Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL Golpe militar en Egipto Futuro de los islamistas VIERNES, 5 DE JULIO DE 2013 abc. es internacional ABC Fracasa la vía democrática del islamismo ensayada por la Hermandad Se teme que crezca el yihadismo tras la expulsión de los Hermanos Musulmanes P. ROSAS EL CAIRO mo es la postura del mundo libre que está incitando al país al caos y empujando a algunos grupos, que no a los Hermanos Musulmanes, a volver a la idea del cambio por la fuerza dijo ayer Mohamed el Beltagy, miembro de la ejecutiva de la Cofradía. La amenaza de Al Qaida Las advertencias también llegaban desde los sectores más radicales. Antes de que Mursi fuera derrocado, Mohamed, el hermano de Ayman al Zawahiri, líder de Al Qaida, ya había amenazado con la lucha armada si el Ejército seguía delante con su ultimátum. No tenemos nada que perder dijo. Las reacciones tras el paso dado por los militares también demuestran las brechas abiertas en el islam político, un grupo que nunca fue monolítico. Quizás la más significativa sea la del partido salafista Al Nur, cuyos dirigentes acompañaron al general Abdel Fatah al Sisi en su alocución televisiva anunciando la nueva hoja de ruta para el país. Hacía tiempo que Al Nur y la Dawa Salafiya, la corriente ideológica de la que surge este partido, el segundo más votado en las elecciones legislativas, se sentían frustrados y decepcionados con Mursi y su política de exclusión. Ambos grupos comparten el mismo fondo, y la cofradía acabó por percibir a Al Nur como un competidor, por lo que decidió marginarlo sostiene Abdel Gawad. El grupo, que se declara ahora pacifista sin ambigüedades, ya había mostrado su preocupación por el perjuicio que las políticas de Mursi estaban causando al mo- Cuando en 2011 los Hermanos Musulmanes consiguieron hacerse con el 37,2 de los votos en las primeras elecciones legislativas democráticas de Egipto, las urnas rebatieron los argumentos del yihadismo de que las únicas herramientas para desarrollar el proyecto islamista eran las armas. Durante décadas, células terroristas impusieron su imperio del miedo con la intención de islamizar el país. Los Hermanos Musulmanes, sin embargo, dieron con la clave: trabajo de campo en los pueblos, cercanía con los ciudadanos, atender sus necesidades y recolectar luego en las urnas. Tras años de trabajo, cuando la cofradía salió de la semiclandestinidad y llegó a los comicios, el país ya estaba islamizado. El golpe en la mesa dado por los militares egipcios, que ha apartado bruscamente del poder ganado en las urnas a la principal corriente islamista del país, da nuevas razones a los yihadistas para desconfiar de la vía democrática. No sólo los grupos yihadistas, sino que otros movimientos podrían radicalizarse al sentirse decepcionados asegura Gamal Abdel Gawad, director del Centro de Estudios Políticos y Estratégicos Al Ahram, quien prevé que Egipto podría volver a experimentar atentados terroristas. Los Hermanos Musulmanes han llamado a la calma, y el expresidente Mursi exhortó a sus seguidores a oponerse al golpe por la vía pacífica. Sin embargo, no son pocos los que auguran que la nueva situación puede llevar a la violencia. El problema ahora mis- vimiento islamista. Vital para el desenlace de este complicado giro de los acontecimientos será la inclusión o no de la cofradía islamista en el nuevo proceso político. Va a ser muy difícil hablar de democracia si los Hermanos Musulmanes son excluidos, además de que podría acrecentarse el peligro de que Egipto vuelva a la época de los atentados terroristas y la violencia sostiene el analista Abdel Gawad, que también es profesor en la Universidad Americana de El Cairo. El éxito de esta nueva transición se medirá por el ni- vel de inclusión política que tengan los acuerdos negociados entre el Ejército y la hasta ahora oposición. Es fundamental que los nuevos gobernantes inicien cuanto antes el proceso de reconciliación nacional asegura el politólogo, por lo que las medidas extremas que se han conocido hoy, como el arresto de la cúpula de los Hermanos Musulmanes, previsiblemente para evitar una mayor agitación por parte de la cofradía en un momento tan sensible deben reducirse al mínimo y por el menor espacio de tiempo posible. Divididos Los salafistas, pese a su fundamentalismo, se han alineado con los militares frente a la Hermandad Miembros de los Hermanos Musulmanes se enfrentan ayer con la Policía ISRAEL TURQUÍA ESTADOS UNIDOS Mutismo oficial y preocupación ABC JERUSALÉN El único país que condena el golpe ABC ANKARA Obama insta a devolver el poder cuanto antes a un gobierno civil E. J. B. WASHINGTON El gobierno israelí mantiene un mutismo absoluto sobre el golpe militar en Egipto. No tenemos ningún comentario o comunicado oficial sobre la cuestión declaró un portavoz del ejecutivo presidido por Netanyahu. No obstante, sí ha trascendido la preocupación ante la posibilidad de que se inflitren yihadistas en el país aprovechando el caos. Turquía se quedó sola ayer en la condena del derrocamiento del presidente Mursi frente a las felicitaciones de lo países árabes. Los gobiernos elegidos democráticamente solo pueden ser apartados por la voluntad popular declaró el ministro de Exteriores, Ahmed Davutoglu. Erdogan ha suspendido sus vacaciones y convocado una reunión urgente para hoy. El presidente de EE. UU. ha instado a las Fuerzas Armadas de Egipto a devolver la autoridad a un gobierno civil lo antes posible al tiempo que ha ordenado revisar la ayuda estadounidense a este país árabe. Obama ha expresado también su honda preocupación por la suspención de la Cons- titución y la expulsión de la Presidencia de Mursi, y solicita que no se le mantenga detenido de manera arbitraria En última instancia, Washington considera que el futuro de Egipto debe decidirlo el pueblo egipcio. Las voces de los que protestan en la plaza Tahrir pacíficamente deben ser escuchadas; las que apoyan a Mursi y las que lo critican dijo Obama.