Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 GENTESTILO VIERNES, 5 DE JULIO DE 2013 abc. es estilo ABC Bruce Springsteen Vino a El Retiro con un guardaelpaldas que era como King Kong, el cuadro fue cuando se le cayeron al agua las llaves de su Harley Arancha y Guti Él se quedó prendado de ella en cuanto la vio, quería conocerla en un lugar atestado de periodistas, pero le convencí para que no lo hiciera Maradona Beckham Maradona besó a David Beckham en la boca, le dijo que era demasiado guapo para jugar al fútbol. A Victoria no le sentó muy bien Carlos Moyá Le dije que invitase a Carolina a jugar al tenis y se dejara ganar. Él me pidió que los presentase, ella le encantó desde el primer momento Richy Castellanos Victoria se enfadó porque Maradona besó a Beckham El gran relaciones públicas escribe un libro con las mejores anécdotas de sus clientes ANA ASENSIO MADRID narse con Bruce Springsteen, quien en uno de sus viajes a Madrid se empeñó en ir a remar a El Retiro. Se presentó con un guardaespaldas que era una especie de King Kong. El cuadro fue impresionante cuando se le cayeron al agua las llaves de la Harley Davidson que llevaba explica Y es que, si una estrella aterriza en la capital, Richy tiene el plan perfecto para él. o sabe todo de ellos, pero lejos de ser una amenaza para su intimidad Richy Castellanos, uno de los relaciones públicas más reconocidos, ha decidido plasmar en el libro El hombre que susurraba a los famosos escrito por Eloy Arenas, un sinfín de anécdotas e historias curiosas que ha vivido junto a destacados personajes durante sus más de veinte años de trayectoria. Este singular profesional, más famoso que alguno de sus famosos, conoce a personalidades de todas las tribus: toreros, cantantes, políticos o actores, pero lo más importantes es que sabe bien cómo tratar a cada una de ellas. Tenacidad, profesionalidad y discreción son para Richy la clave para entender por qué todos confían en él. Siempre les he demostrado que soy de fiar y que solo trato de hacerles la vida más agradable, conmigo saben que pueden relajarse porque cuando estoy con ellos soy uno más explica sobre sus estelares relaciones. L Casamentero Si como relaciones públicas no tiene precio, como casamentero lo borda. Amigo personal de Carlos Moyá, no dudó en presentarle a Carolina Cerezuela cuando el tenista le confesó que le gustaba mucho. Le sugerí que la invitara a jugar un partido de tenis y que se dejara ganar Y a la vista está que el consejo funcionó. También ejerció de celestino con José María Gutiérrez, Guti y Arancha de Benito. El exmadridista, que se quedó prendado de ella en cuanto la vio, insistía en conocerla en un lugar atestado de periodistas, pero Richy, intuyendo el conflicto diplomático que podía causar, ya que ambos estaban saliendo con otras personas, le quitó la idea de la cabeza. Poco después volvieron a coincidir los tres en otro evento y, tras las presentaciones oportunas, la pareja inició su historia de amor. Pese a su buena mano, Castellanos tiene claro que lo suyo no es unir parejas: Yo solo me dedico a organizar eventos Una profesión que le ha dado muchas satisfacciones y con la que se ha ganado el reconocimiento incluso fuera de nuestras fronteras. Y es que, como dice Pedro Ruiz: No sé si habrá juicio final, pero si lo hay apostaría por que lo organizara Richy Castellanos Pues eso. Richy Castellanos posa en su casa rodeado de recuerdos ISABEL PERMUY Jugosas anécdotas Enamorado del fútbol vocación que se truncó tras sufrir una grave lesión jamás imaginó que se codearía con la élite del fútbol mundial. Cristiano Ronaldo, Raúl González Blanco, David Beckham o Diego Armando Maradona son solo algunos de los nombres que ocupan un lugar destacado en su agenda y también en las páginas del libro, donde protagonizan jugosas anécdotas. Beckham quería que le presentara a Maradona, pero él no estaba por la labor. Cuando finalmente accedió no se le ocurrió otra cosa que decirle que era demasiado guapo para jugar al fútbol y que lo único que podía hacer era darle un beso en la boca, y se lo dio comenta divertido, al tiempo que reconoce que el inglés se fue bastante enfadado y que Victoria jamás superó que Dios besara a su marido Su pasión por Camarón y Paco de Lucía no le cegó a la hora de relacio-