Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 5 DE JULIO DE 2013 abc. es AGENDA 89 NECROLÓGICAS JAVIER ARTIÑANO (1942- 2013) LAS AGUJAS DE LA FANTASÍA C Javier Artiñano nació en 1942 en San Pedro Montes de Oca, en San José de Costa Rica, y falleció el 4 de julio de 2013 en Madrid. Es uno de los más importantes figurinistas de teatro y cine en España. Ganador de un premio Max y seis premios Goya. ontar con Javier Artiñano para una película o una obra de teatro suponía garantizarse un vestuario imaginativo y de calidad. Artiñano, uno de los grandes figurinistas españoles de las últimas décadas, falleció ayer en Madrid, a los 71 años, víctima de un cáncer que le tenía apartado desde hace varios meses de la actividad profesional. Detrás deja más de ochenta vestuarios cinematográficos y teatrales, que le reportaron seis premios Goya y un Max, y el respeto y el cariño de todos sus compañeros de profesión. Javier Artiñano era un hombre discreto, al que le gustaba escuchar, y que buscaba siempre el segundo plano desde su media sonrisa y su bonhomía. Compañeros de profesión como Lorenzo Caprile o Pedro Moreno manifestaron a menudo su admiración y su respeto por el magisterio que ofreció siempre. Hijo de emigrantes españoles, Artiñano nació en 1942 en San Pedro Montes de Oca, en San José de Costa Rica. Siendo un niño, se trasladó a España, primero a Santander y posteriormente a Madrid. Aquí estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando y en la de Artes Decorativas. En este último centro se especializó en escenografía y figurinismo. En 1968, comenzó a colaborar con el grupo teatral Los Goliardos. En 1969 realizó su primer trabajo profesional: el vestuario de la obra La hora de la fantasía de Anna Bonacci, dirigida por José Luis Alonso y protagonizada por Irene Gutiérrez Caba. En cine sería Rafael Moreno Alba quien le daría la alternativa en la película Las melancólicas (1971) A partir de entonces comenzaría una carrera llena de éxitos tanto en el teatro como en el cine. En la escena, creó cientos de figurines para clásicos como La verdad sospechosa de Ruiz de Alarcón; El Alcalde de Zalamea de Calderón de la Barca; Don Juan de Molière, o La serrana de la Vera de Luis Vélez de Guevara, colaborando con directores de la talla de José Luis Alonso, Juan Carlos Pérez de la Fuente, Alfonso Zurro, Gustavo Pérez Puig, Sergi Belbel, Ernesto Caballero, o los ya fallecidos Manuel Collado, José Osuna, Jean Pierre Miquel y Fernando Fernán Gómez. Ganó el Max en el año 2002 por su trabajo en la obra de Jardiel Poncela Madre, el drama padre dirigida en el Centro Dramático Nacional por Sergi Belbel. También destacó su trabajo en el cine y la televisión, donde trabajó junto a directores como Mario Camus, Luis García Berlanga, Jaime Chávarri, Fernando Fernán Gómez, José Luis Cuerda, Imanol Uribe, Vicente Aranda o Daniel Monzón. Sus seis premios Goya los consiguió por las películas El bosque animado (1988) Esquilache (1990) El rey pasmado (1992) El maestro de esgrima (1993) Lázaro de Tormes (2001) y Juana la Loca (2002) En televisión vistió series tan populares como El pícaro Los gozos y las sombras Fortunata y Jacinta Proceso a Mariana Pineda Los jinetes del alba La Regenta y Don Juan Su afición y conocimiento por la Historia soy más aficionado a la historia que a la moda decía le hizo insuperable en el vestuario de las obras y películas de época, donde destacaba su buen gusto, así como la elegancia y la clase de sus diseños. Además de goyas y max, el festival de cine español de Málaga le distinguió con el premio Ricardo Franco a toda una trayectoria; ganó el premio Adrià Gual de la Asociación de Directores de Escena por Historia de una escalera de Buero Vallejo, y el Talento de la Academia de TV a su carrera. El festival de Almagro, cuya edición de este año arrancó ayer, le rindió homenaje el pasado año por sus cuarenta años de trayectoria. JULIO BRAVO JOSÉ RAMÓN ABAL (1920- 2013) EL ALCALDE MONCHO DE COTOBADE L José Ramón Abal Varela nació el 14 de octubre de 1920 en Ribadumia, Pontevedra, y ha muerto el 2 de julio de 2013 en Cotobade, localidad de la que fue alcalde entre 1979 y 2003. a Historia recuerda y recordará a los hombres que hicieron política no por su nombre, sino por sus buenas acciones. Pocos consiguen dejar huella y hacer historia, la mayoría transitan por ella, se dejan llevar por los acontecimientos y se conforman con hacer pequeñas aportaciones que el tiempo irá disipando. No fue el caso de MonchoAbal Varela, una figura política y humana irrepetible. Un hombre sencillo, generoso y muy próximo a todos. Que no necesitó conocer cuál era la diferencia entre una Ley Orgánica y una Ley Ordinaria para ser considerado uno de los alcaldes referentes en Galicia, siendo Diputado Provincial durante más de 6 años. El primer mitin del que tengo constancia fue en las elecciones municipales del 95, las primeras en las que mi padre no formó parte de su candidatura tras 16 años. Estaba lleno hasta la bandera y nos ilusionaba a todos con sus palabras. También recuerdo su presencia en todos los festivales del Colegio de Tenorio, saludándonos con especial cariño a los más pequeños. Doy por hecho que todo lo que pudo hacer lo hizo, siempre. Pudo tener algún error, pero cualquiera, cuando toma decisiones, tiene la posibilidad de cometerlos. Mas lo que siempre le movió fue el amor por conquistar proyectos que nos colocasen en el mapa. Con él muere el político clave de nuestra transición, además de uno de los hombres que más y mejor hicieron por el progreso de nuestra tierra. Siento una profunda tristeza por la grandeza que representó y por la gran empresa que sacó adelante como embajador de Cotobade Consiguió incluso en su último mandato la construcción de un centro médico en Tenorio, el Puente de S. Xurxo a Fentáns o un convenio millonario del Ministerio de Obras Públicas para la mejora de accesos en la N- 541. Es muy importante la huella que deja en la memoria de todos. JORGE CUBELA ALCALDE DE COTOBADE