personas. Y el único culpable tiene nombre y apellidos: Joaquín Almunia. El ex secretario general del PSOE ha traicionado a los astilleros españoles, condenándolos a la ruina, tras ceder de buen grado a las presiones ejercidas por sus competidores europeos, aceptando como propios unos argumentos que, se miren por donde se miren, carecen de toda validez. La decisión de Bruselas, instigada por Almunia, es inaceptable desde el punto de vista económico, jurídico y político. En pri- mer lugar, el comisario insiste en que el tax lease español es ilegal porque implica la concesión de ayudas de Estado que vulneran la normativa de competencia. Sin embargo, una bonificación fiscal no constituye una subvención pública directa, sino un incentivo para reducir el coste de los buques y poder competir a escala mundial. Además, existen ventajas fiscales similares en otros países y sectores que cuentan con el beneplácito de Bruselas. En segundo término, este sistema empezó en 2002 sin que levantara la más mínima queja durante años. Tanto es así que la antecesora de Almunia en el cargo y hoy vicepresidenta de la Comisión, Neelie Kroes, determinó su plena legalidad en 2009; fue el socialista quien reabrió la investigación en 2011. Por último, la decisión de Bruselas es claramente discriminatoria, ya que en 2007 también declaró ilegal las ayudas fiscales otorgadas al naval francés, pero entonces no exigió la devolución de las cuantías por la necesidad de garantizar la seguridad jurídica, algo que ha ignorado manifiestamente en el caso de España. Así pues, el dictamen de Bruselas es notoriamente injusto. Y lo más grave es que ha sido un socialista español el responsable de haber asestado un golpe cuasi mortal al naval nacional, en contra incluso de la opinión del comisario de Industria, el italiano Antonio Tajani, principal aliado de España en este expediente, lo cual no deja de ser paradójico. Lo único que cabe ahora es recurrir ante la Corte de Justicia de la UE para defender los legítimos intereses del sector, así como adoptar una posición común por parte de todas las fuerzas políticas, PSOE inclusive, para exigir la inmediata dimisión de Almunia. Directora General FALSA MOCIÓN DE CENSURA Ana Delgado Galán Gerente Javier Caballero Control de Gestión José Antonio Ansede Recursos Humanos Raquel Herrera Marketing José María de la Guía Comercial Juana Estévez Distribución Maite Corral ABC en Kioskoymás Pilar Sainz Negocio Abc. es Beatriz Lizarraga E Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. L anuncio de Alfredo Pérez Rubalcaba sobre la presentación de una moción de censura si el presidente del Gobierno no explica ante el Parlamento su postura sobre el chantaje de Bárcenas es fiel reflejo de la impotencia política de un partido sin rumbo. Presionado por los suyos, el secretario general del PSOE unas veces busca una foto con Rajoy y otras reclama airadamente su dimisión. Este anuncio es todavía más grave porque demuestra su falta de respeto al significado de una institución política configurada por la Constitución. Como en todos los regímenes parlamentarios, el objeto de la moción de censura es sustituir al Gobierno elegido por las urnas buscando una nueva mayoría parlamentaria. Según el modelo alemán, nuestra Constitución configura la moción como constructiva de manera que el rechazo al presidente supone a la vez otorgar la confian- za al candidato propuesto. Por tanto, es un mecanismo paralelo a la investidura que solo debe utilizarse en su sentido genuino y en circunstancias de extrema gravedad política e institucional. Esta vez se trata únicamente de conseguir que Rajoy ofrezca unas explicaciones que ya ha dado muchas veces ante las acusaciones de un presunto delincuente que cuenta con el apoyo de una confusa coalición de intereses. Para colmo de torpeza, el PSOE ni siquiera se asegura de que el presidente intervenga en el debate, de tal manera que estamos ante un brindis al sol por parte de un líder con graves y conocidos problemas en el interior de su partido. Al margen de que el Gobierno pueda reflexionar sobre la oportunidad de una comparecencia, Rubalcaba está obligado a dar marcha atrás para no situar al Congreso de los Diputados ante una circunstancia absurda. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555 Protagonistas Susana Díaz Consejera andaluza Manuel F. de Sousa Presidente de Pescanova Bonifacio de Santiago Exalcalde de Las Rozas La frase del día Alfonso Alonso Portavoz del PP en el Congreso Precio ABC 1,30 euros Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.632 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid Las Cortes no se convocan desde Soto del Real Todo queda atado, y bien atado, para que la candidata oficial del PSOE andaluz se haga con la victoria en la farsa de las primarias. Griñán, que nota el aliento de la juez Alaya, quiere asegurarse el apoyo de la Junta en un futuro próximo. Presumen de democracia interna quienes no la conocen Como no podía ser de otro modo, el Consejo de Pescanova admitió ayer por unanimidad la dimisión del presidente de la compañía, Manuel Fernández de Sousa. Las irregularidades en la gestión de la compañía han terminado por costarle el puesto; la credibilidad ya la perdió Con la oposición del resto de partidos, el entonces alcalde de Las Rozas aprobó la alegre cesión de terrenos para la construcción de la Ciudad del Fútbol. La Justicia obliga ahora a la localidad madrileña a regularizar una situación surgida al amparo de la opacidad municipal La comparecencia parlamentaria de Rajoy no ha tardado en convertirse en la nueva salmodia de la izquierda, apiñada en una operación de acoso y derribo que, de aquí para allá, tiene ahora su vértice en las cosas de Bárcenas. No se trata de abordar un asunto de Estado, sino de contribuir a una operación de desgaste diseñada en la cárcel y contra un Gobierno cuya gestión algunos, bien identificados, no terminan de aceptar. ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 12 Cartas 14 España 16 Internacional 26 Economía 30 Motor 36 Sociedad 37 Madrid 40 Agenda 46 Cartelera 48 Deportes 52 Veranos 59 Pasatiempos 73 El Tiempo 74 TV 75