Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 5 DE JULIO DE 2013 abc. es cultura CULTURA 73 Domingo 23 Concurso público Abajo, el anuncio en prensa local de la convocatoria de la plaza de director general. Bildu pretende tapar el dedazo a Nogeras, cerrado incluso antes de que renunciara la hasta ahora directora. La diáspora del patrimonio artístico en el País Vasco La última obra en salir, un Cristo en la Cruz de El Greco, vendido el miércoles en Londres NATIVIDAD PULIDO MADRID Fundación Elhuyar, más de un centenar. En él daba cuenta de que en la última semana le habían propuesto para que asuma la dirección de Donostia 2016 un tren que no podía dejar escapar. Nogeras, en un alarde de imprudencia, explicaba a su actual equipo que los procedimientos para su nueva designación están en marcha que estos días tomarán la decisión los responsables de la Fundación y que para embarcarse a su nueva tarea pedirá una excedencia de tres años de agosto de 2013 a 2016 Horas más tarde se precipitaba la renuncia de Salaberria y el alcalde, compungido anunciaba la apertura de un concurso público. Los requisitos de la convocatoria de la plaza, gestionada por LKS, se ajustan a la perfección al perfil de Linkedin de Nogeras: licenciada (Filología Vasca) y con conocimientos de inglés, francés y euskera. No corren buenos tiempos para nadie, pero últimamente se están cebando con el patrimonio artístico del País Vasco. El cierre de Chillida- Leku abrió la caja de los truenos. Después llegó otro jarro de agua fría para la sociedad vasca: 45 obras de la colección del grupo Urvasco salían a subasta en la sala Christie s de Londres. La colección, que había sido presentada en el Guggenheim de Bilbao en 2006, estaba cedida al Museo de Bellas Artes de la capital vizcaína. Pero la deuda de la empresa propietaria de las obras con la Diputación de Guipúzcoa forzó su venta. Entre las piezas que salieron de España, Buscando la Luz IV una inmensa escultura de Chillida, que finalmente se vendió por 4,8 millones de euros. También se vieron forzadas al exilio dos esculturas de Richard Serra, que el propio escultor compró y retiró de los jardines del Bellas Artes de Bilbao: New Union y Momentum La última obra en abandonar, por el momento, el País Vasco ha sido Cristo en la Cruz de El Greco, subastada el miércoles en Sotheby s de Londres y rematada en 3.442.500 libras (unos 4 millones de euros) Este impresionante óleo sobre lienzo (177 por 105 centímetros) fue adquirido por otro pintor español, Ignacio Zuloaga, a comienzos del siglo XX. Lo tuvo en su residencia de París y se lo trajo consigo cuando regresó a España en 1914. No hay duda de que sentía un gran cariño por este lienzo. En 1921 el cuadro se traladó al Museo Zuloaga de Zumaia un espacio cultural privado, creado por el pintor vasco para trabajar y exponer las obras coleccionadas personalmente a lo largo de su vida donde estuvo colgado hasta hace poco, según consta en la documentación de la casa de subastas. La obra Arriba, Buscando la Luz IV de Chillida; a la izda, Cristo en la Cruz de El Greco; abajo, New Union de Richard Serra FOTOS: M. BARTOLOMÉ, CHRISTIE S, SOTHEBY S era propiedad de unos de los herederos de Zuloaga. ABC se puso en contacto ayer con el Museo Zuloaga de Zumaia, que dirige Rafael Zuloaga, nieto del artista, para conocer los motivos por los que el cuadro salió a subasta. Desde el centro tan solo comentaron que esta obra hacía tiempo que no estaba en el museo y que era propiedad de otros descendientes del pintor. Sean cuales sean los motivos, tenemos un Greco menos en España. Una mala noticia a las puertas del IV centenario de su muerte, que se celebrará en 2014.